Grupo: Cat Club - Rockabillyland
Sello: Marcatto Edicions
Año: 2013

Que a estas alturas de la película el rock and roll se ha convertido en un circo es algo que ya no sorprende a nadie, aunque claro como pocos parece tenerlo Cat Club. La banda valenciana de rock, sin más etiquetas, uno de nuestros productos más exportables tanto en el ámbito nacional como cruzando el charco (pocos pueden decir eso), lo deja patente ya desde el mero concepto gráfico de su nuevo álbum Rockabillyland, el cuarto de su discografía. Y puestos a salir a entretener a la pista, también tienen claro algo que muchas bandas actuales, demasiado proclives a mirarse al ombligo, parecen olvidar: hacer que el circo sea divertido.

Lo consiguen a través de los once cortes de un álbum que bebe de fuentes que se han convertido en clásicas precisamente gracias a una efectividad a prueba de tiempo, bombas, crisis, y hostias varias. Ya desde el corte inicial que da título al álbum uno ya se abrocha el cinturón para adentrarse en un trayecto a través de garitos llenos de humo, (¡ah, que tiempos aquellos!), copa en ristre, y en que contará como compañeros de viaje con una extensa y variada colección de mujeres fatales, músicos golfos, pinups, domadores y maestros de ceremonias, amén de algún que otro payaso. Todo tiene cabida en un álbum que, fiel a la tradición de la banda de incluir una colaboración estelar en cada álbum (ya contaron anteriormente con Jose Manuel Casañ, Carlos Segarra y con el tristemente desaparecido Rockin’ Pauly), esta vez cuentan con la presencia del gran Jaime Urrutia. Un álbum donde hay una mayor presencia que en entregas anteriores de canciones en inglés conscientes de su oportunidad de abrir mercado en Estados Unidos.

Se nota que más allá de la repercusión comercial que puedan tener sus obras, el concepto de la diversión es inherente a la filosofía del grupo. Y eso se acaba viendo en el resultado que llega al público. Como muestra, miren si no el vídeo de la canción que comparten con Urrutia. Un vídeo que representa fielmente a un álbum de los que desgraciadamente, cada vez se hacen menos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.