Grupo: Aviador Dro + Antiguo Régimen + Tvnnel
Sala: Play Club

Nada más llegar a los aledaños de la sala Play Club pudimos observar de manera inmediata la expectación que rodeaba al concierto de Aviador Dro en nuestra ciudad, cuya última visita fue en el año 2008. Si no colgaron el cartel de “entradas agotadas” poco les faltó, a tenor del público que se congregó en el novedoso (al menos para actuaciones en directo) espacio. Para la ocasión, contaron con otros dos invitados locales que compartían cartel con los obreros especializados Tvnnel y Antiguo Régimen.

Comenzó Tvnnel, el proyecto de Tono I. con un techno ochentero de sonidos deudores del EBM y el synth pop de grupos como Depeche Mode o Psyche, con voces oscuras y bases contundentes. Temas como “El vacío” dejaron buen sabor de boca entre el público, manteniendo el interés en la evolución de Tono, acompañado solamente por un Roland Gaia y el sintetizador Minibrute.

Acto seguido el post punk de Antiguo Régimen hizo mover al respetable bailando en pogos a medida que se sucedían los temas, con algún ligero problema de acoples que no empañó su actuación. Se refleja en su música el sonido de unos The Cure de la etapa siniestra o unos primerizos New Order, con un bajo potente apoyado en teclados envolventes y un ritmo bailable. Canciones como “Antiguo Régimen” o “La formación de la sombra” son buena muestra de ello. Un grupo que, para sorpresa nuestra, ya tiene sus fieles seguidores, que cantaban a viva voz las canciones y del que pronto se publicará su primer álbum. Por el momento, cuentan con un recomendable single editado.

Sobre la medianoche hicieron su aparición el Aviador Dro y sus “Obreros Especializados”, con el incombustible Biovac N (Servando Carballar, líder y creador del grupo) al frente. Para comenzar eligieron “La arenga de los sindicatos futuristas” con CTA 102 vestido con traje de chaqueta lanzando sus proclamas, dedicando el concierto al recientemente fallecido Germán Coppini. A renglón seguido dedicaron el tema “Rosemary” a las dos alcaldesas más queridas (en tono irónico, claro) de Madrid y de Valencia. Biovac recordó que ya hace más de treinta años que están al pie del cañón, y el concierto se mantuvo solo a base de grandes temas de sus comienzos, como realizaron en el I Simposium Tecno en 1981. Canciones de aquella época que no suelen tocar habitualmente con unos remozados arreglos pero que conservan su esencia original, fácilmente reconocibles. Nos hicieron saber que poseen “Telepatía”, que ahora más que nunca “La televisión es nutritiva” o que no ven la forma de salir de este “Vortex”.

Junto a Biovac su inseparable Arcoiris a los teclados. Completaron la tripulación Genocider F-15 y ATAT que nos transportaron a un vano temporal en el que sonó el “Selector de frecuencias” y “Programa en espiral”, con citas a la sala como “hemos ido a bailar a la sintoteca Play” o “hemos recorrido toda Valencia en el nuevo aerocoche de la corporación“. Por supuesto que rescataron el “Nuclear sí” o “Néstor el cyborg”, además de declararnos su “Amor industrial”, y lanzar alaridos de terror con ayuda del público en “Godzilla”, antes de finiquitar con “El último asalto a la Bastilla”.

En fin, que el Aviador Dro realizaron un ejercicio de nostalgia bien entendida y con mucho futuro por delante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.