Grupo: Biznaga + Retraseres
Sala: Magazine Club

Probablemente no haya una mejor combinación de bandas para incitar al pogo un viernes por la noche en el legendario Magazine Club. Biznaga, una de las bandas de garage punk del momento en España, visitaba Valencia y lo hacía de la mano de un trío que, en el sentido literal de la expresión, tocaba en casa. Hablamos de Retraseres.

Se acercaban las 20:00, y el público estaba ya a la espera de la apertura de puertas. Eso sí, como en todo buen concierto, no daría el pistoletazo de salida el primero de los dos grupos hasta las 21:10. Retraseres, que en esta ocasión habían ensayado, aseguraba Jussi (ya que: “Están los Biznaga, tío”), iniciaron el desmadre.

La banda valenciana comenzó con todo un himno como es “Yoga Vs. Droga”, y continuó con otros de sus bien conocidos temas como “Ébola” o “Ahora Te lo Miro” de Grandes Éxitos, Vol.3 y “Tofu” o “Sida” del nuevo disco Músicas Para Hacer El Amor. Como es obvio, el espectáculo tenía que acabar como empezó, por todo lo alto, de lo que se encargaron con “Cucas” y “Síndrome de Touret”.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Para el plato fuerte de la noche, la sala presentaba el apelotonamiento de cuerpos habitual en los conciertos de sudoroso punk. Los madrileños Biznaga incitaron al pogo -y lo consiguieron- desde el primer momento, y desempolvaron su álbum debut, Centro Dramático Nacional, interpretando entre gritos y leves sacudidas canciones como “Cul de Sac” o “Fiebre”. En este último tema, cuya letra provoca picores pescueceros, se abrió la veda de los dulces empujones y un aroma de sobaco de cabra se apoderó del recinto.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Las canciones del recientemente publicado segundo álbum de Biznaga, Sentido del Espectáculo, hablan, a grandes rasgos, de los vicios de la sociedad, de lo que conlleva doblar el lomo y no ser recompensado y del vacío en la vida de los jóvenes. Todo ello, situado en una atmósfera urbana muy reconocible. De ahí que Álvaro, el vocalista, explicara antes de tocar los primeros acordes de “Una Ciudad Cualquiera” que la canción iba sobre Madrid pero podía aplicarse perfectamente a Valencia. La ración de animalismo concluyó en el punto álgido de la noche, y la gente enloqueció viendo a la banda interpretar “Mediocridad y Confort”, uno de los singles del disco. Una vez finalizado el show, no desvelaremos qué cronista de esta web despidió -siempre con una sonrisa- al cuarteto al grito de “¡mesetarios!” por no alargar un par de temas más la actuación.

RETRASERES

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

BIZNAGA

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Foto: Sergio F. Fernández.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.