Grupo: Varios
Sala: LOW 2015

El segundo día de festival, empezaba para casi todos con el concierto de Eladio y los Seres Queridos, aunque sólo unos pocos privilegiados habían sustituido la siesta por el acústico de Izal en la PayPal Pool. El principal rompía su silencio con el indie granaino de Grupo de Expertos Solynieve.

Otra jornada marcada por el calor, provocaba que el recinto se empezara a llenar algo más tarde, sobre las 21:00h, cuando Peace ocupaban el escenario Budweiser y nos incitaban a bailar y contonearnos con su música buen rollera.

image
image

Tras estos, LA se preparaban en el Matusalem. Presentaron nuevas canciones de su ya estrenado From the city to the ocean side y nos brindaron un show más enérgico que de costumbre.

image

Abandonábamos al mallorquín (que Luis Alberto, nos perdone) para coger sitio en las primeras filas del escenario Budweiser, porque por fin era el turno de The Libertines. Un público entregado, entusiasmado, excitado, es lo que se encontraban los ingleses. Así no se les podía dar mal la noche e hicieron un gran concierto, a pesar de sus excentricidades. Pete Doberty y Carl Barat, tocaron además de algo de lo nuevo, todos los temas más míticos de la banda, haciendo que los lowers se convirtieran en un mar de cabezas en movimiento. Al final de la actuación, bandera en mano, saludaban agradecidos de llevarse un gran recuerdo del LOW 2015.

imageimageimage

Dorian, con su 10 años y un día, conseguía arrebatar seguidores a los británicos y hacia lleno en el escenario Matusalem. De extrañar dado que el show que ofrecen prácticamente siempre es el mismo.

image

The Legendary Tigerman, revolucionaba el escenario Wico, con sus artes musicales y con su potente rock.

image

The Drums nos invitaban a viajar a otro lugar, en otro tiempo a través de sus bailes, sus ropas y su indie pop surfero. Sobretodo sonaron canciones de su último disco “Encyclopedia”, aunque no olvidaron sus apuestas seguras de sus dos discos anteriores.

image

Y como ya se está haciendo habitual en esta edición, la sorpresa vino con Yelle, la cantante francesa que acompañada de dos baterías y de unas gotas de lluvia, revolucionó la madrugada del sábado y contagió al público con sus bailes y movimientos glam.

image

Crónica: Nura Dahoui.
Fotos: F. Calabuig y C. Bravo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.