Grupo: Mi Capitán - Drenad el Sena
Sello: Music Bus
Año: 2015

Uno de los resultados que puede dar el juntar música, amigos y diversión es una buena resaca de domingo. Pero si a la fórmula matemática le añades variables como instrumentos y experiencia sobre escenarios se puede obtener la producción de un disco repleto de rock, como es el caso de ‘Drenad el Sena’ de Mi Capitán.

Esta banda recoge a componentes de lo mejorcito que hay actualmente en el panorama nacional de la música por estar integrada por Gonçal Planas, que es Road Manager de Love of Lesbian, Ricky Falkner, de Egon Soda, Standstill y Nothing Places, Ferrán Pontón, de Egon Soda, Julián Saldarriaga y Dani Ferrer, de Love of Lesbian, y Ricky lavado y Víctor Valiente, de Standstill ¡Locura!

Pero alto, nada es lo que parece. El estilo que gastan los músicos en sus respectivas bandas se aleja del sonido que ofrece este disco. ‘Drenad el Sena’ suena a pop rock canalla y trasnochado, a influencias que van desde los Sex Pistols a los Stones. También tiene cierto estilo ochentero un tanto oscuro. En definitiva, tiene tela.

El disco es heterogéneo al contar con diez temas que, aún manteniendo una línea melódica parecida, cuentan con matices que se diferencian unos de otros. ‘Acaba con él’ encabeza el disco. Las guitarras toman protagonismo al igual que la ironía de su letra. Un buen tema de rock clásico que invita a beber cerveza y a dejar que el resto de temas vayan presentándose.

Es Suave la voz poco tiene que ver con la canción anterior. De repente todo se dulcifica. Coros, letra y melodía. Su estribillo tiene algo de Sidonie, pero sigue marcándose el acento rocker que gastan. Es de las canciones más reconocibles, ya que el grupo grabó durante el otoño un videoclip experimental de este tema para la web Tots Sants y en poco consiguió 30.000 visitas en Youtube.

El disco sigue girando y suena ‘El Coleccionista’. Es destacable el trato de las guitarras, sobre todo en los últimos segundos. En ‘La Sed’ los instrumentos se lucen de principio a fin y los coros gobiernan el tema.

Asalto a la Cosa Blanca’ cuenta una historia llena de rabia, algo que también hace ‘Millones de palabras’. Tienen bases setenteras de rock bailable que incitan a una segunda escucha.

En ‘Sin mirar atrás/Puerto Banús’ y en ‘Algo inesperado’ suenan mucho más beat. El arranque de esta última tiene algo de King Crimson que hace subir la serotonina. ‘Yo, Bitch’ sigue subrayando la línea de dura. El disco cierra su repertorio con ‘El Ciego’. Muy buen uso del teclado y también diferente por ser más espacial y calmada.

En conclusión, ‘Drenad el Sena’ deja un poso exquisito. Es rock bailable con guiños a los hits de toda la vida. Tras la primera escucha entran ganas de ver a Mi Capitán en directo. Un buen efecto secundario, ¿no?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.