Grupo: Lori Meyers_Cronolánea
Sello: Universal Music
Año: 2008

Ya desde el principio nos encontramos con un sonido fácil de asimilar y una producción esmerada. Tan esmerada que a veces echamos de menos la frescura y el ruidismo novel de ese genial primer disco que se dio a llamar Viaje de Estudios y que todavia conservo, y conservaré, como oro en paño. Pero éste es su tercer largo, y ellos ya se anuncian con letras grandes en todos los festivales de índole indie.

En Cronolánea, Lori Meyers, sigue ahondando en la idea de que la poesía cuanto más sencilla, más directa y emocionante. Se sumerge de esta manera el grupo granadino en la máxima “beatleniana” para estrechar el corazón en algunas de las 13 canciones (“Luciernagas y mariposas”, “Saudade” o “Copa para dos”) que conforman el álbum.

Está clarísimo que su influencia suprema continua siendo el pop puro de los 60 y 70, pero, y cada vez con más ganas, los granadinos abrazan la agresividad del rock independiente norteamericano, se cuelgan guitarras de genuinos rasgueos made in USA (Telecaster, claro) y lo llevan rotundamente a cabo en cortes como “Luces de Neon” o “Un mundo por delante”. Un viaje por el territorio yanki que en la cancion “Cumulo de propositos” nos recuerda al folk sureño practicado por Grupo de Expertos Solynieve (por algo son vecinos y maestros).

La sorpresa, agradable, viene de la mano de Alejandro (hasta ahora solo guitarrista) que se atreve con lo de cantar en un par de canciones como “Un mundo por delante” o “El secreto major guardado” (de lo major del disco). Y no es que Noni esté perdiendo voz o protagonismo; todo lo contrario en este disco se muestra incommensurable y ofrece registros bien distintos.

Se trata, pues, de otro acertado tratado de canciones luminosas, con coros, teclados, acusticas, guitarras limpias y reconocibles que , y como en su directo, sorprenden en ocasiones al devenir en finales mas oscuros, roqueros y desafiantes como en la sorpredente y genial “Alta fidelidad”.

Como curiosidad, y a modo de juego, os propongo que busqueis, entre las canciones de Cronolánea, la sintonia de un conocido programa infantil y algo parecido al famoso comienzo de “Bitter Sweet Symphony” de The Verve.

www.myspace.com/lorimeyersband

LORI MEYERS “Luces de Neón”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.