Grupo: Festival Internacional de Benicàssim (The Weeknd, The Jesus & Mary Chain, Kaleo, Ride, Stormzy...)
Sala: Benicàssim (Castellón)

Como cada año, la segunda semana de julio viene marcada en rojo en el calendario por la reunión, en el Festival Internacional de Benicàssim, de muchos británicos y unos pocos españoles. En esta edición, claro está, la tónica habitual no ha variado, y todo aquel que realice una primera aproximación al recinto enseguida se sentirá abrumado por torsos carmesíes, rostros decorados con un gusto cuestionable y outfits que en ninguno de los casos harían las delicias de los influencers que se congregan, yo qué se, en el Primavera Sound. Pero de sobra es sabido que la atmósfera del FIB es especial y única.

Se trata de una de las ediciones más masificadas y comerciales que se recuerdan; como se esperaba, nombres como Red Hot Chili Peppers, Kasabian o The Weeknd han atraído a la masa y el festival rozará el lleno (e incluso lo conseguirá) en las cuatro jornadas. La primera de ellas, la del jueves 13, tuvo como plato fuerte la actuación del cantante y compositor canadiense, que definitivamente ha escalado hasta la cima con su Starboy, pero antes de ese concierto que arrancó a la medianoche, pudimos disfrutar de unas cuantas propuestas variopintas y reseñables. Entre ellas no están, por desgracia, Sunflower Bean, Gener, Belako o Twin Peaks, que fueron algunos de los primeros conciertos de la tarde, a los que una gran parte de los asistentes no pudo asistir debido a las aglomeraciones para entrar al recinto. Este año, la organización ha aumentado significativamente los dispositivos de seguridad, hasta el punto de que el inmenso párking de tierra situado junto al festival ya no está abierto al público general. Los cacheos también son mucho más exhaustivos, y como novedad, no se permite la entrada de bolsas que superen el tamaño de un folio A-4. Y es que en un certamen en el que se congrega una amplia mayoría de británicos, las alarmas por ataques terroristas se han acentuado más si cabe.

En una primera jornada que combinaba las propuestas más actuales y algunas apariciones de veteranos del panorama internacional, los británicos Ride constituían uno de los reclamos de este segundo grupo. El cuarteto liderado por Andy Bell, que se reunió en 2014 y que el pasado mes publicó su quinto álbum, Weather Diaries, se encuentra en plena forma, y así lo demostró a través del despliegue de sus intensos himnos shoegaze y de compases de auténtico ruido ensordecedor.

The Weeknd (Foto: Sergio F. Fernández).

The Weeknd (Foto: Sergio F. Fernández).

Los islandeses Kaleo, por otra parte, estuvieron arropados por una buena cantidad de genuinos fans y se movieron entre las baladas folk de guitarra acústica y cara de circunstancias, como la archiconocida “Way Down We Go”, y los temas de blues rock sucio y sudoroso al más puro estilo The Black Keys, como la potente “No Good” o “Hot Blood”, que desató los primeros empujones. El concierto del cuarteto liderado por el carismático JJ Julius Son y el destacable guitarrista Rubin Pollock fue una de las gratas sorpresas de la noche. El final de la actuación coincidió con las últimas canciones del descamisado rapero londinense Stormzy, una de las sensaciones del grime actual como resultado de su exitoso LP Gang Signs & Prayer, publicado en el último mes de febrero. Suyo fue el primer lleno en el escenario Las Palmas, en el que, tal y como confesó repetidamente, fue uno de los conciertos más espectaculares de su carrera.

Se iban acercando las horas calientes de la noche, y mientras algunos daban un rodeo a la amplia oferta de food trucks, otros confundíamos un siempre apetitoso sándwich de Nutella con un traumático emparedado de crema de aceitunas con tomates cherry -sí-. En esos momentos, Tórtel actuaba en el escenario Radio 3 FIB Club y The Courteeners, extremadamente habituales en Benicàssim, atraían al público británico al escenario VISA. El plato fuerte de la noche se sirvió cumplidas las 12 de la madrugada. El canadiense The Weeknd compareció ante un escenario Las Palmas completamente abarrotado y pronto se ganó al público interpretando canciones de su Starboy, como “Party Monster”, “Reminder” o el tema que da nombre al disco. También tuvieron cabida, como es obvio, sus principales hits; entre ellos, “Can’t Feel My Face”, “The Hills” o “Earned It”, el tema compuesto para la película Cincuenta sombras de Grey. De la actuación de The Weeknd, sin embargo, se esperaba un espectáculo algo más vistoso -la puesta en escena del canadiense fue prácticamente nula- que atrajera a aquellos asistentes no tan fieles a su música, y más teniendo en cuenta que se trataba de uno de los tres cabezas de cartel de esta edición.

The Jesus & Mary Chain (Foto: Sergio F. Fernández).

The Jesus & Mary Chain (Foto: Sergio F. Fernández).

Y regresando a ese grupo de artistas veteranos que volvían a dejarse ver en este FIB, sin duda el principal nombre es el de The Jesus & Mary Chain. Los hermanos Jim y William Reid encabezaron el cartel de la primera edición del festival en 1995, y en esta ocasión regresaron a Benicàssim para presentar su primer álbum de estudio en casi dos décadas, Damage & Joy. Abrieron en el escenario VISA con el single “Amputation”, y pronto se hizo evidente que la intensidad de antaño ha decaído. Su concierto dejó un sabor agridulce, aunque probablemente satisfizo a los asistentes más veteranos, que acudieron en masa a presenciar el regreso de los escoceses.

Cerraba las actuaciones del jueves en el Las Palmas el productor Simon Green, conocido artísticamente como Bonobo. El DJ de Brighton creó un aura chill onírica que no se adecuó a los requerimientos anfetamínicos de gran parte de los asistentes a esas horas intempestivas. Bien es cierto que aquellos que buscaran zapatilleo tenían a su disposición la continua y divertida fiesta electrónica en el escenario J&B South Beach Dance y en la piscina -¿de orín?- del South Beach Pool Party. La de Bonobo fue una buena forma de cerrar la noche, y se agradeció el acompañamiento de voz, guitarra y batería en directo.

Para el viernes 14, el FIB celebra su segunda jornada con la presencia de Foals, Los Planetas, Deadmau5, Temples o Austra.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.