Grupo: Bored Nothing + Polyester
Sala: Loco Club

Es de agradecer que la sala Loco Club ofrezca conciertos gratuitos entre los suscriptores de su newsletter, algo que siempre se hace notar en el bolsillo de los consumidores de música. A su vez, los seguidores del local devolvieron esta confianza ofreciendo una buena entrada para el concierto, a pesar de tratarse de un grupo semi-desconocido por estos lares como es el caso de Bored Nothing. A pesar de su nombre, no aburrieron al personal sino que ofrecieron un concierto a caballo entre el dreampop y las melodías años noventa típicas del movimiento grunge, con bandas como My Bloody Valentine o The Lemonheads en mente.

Para comenzar, el dúo Polyester formado por Ramiro y Rafa, solamente con bajo y batería respectivamente, ofrecieron una propuesta que no dejó indiferente al público. Con la base rítmica puesta en el funk y el jazz, ofrecieron temas que parecían improvisaciones de ritmos sincopados, con un excelente trabajo de ambos músicos para atraer la atención de los allí presentes que aplaudieron su actuación en cada tema.

Por lo que respecta a Bored Nothing, el quinteto comandado por Fergus Miller procedente de Melbourne, se acercó hasta nuestra ciudad inmerso en una gira europea en la que durante los meses de septiembre y octubre visitarán Francia, Holanda, Alemania, Italia, Francia e Inglaterra, pasando por España. Con su primer trabajo de título homónimo como hilo conductor de la velada, fueron desgranando los temas del álbum apareciendo Fergus en primer lugar en el escenario, interpretando un tema en solitario. A partir de la segunda canción, “Echo Room”, se incorporó el resto de la banda, guitarra, bajo, y dos chicas a la batería y teclados, esta última la novia de Fergus, atacando “Shit For Brains”. Fergus dedicó el siguiente tema a su chica, “Where Would I Begin”, que formará parte de su segundo disco de próxima aparición. Desde 2010 han ido publicando singles y EP´s, de los que no interpretaron ninguna canción, pero el primer disco apareció en 2012. Comentó que les encantaba estar en Valencia, haciendo un amago de canción improvisada en la que nombró “Valencia” para agradecer la presencia del público.

A pesar de que el repertorio oscila entre los medios tiempos con guitarras distorsionadas propias del shoegaze o el dreampop, los temas enérgicos son bien recibidos para descargar un poco de adrenalina y poseen unas cuantas canciones que son pildorazos pop. En directo suenan de manera contundente con evidentes influencias pero en las que destaca el toque personal, incluso en canciones como “Bliss” con su carga de melancolía, a la que unieron con “Let Down” y los coros de la teclista dando la réplica a Fergus, haciendo que el público acompañara con palmas, de lo mejor de la noche.

Para el tramo final dejaron “Ice-Cream Dream” despidiéndose con la emocionante “Popcorn” y su estribillo en el que Fergus repite “This is the last jar”, un gran broche para cerrar la velada.

@SlippyDj

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.