Grupo: Elefantes
Sala: LA3

La sala La3, fue testigo de las ganas que el público valenciano tenía de ver de nuevo a esta banda de grandes marsupiales, al completo y en directo. Retirados de los escenarios desde 2006, este ha sido el año en que han tenido algo nuevo que decir, y lo que les ha llevado a componer su nuevo trabajo, El rinoceronte (2014), álbum compuesto por 11 pistas.

La noche del sábado pudimos disfrutar de algunas de ellas en el concierto. “Aún más grande” el tema con que se abre el disco, dejó claro la aceptación de éste por parte de la audiencia, que escuchaba con emoción y acompañaba al cantante, sobre todo en los estribillos. No fue la única con la que se vivió este beneplácito, con “Descargas eléctricas”, la sala se vino arriba, lógico al tratarse de un tema más alegre y bailable.

Nominado a un Grammy Latino como mejor disco de Pop/Rock, El rinoceronte deja claro, que a pesar de los años pasados, la esencia de Elefantes sigue muy viva. Claro está que Shuarma sigue siendo el compositor de las canciones, pero cómo él mismo dice, las canciones no suenan igual cuando las tocan juntos, y es que la química del grupo, hace que suenen distinto.

Ocho son los trabajos editados que cargan sobre sus espaldas, pero indudablemente, y sin desmerecer el sonido digital, Elefantes, son un grupo de directo. Suenan mejor, transmiten mucho más y tienen mucha más fuerza. Músicos de largo recorrido y de gran calidad, como son Jordi Ramiro (batería), Hugo Cascán (bajo), Hugo Toscano (guitarra), y el propio Shuarma (guitarra), acompañan una voz, que hace enmudecer.

De la mano de los cuatro revivimos tiempos pasados con canciones como “Me llega información”, “Al olvido”, “Que yo no lo sabía”, “Se me escapa el tiempo”, y un largo etcétera de temazos que añorábamos escuchar en este formato.

Muy bonito, fue el momento en el que llegó “Nubes blancas”, y Shuarma explicando el significado de la letra de esta pieza, la dedicó a un compañero técnico que ya no está.

Y cómo plato fuerte, después de un breve descanso, era el turno de “Piedad” y de “Azul” (magnífica esta última), que dejaron a todo el personal con un subidón impresionante y con ganas de más. Sigue la gira, y seguro que pronto, vuelven a pasar por esta ciudad, donde se les estima tanto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.