Grupo: Grushenka
Sello: El Genio Equivocado
Año: 2015

Con una estupenda portada recibimos el segundo larga duración de Grushenka tras “Técnicas subversivas”, y un título que nos remite a la novela de Milan Kundera, en el que dejan atrás los sonidos distorsionados de su debut para ofrecer  once canciones con sabor más pop. Todos los temas han sido compuestos por Xavier Friedrich, guitarra y voz del grupo, y grabado en Binary Emotions Records, editado con gusto exquisito por El Genio Equivocado.

Un disco que rescata melodías emocionantes con un punto bailable como la que abre el álbum, “Maltratarse y asustarse”, que apareció a finales de año como adelanto. Un tema que refleja sonidos de mediados de los 80, con tonadas que nos recuerdan a The Smiths o Sad Lovers & Giants (un grupo oscuro de la época cuya canción “Clint” es similar a éste), de guitarras cristalinas y teclados envolventes, al igual que “Viaje lisérgico”. Con “Nueva era existencial” relajan el tempo, una canción más cercana al dream pop en la que sus coros pecan de cierta bisoñez, pero vuelven a la carga con una melodía alegre como es “Bipolaridad”, en la que los ecos de Belle & Sebastian se dejan escuchar o también a Los Planetas si nos atenemos al espectro musical patrio, como recuerda la melodía de “No queremos verte más”.

Otro tema alegre es “El eterno retorno”, que puede ser uno de los cortes más inmediatos del álbum, para en el tramo final bajar revoluciones y ofrecer tres temas pausados, casi oníricos como es la titular del disco, cerrando con el crescendo de “Un mundo feliz”. Grushenka son jóvenes y les queda camino por recorrer, aunque no es un disco redondo con este segundo álbum  rayan lo notable, desprenden madurez y  nos muestran su evolución.

Carlos Ciurana

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.