Grupo: Damien Jurado - 'Brothers and Sisters of the Eternal Son'
Sello: Secretly Canadian/Postock!
Año: 2014

Los diez anteriores trabajos de Damien Jurado son ya un buen aval para el artista de Seattle que estrenaba, el pasado 21 de enero, su nuevo trabajo (tercero bajo la producción de Richard Swift) bajo el misterioso título de Brothers and Sister of the Eternal Son. Un single adelanto, “Silver Timothy”, que ya marcaba la tendencia hacia la psicodélia que comenzó en su anterior trabajo, Maraqopa, y varios vídeos de promoción que el sello Secretly Canadian ha ido soltando para alimentar el estreno de este peculiar álbum.

Brothers and Sisters… es una continuación no solo del anterior trabajo de Jurado, sino de el sueño culpable de ese mismo disco. Ahora su protagonista nos ofrece un viaje que empieza y acaba con el nuevo disco y que, con maestría, cuenta la historia de este personaje en la búsqueda de sí mismo. El álbum abre con “Magic Numbers”, donde ya se vislumbra el recorrido del Lp. Guitarras acústicas que se pierden en un mar de coros e instrumentación que baila entre el folk y la psicodélia. El single aparece entrado tres minutos desde el inicio, y es que ya sabían bien artista, productor y discográfica que “Silver Timothy” iba a ser el tema representativo de esta nueva etapa. “Return to Maraqopa” evidencia lo antes dicho, y es que este trabajo ha sido resultado, una vez más, de la visión onírica del veterano de Seattle. Y si los tres temas anteriores ya te hacen flotar por ese mundo único que va tejiendo a lo largo de las canciones, “Metallic Cloud” es un billete directo para llegar al universo de Jurado.

Las referencias bíblicas son constantes desde el propio título hasta las imágenes que maneja en las letras (Jurado ya declaró su fuerte creencia cristiana), pero no resultan monótonas ni distantes para el oyente, sino que se mezclan de manera exquisita en esta historia que Damien Jurado nos cuenta a la manera de un trovador, durante los diez cortos que componen este brillante trabajo. Y aunque el disco mantiene una coherencia absoluta en cuanto a temática y sonido, “Jericho Road” es el corte épico que da paso a una serie de canciones cuyos títulos van encabezados con “silver” (plata) y que comienzan con un baile de ritmos e intensidades con “Silver Donna”. La potencia apisonadora de los timbales y tambores del disco baja con los siguientes cortes, pero no por ello la magnitud con la que evoluciona. Es pues, un respiro en el viaje de vuelta a Maraqopa que cierra el círculo perfecto con el animado corte “Suns in Our Minds”.

Brothers and Sisters of the Eternal Son no es la consolidación de Damien Jurado (ya se consolidó hace unos cuantos años con trabajos sublimes), es el aferramiento hacia un nuevo tipo de producción, un sonido único y una manera de contar historias de la que pocos pueden presumir. Podrá no ser un cabeza de cartel en grandes festivales (ni siquiera tocar en ellos), pero Jurado ha firmado en este 2014 uno de los mejores discos que nos llega desde Estados Unidos en los últimos meses y que podremos disfrutar el 11 de marzo en Espai Rambleta como se merece, en un teatro y con el respeto absoluto hacia uno de los mas grandes songwriters de estos tiempos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.