Grupo: Patti Smith
Sala: Sala Noise

Un ¡Hola! en castellano y una amplia sonrisa rompieron el silencio expectante de una abarrotada sala Noise (que casi se quedó pequeña) el sábado. Gritos de ¡guapa! y un enorme aplauso, dieron la bienvenida a los acordes de “April Fool”, segundo track de Banga, el último disco de la de Chicago, que se presentaba en nuestra ciudad en la segunda edición del Festival Urbano.

La polifacética artista y su compacta banda: Lenny Kaye (guitarra), Jack Petruzzelli (guitarra y teclado), Tony Shanahan (bajista) y Jay Dee Daugherty (batería) desgranaron una a una sus míticas canciones, y algunos temas del nuevo álbum, presentando cada una con mucho detalle.

Después del ritmo reggae de “Redondo Beach” y el misticismo de “Fuji-San”, la siempre comprometida Patti quiso dedicar “Ghost Dance” a “todos nuestros hermanos del Cabanyal” (el concierto estaba previsto en el Polideportivo del Cabanyal antes de cambiar de ubicación por motivos de organización). “Tenemos que luchar para mantener la zona, es parte de Valencia, ¡tenemos que luchar juntos para que el futuro no sea tan global y sin magia!”, sentenció la artista.

Nos sorprendió lo naive de su sonrisa, a pesar de una vida tan llena de historias, y sus manos tan grandes, con las que animaba al nostálgico público que coreaba “Dancing barefoot” y cantaba de memoria toda la letra de “Because the night”.

“Pissing in a River” precedió a la mítica “People have the power”, que fue la excusa perfecta para comentar la situación vivida en Madrid el 14N (donde retrasó su concierto un día para unirse a las manifestaciones). “¡La huelga es maravillosa!“, decía Patti. “En Madrid había 1 millón de personas en la calle. Aunque el gobierno y los periódicos digan que eran 30.000 ¡no es verdad! Yo estuve allí y éramos 1 millón. ¡Juntos podemos cambiar!!“, la cantante dejó claro que es, sin duda, una artista comprometida de verdad.

Pidió ayuda al público para cantar “Banga”: “¡Valencia es una ciudad jo****mente rock! ¡La próxima vez que vengamos traeremos guitarras eléctricas!“. Y se quitó por fin la chaqueta para cantar “Gloria”.

“Rock N Roll Nigger” cerró el concierto en el único bis de la noche. “Be Strong, be happy, don´t be afraid… ¡be free!” (Ser fuertes, ser felices, no tengáis miedo…¡ser libres!). Sentencias de despedida de la artista que dejaron al auditorio con esa sensación de fuerza que sólo alguien como ella puede transmitir.

Se demostró una vez más que lo importante no es no caerse, sino saber levantarse y seguir adelante. Y en eso Patti Smith es experta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.