Grupo: EVM Festival
Sala: Spook

Primera edición del Electronic Valencia Music, organizado por Dress For Excess que siempre tiene buen criterio eligiendo a los protagonistas de sus conciertos, en este caso a Front 242, Interfront y We Are Not Brothers.

La sala Spook acogió a buena parte de los supervivientes de la denostada “ruta destroy”, aparte de algunos jóvenes que asistieron por el reclamo de un buen cartel que rozó el aforo completo. Un pequeño tirón de orejas a la organización, y es que entre los conciertos no sonaba música en la sala, podía haber algún dj que continuidad consecuente con la entretenga al público.

En primer lugar, We Are Not Brothers, desde Alcoy, fueron los que abrieron fuego con un directo en formato reducido, puesto que en 45 minutos interpretaron temas de su álbum Autodestrucció. Vista la buena acogida de sus temas, parece que los presentes disfrutaron de las canciones del dúo formado por Fran y Demián, que fueron en línea ascendente, enlazando cortes como “Lost Town 4.0”, “Plou merda” o el que titula el disco, hasta ir aumentando los bpm, y finalizar de manera explosiva con “No escoltes la TV, tampoc mires la radio”. Además, presentaron un par de temas que dejaron buenas sensaciones para un futuro trabajo.

Seguidamente fueron los valencianos Interfront, con Julio “Nexus” al frente, quienes ocuparon su puesto en el escenario. Reaparecían tras su disolución a principios de los 90 y actaban por primera vez en directo -ya que en la época era un grupo de los llamados “de laboratorio”, trabajando solo en estudio-. La puesta en escena es demasiado fria, robótica, puesto que parecen unos clones de Kraftwerk, impasibles tras sus laptops, aunque el sonido que se escucha te incita a bailar con éxitos como “Strange”, “Destination”, el claro homenaje a los cuatro de Dusseldorf que es “The Screen” o el popular “No puede ser (Es imposible)”. Como digo, un tanto impasibles, pero salieron de nuevo para hacer un bis y dejar paso (tras una larga espera en la que el público se impacientó) a los belgas Front 242.

Los reyes de la EBM ya se muestran un tanto envejecidos pero en buen estado de forma, a juzgar por los bailes de Richard 23 y Jean Luc de Meyer. Tras ellos, a los teclados y programaciones, Patrick Codenys y un baterista que parecía formar parte del decorado, puesto que el sonido de su batería quedaba sepultado bajo los ritmos programados.

Comenzaron con “Happiness” y una espectacular intro, para después ir desgranado los temas de este “Vintage Tour” compuesto por sus grandes éxitos, desde sus primeros temas a los más recientes. Y el público que abarrotaba la sala disfrutó con “Tragedy For You”, “Religion”, el aclamado “Welcome To Paradise” y todo el mundo coreando el “Hey poor, you don´t have to be poor anymore! Jesus is here!”, los teclados planeadores de “Take One”, la fuerza de “Commando” o “Quiet Unusual”, “Rhythm of time” o el broche perfecto para su actuación, “Headhunter” con la sala volcada en ellos; aunque en ésta última parte del concierto hubieron algunos acoples molestos.

Tras despedirse y ante la insistencia del público, regresan para finalizar esta vez con “Rain” y la anfetamínica “Body To Body”.

Se hizo corto pero duró cerca de noventa minutos el directo de Front 242, y algo en lo que se puede mejorar es en el volumen; no estoy hablando de romper tímpanos, pero un poco más se hubiera agradecido. De todas formas, nos quedamos con el regreso de estas bandas de los 80 que siguen vivas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.