Director: Javi Calvo y Javi Ambrossi
Género: Musical

No recuerdo la última vez que fui dos veces al cine a ver la misma película. Probablemente fuese a ver ‘Harry Potter y la piedra filosofal’, y mis once años y yo estábamos tan emocionados por ver en la gran pantalla a esos niños que tenían mi edad y que protagonizaban mi saga favorita, que seguramente di la turra en casa, junté mis dos últimas pagas semanales y volví al cine. Hace unos días, con mi entrada de ‘La llamada’ en la mano y haciendo cola en la puerta de la sala, sabía que iba a repetir esta semana.

‘La llamada’ habla de enfrentarse a los cambios, de amistad, de lealtad, de descubrimientos personales, de ser valiente, de apoyarse y de entenderse

La historia no me era nueva: vi la obra tres veces en el Teatro Lara de Madrid, cada vez con unas actrices distintas, pero en todas con la misma sensación de estar viendo algo flipante. O mejor dicho, con la sensación de tener la suerte de estar viendo algo flipante, porque al igual que me parece una suerte maravillosa haber crecido a la vez que Harry, Ron y Hermione, me lo parece haber podido ver crecer la historia creada por Javi Calvo y Javi Ambrossi. Desde aquella representación en 2013, con poquísimo atrezzo y Macarena García aún con el Goya por ‘Blancanieves’ en la mano hasta el estreno en una sala abarrotada después de haber sido presentada en el Festival de San Sebastián, ‘La llamada’ no ha hecho otra cosa que ganar fans a puñados con cada pasito que daba.

La película recoge lo bueno de la obra que, sin ningún interés en ser objetiva, era todo, y le suma los elementos perfectos y en la justa medida para distanciarse de ella. En cada fotograma se respira la pasión de los Javis, y en cada interpretación de las cuatro actrices (Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta y Gracia Olayo) la felicidad de poder estar representando en el cine el proyecto de sus vidas. ‘La llamada’ habla de enfrentarse a los cambios, de amistad, de lealtad, de descubrimientos personales, de ser valiente, de apoyarse y de entenderse, y hace que salgas del teatro o del cine queriendo ser mejor persona. Todos los valores que quieren transmitir los Javis me recuerda a los que quiso transmitir J.K.Rowling, y por eso ambas historias cuentan con una legión de fans que se identifican con ellas, las defienden y las consideran parte de sus vidas. Yo, por mi parte, potterhead y llamader hasta que me muera.

Alba Cordero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.