Grupo: Red Buffalo + Carles Chiner + Maiora Tibi
Sala: El Loco Club

La sexta edición del Exiliados Festival llegó a Valencia el pasado sábado, con las actuaciones de Carles Chiner, Maiora Tibi y una banda que destaca sobremanera en el panorama musical valenciano, Red Buffalo, que ejercieron como cabeza de cartel. Exiliados Festival nace del foro del mismo nombre, en el que sus usuarios, tras el cierre del foro del FIB, se reunieron en esta nueva comunidad para continuar una pasión que une a todos sus componentes: la música. Sus integrantes provienen de distintas partes del país y con este tipo de iniciativas buscan disfrutar por unas horas de su afición. Un festival que ha pasado por Hellín (en tres ocasiones), Barcelona y Madrid y que contaron en las pasadas ediciones con actuaciones de grupos como Supernova, Twelve Dolls, Farmerbirdie, Putilátex o Pendeltons.

El Loco Club fue el escenario de la presente edición, que comenzó con la actuación en acústico de Carles Chiner, practicante de un folk de autor con reminiscencias de Jeff Bucley o Elliot Smith. A pesar de la veintena de personas reunidas en un principio, los presentes escucharon con atención el trabajo que realizó Chiner desde el escenario, guardando un respetuoso silencio para degustar sus temas cantados en valenciano y castellano. Con dos demos a su espalda Carles Chiner fue desgranando temas de Ray y Focs al cel, como “Bona nit, Valencia” o “Rojofiebre”, además de interpretar nuevas canciones que formarán parte de su primer larga duración, girando en torno a la ciudad como “Al voltant d´un riu sec”. Como aperitivo no estuvo nada mal.

A continuación subieron a escena Maiora Tibi, cuarteto de Toledo con un sonido potente en una onda años 90, contundentes y eficaces a pesar de un inicio titubeante que poco a poco fue tomando forma. Con un vocalista hiperactivo, superaron los nervios hasta que ensamblaron el sonido, del cual el guitarrista destacaba por encima de la media con espirales atmosféricas. Canciones pegadizas tienen, como “Flight Of The Winds”, y estrenaron un puñado más ya que llevaban preparando el concierto desde hacía un mes. “Chem trace” o “Gods Slayer” son algunos de los nuevos temas, finalizando su actuación con una bailable “Falcata”.

El plato fuerte de la noche lo sirvieron Red Buffalo, banda valenciana que a pesar de su juventud son una de las sorpresas agradables que de tanto en cuanto nos depara esta ciudad. No descubren nada nuevo, rock de raíces americanas, pero ponen empeño y actitud sobre el escenario, donde dan lo que el público demanda: electricidad. Sin duda han ido sumando seguidores en cada actuación, hasta protagonizar esta velada como cabeza de cartel con una entrada más que aceptable a la hora de su bolo. Con su disco Sounds Of Nature como referencia, interpretaron todos sus temas, además de otros que se han añadido a su repertorio hasta obtener material para más de una hora de concierto. Desde el inicio con “Rancho” apretaron el acelerador, solo interrumpido por los temas folkies como “Meadow” o “Birds” que nos dan un respiro ante tamaña avalancha, teniendo en “Southern Girl” uno de sus temas emblemáticos. Con “Sunset” llega el momento en que su vocalista aporrea un tambor con las baquetas para finalmente lanzarlas al público, cerrando con “Smoke Ring” y vuelta al escenario para el último bis que en esta ocasión fue con el “Hotel Yorba” de The White Stripes, agradeciendo que el Exiliados Festival se hubiera fijado en ellos. Sin duda lo merecen.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.