Grupo: Corazones Eléctricos + Badlands
Sala: 16 Toneladas

El pasado sábado la escena rock de la ciudad de Valencia se congregó en la sala 16 Toneladas con motivo de la fiesta de presentación de la quinta edición de Montgorock Festival. Un festival que se está posicionando entre las citas festivaleras de la Comunidad Valenciana apostando por un estilo marcado de rock más clásico y que cuenta con algunas de las mejores bandas del género del país.

Una propuesta que se adelanta a todos los festivales veraniegos teniendo lugar en el mes de mayo en la localidad de Xàbia. Entre los nombres que conforman su cartel están grupos de larga trayectoria como  Mclan, Leiva y La Fuga, grupos que comienzan a posicionarse en primera línea como Aurora and The Betrayers y Los Zigarros, y bandas con gran proyección como son los grupos elegidos para presentarlo.

Badlands saltaron a escena para desgranar “Handmade peaces”, su último trabajo, donde las canciones beben al igual que sus predecesores del folk americano y las raíces del blues y del soul. Un estilo muy poco frecuentado por la geografía española y que los valencianos adoptan con total naturalidad y frescura.

Foto: Rock And Live Valencia.

Foto: Rock And Live Valencia.

Llevan dos años trabajando duro y esto se nota en el directo. En muy poco tiempo han publicado tres discos de corta duración, han terminado de sacar su primer disco y han estado girando por festivales y salas de toda la península. Todo este bagaje les permite tener actuaciones como la de anoche, sin fisuras, con un sonido nítido y con unas armonías vocales trabajadas muy difíciles de conseguir. Con el tiempo seguro que rectifican vacíos entre canciones que permitan que su concierto mantenga el ritmo en todo momento.

No siempre los grupos pueden contar con hasta cuatro buenas voces que complementen la de su cantante. También es destacable el equilibrio que han encontrado entre todos los roles del grupo dando homogeneidad al conjunto solamente quebrantado en ciertos momentos.  Canciones de su último trabajo se entremezclaban con canciones ya clásicas en su repertorio pertenecientes a sus tres trabajos anteriores “Howl” (2016), “Relentless” (2015) y “Prodigy” (2015).

El siguiente grupo encargado de mantener el ritmo fueron los también valencianos Corazones Eléctricos. Esta actuación conllevaba una atención especial. Era la presentación del nuevo proyecto de Pau Monteagudo, conocido en la escena underground por ser cantante de la también banda valenciana, Uzzhuaïa, acompañado de dos experimentados músicos como son Kako Navarro y Víctor Traves.

Foto: Rock And Live Valencia.

Foto: Rock And Live Valencia.

Recientemente se había publicado el lanzamiento de su primer disco por lo que la gente no había podido escuchar y conocer las canciones. De este modo teníamos a un público expectante que escuchaba y veía la banda por primera vez. Pudimos ver una buena actuación de una banda que a pesar de la veteranía de cada uno de ellos, mostraba en ciertos momentos, los nervios de ese primer concierto dando a conocer las nuevas canciones.

Dentro del repertorio pudimos ver estilos muy diversos dentro de la amplia gama del rock. Temas más rockeros como “Camino al Sur” y “¿Quién salvará el rock and roll?”, otras más hard como “Cama de Faquir”, otras de corte más festivo como “Fuera de sí” y “Rockawilly”, otras de corte más alternativo que en cierto modo resultaba inevitable que recordaran la vertiente más alternativa de su anterior banda. Una amalgama de estilos con un filtro común llamado Corazones Eléctricos.

La actuación fue muy potente y  destacaría momentos instrumentales donde bajo, guitarra y batería se fusionaban liberando al cantante de su tarea vocal. En la labor de cantar y llevar las riendas de única guitarra estuvo notable en todo momento, aunque desde el punto de vista compositivo esto tenga sus limitaciones. Y la labor de sus dos acompañantes fue impecable, con una base rítmica aplastante. También destacable el guiño a la versión de Queens of the Stone Age y la colaboración de David Lozano a la guitarra en el homenaje a Bowie.

Lo que quedó claro anoche en una sala 16 Toneladas a rebosar es que este trío promete mucho. En este primer disco ya cuenta con unas cuantas canciones redondas que con el tiempo podrían convertirse en himnos generacionales del rock and roll patrio.

Larga vida al Rock’n’roll, al Montgorock y a las bandas valencianas que tocaron anoche.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.