Grupo: Varios
Sala: LOW 2015

A las 19.00h, con máxima puntualidad daba comienzo la última jornada del LOW 2015, de la mano de Mi Capitán, la banda catalana, formada por componentes de diversas formaciones como LOL, Standstill y Egon Soda, que no gracias a esto, sino a su propia personalidad y calidad, va ganando adeptos por allí donde pasa.

image

En el escenario WICO, los valencianos We Used To Pray, ganadores de la sexta edición del concurso de bandas emergentes Vinilo Valencia, conseguían congregar a decenas de personas a pesar de tocar a tan tempranas horas. Ofrecieron un show eléctrico, que dejó patente las intenciones musicales del grupo.

image

El Ilicitano Cristian Set-Roc, se ponía a esas horas también, tras los platos del escenario Jaggermeister. Seguramente fue el DJ que más gente atrajo a este espacio. Y es que los que no tenemos cerca Confetti, estábamos deseosos de bailar con sus sesión en el festival.

image

También a la vez, teníamos al galán Jero Romero, sobre las tablas. Sus fans incondicionales no se perdieron ni una de las canciones, que como siempre, sonaron con fuerza y contundencia.

image

Sin descanso, todo el mundo corriendo para el escenario Budweiser, porque los de Jaén ya estaban listos. Supersubmarina, hizo un gran concierto y arrasó en cuanto a asistencia. Con una actitud modesta y agradecida, con los temas más seguidos de su último disco “Viento de cara” y con sus grandes éxitos, lograron la fórmula del éxito, y se metieron al público en el bolsillo.

imageimage

Casi sin aliento, salíamos pitando hacia el Matusalem, donde La Bien Querida, ya había comenzado su show. El sonido electrónico ha llegado para quedarse, como escuchamos en sus temas nuevos, pero también en los antiguos, que se reinterpretaron en esta línea.

image

Llegaba la hora de Foals, otro de los más esperados del festival. Congregaron de nuevo a la mayoría de público que había en el recinto delante del escenario Budweiser y nos hicieron sudar la camiseta con temas de sus anteriores discos, pero con algunos del que pronto verá la luz “What Went Down”.

image

image

Los triunfadores del Matusalem en esta última jornada, fueron sin duda Delafé y Las Flores Azules. A la 1:00h de la madrugada daba comienzo la actuación. En una corta, pero intensa hora, se repasaron los temas más emblemáticos de Óscar y Helena, que no pararon de transmitirnos su energía con el “Estamos bailando!”. Hubo una conexión especial entre ellos y el público, y fue un concierto irrepetible de esos que dejan huella, y que disfrutamos muchísimo.

image

The Raveonettes no llegaron a congregar a tanto público como sus anteriores, pero igualmente ofrecieron una actuación brillante. El dúo danés hizo mucho ruido y provocó el desenfreno entre los asistentes.

image

Varry Brava, ponían el punto final a los conciertos del segundo escenario. Se les agotó el tiempo, haciendo que tuviera que quedarse en el tintero su último single “Oh Oui Oui”. Nos rompimos los tobillos de tanto bailar, pero nos quedamos con ganas de más!

image

El escenario Budweiser se cerraba con Reptile Youth, que hizo aguantar a los lowers que no querían ver el final de esta edición.

image

Crónica: Nura Dahoui.
Fotos: F. Calabuig y C. Bravo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.