Grupo: Furious People - Time For Reaction
Sello: Autoeditado
Año: 2013

Rápido, directo, básico y sobre todo, certero. Así suena Time For Reaction, el cuarto trabajo de estudio de los castellonenses Furious People. Siete cortes impregnados de aceleración y urgencia punk-rock que retratan a un grupo en pleno viaje a los postulados innegociables de los que partían sus primeras grabaciones. Tras casi una década de actividad frenética, la banda de influencia más nórdica del panorama hard rock nacional parece haber dejado a un lado la experimentación y mayor complejidad mostrada en su anterior álbum, Rock The Road (2011), para articular un recorrido sonoro por un High Energy R’n’R de riff implacable y estructura tan sencilla como estimulante.

Temas de este disco como “TV Shit”, concentran el sonido característico de la banda en su esencia. Como siempre, las influencias hay que buscarlas en el rock escandinavo de finales de los noventa de grupos como Backyard Babies o The Hellacopters (a quiénes se homenajea en el último corte con una versión de su ya clásico “Gotta Get Some Action Now!”). Sin embargo, Furious People conjuga aquí su particular apartado referencial con el sonido embrutecido y canalla de otras propuestas más cercanas a Motorhead o Misfits.

La inquebrantable sección rítmica y la arrolladora actitud tras el micro de Mr. Furious en cortes como “Hell Can Wait” o “Reaction”, remiten directamente a los incendiaros primeros trabajos de los añorados Gluecifer puestos aquí al servicio de un personal Furious Sound del que sin duda “Believe in Yourself” (un tema capaz de hacer reaccionar a cualquiera) podría funcionar como declaración de principios. Hacia el final del viaje el sincero grito de hastío que es “Furia Latina” sorprende como la segunda canción compuesta y registrada por el grupo en castellano.

Quizá se eche en falta en este nuevo trabajo el atrevimiento y la aventura compositiva cercana al stoner de su anterior álbum ya que con ella muchos descubrimos el enorme potencial de este grupo más allá de las reglas del punk rock de combustión espontánea. No obstante, Time For Reaction no deja de ser un imprescindible y muy interesante ejercicio adrenalínico del rock & roll de más alto octanaje.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.