Grupo: Invisible Harvey
Sello: El Genio Equivocado
Año: 2016

De la mente inquieta de Dimas Rodríguez, músico en las filas de La Banda Municipal del Polo Norte (además de realizar otras actividades como escribir guiones o crítico musical) surge Invisible Harvey, nombre de referencia cinematográfica de un film protagonizado por James Stewart. Con El Genio Equivocado acaba de publicar su debut “La puerta giratoria” (nombre este de actualidad también en el mundo de la política) con la ayuda de Joan Gerard y Núria Maynou, asistido por los productores Cristian Pallejá y Ferrán Resines.

“La puerta giratoria” fue precisamente el primer adelanto del álbum, un tema delicioso que sirvió para despejar dudas con un tono pop y folk, ya que el acompañamiento es el mínimo, cuerdas, voces y una batería suave. La tónica del álbum es uniforme, canciones en miniatura (sobre los dos minutos de duración, ninguna sobrepasa los cuatro minutos) pero grandes en contenido, comenzando por “El hijo del hombre Bala se va de vacaciones” con estribillos y coros sedosos, aunque hay temas animados como “La culpa y su capacidad de evaporarse”.

El teclado y las cuerdas de “La noche de fin de año somos arte funerario” aportan un tono plácido y sosegado, con la voz de Dimas y el acompañamiento vocal de Núria, añadiéndose unos suaves aires de trompeta para cerrar en un fundido el tema. La guitarra trémula de “Yo toqué en aquel disco” le da un aspecto lisérgico a la canción, que se mantiene hasta el final de la misma. A continuación recuperamos el tono pop con “Experto en mirar techos”, en el que la guitarra juega un papel destacado manteniendo la melodía y el añadido de un violín exquisito.

Las motas de piano de “Credibilidad callejera” marcan el armazón del tema, así como la guitarra eléctrica que suena con brío, llegando a una balada como “Lenina FM”, donde juega un papel importante la voz de Núria dando la réplica a Dimas. Punto final con “Tengo voz de canción número 12” en el corte 12 del disco, despidiéndose Dimas a la voz y guitarra en un melancólico final. Doce pequeñas joyas dan forma al debut de Invisible Harvey, una banda sonora de situaciones cotidianas con letras muy personales.

Carlos Ciurana // @SlippyDj

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.