Entrevistamos a: Ricardo Lezón (Palmera Smith)
Redactor: Joecar Hanna
Género: Pop - alternativo
País: España

Hola Ricardo,

En primer lugar, agradecer que le dediques un tiempo a responder a estas cuestiones. Como un oyente de constancia en tu música y futuro asistente de tu concierto el 18 de febrero en Valencia, intentaré crear un espacio íntimo que pueda generar esa sensación de cercanía y comodidad en estas preguntas, de la misma forma esperando que pueda crear eso mismo en tus respuestas, acomodándolas así también, al formato intimista que nos ofrecerás como Palmera Smith. Te pediré de antemano disculpas si alguna pregunta se hace repetitiva. Esto siempre lo adelanto a cualquier entrevistado que sé que ya habrá tenido sus varias dosis de preguntas en su carrera, ya que debe ser frustrante repetir informes. Así que vamos allá.

Imaginemos que acabo de salir de una cápsula de criogenización. Y directamente me planto en tu concierto. Veo que Palmera Smith me trata de comunicar cosas. Pero me dicen que Viento Smith, Mcenroe y un ideario llamado “Extraña forma de vivir”, y hasta una colaboración “Lluvia y Truenos”, van de la mano de sus palabras. ¿Qué diferencias hay? O mejor dicho, en este archipiélago, ¿Qué me quiere transmitir en su formato isla? ¿Es la entrada desde la que se llega a todos los otros “islotes”?

Creo que en todas estos proyectos que mencionas hay un denominador común que es mi manera de hacer las cosas, la única que se. He tratado de hacer cosas distintas, la curiosidad es algo que me puede, y para ello he buscado a quienes me interesan como artistas y como personas, el caso de Viento Smith con mi amigo David Cordero, en el caso de Extraña Forma de Vivir con mi amiga Estibaliz Hernández de Miguel y en Lluvia y Truenos fue Ramón que me busco a mi. Palmera Smith es un nombre que busque para poder reunirlas todas y que suenen tal y como sonaron la primera vez que las hice. Me acompaña Gonzalo, el guitarrista y arreglista de McEnroe y tratamos de hacer un recorrido muy desnudo de lo que ha sido nuestro viaje hasta ahora. Intentamos transmitir como nacieron las canciones.

Veo que el amor y el desamor es una constante. El archipiélago Smith tiene, tal vez, esas dos palabras como concepto. Y aunque veo diferencias instrumentales o de propuesta en Viento Smith y Mcenroe, veo una misma base. ¿Es una necesidad de la que no es posible deshacerse o tal vez sí puedan ser en el futuro una vía de comunicar otras ideas?

Casi todas las canciones que me gustan hablan de amor y desde que me puse a escribir ha sido, y sigue siendo, lo que más me motiva para hacer canciones y poemas. El amor romántico y el desamor se llevan la palma pero poco a poco voy escribiendo sobre otros tipos de amor, a la naturaleza, a la amistad y más que iré descubriendo. Es difícil deshacerte de lo que eres y me resulta imposible escribir sobre cosas que no me motiven. Una vez me preguntaron que por que no hacia canciones políticas y creo que la política empieza en cómo te relacionas con los demás, en el amor otra vez.

Decido hacer un tour por las islas. Paro en Palmera Smith que se separa a pocos metros de Viento Smith. Lo primero que me pregunto, y tal vez ya haya tenido respuesta, pero entiende que llevo congelado mucho tiempo. ¿Por qué Smith? ¿Palmera y Viento hacen referencia al amor a la naturaleza intrínseca en tu música?

Viento fue un proyecto muy concreto, escribir seis capítulos de una misma historia y de esa manera dejarla zanjada para siempre. Trataba de sacar algo bonito de algo que fue doloroso. Es un disco de post amor. Palmera es un recorrido por todas esas islas que mencionas. El amor a la naturaleza esta desde el principio, también a los lugares y a los momentos.

Sigo. Paro en Lluvia y Truenos. Veo a The New Raemon tomándose un Palmera Colada. Digo incluso que es mi isla favorita del año. Me da la sensación de que esta isla ha nacido de un volcán que llevaba tiempo trabajando su erupción. Y otra vez, veo naturaleza en sus siglas. ¿Qué necesidad tenía la lava de salir a la superficie?

Estoy encantado con Lluvia y Truenos, fue una sorpresa recibir la llamada de alguien a quien admiro tanto como Ramón. Creo que era una oportunidad de hacer algo muy bonito y la hemos aprovechado muy bien. Para mi ha sido un proceso de aprendizaje y de disfrute brutal. Es un disco que habla de muchas cosas, de desamor, de relaciones personales, de rabia, de naturaleza, de paz, etc. Estoy muy orgulloso de este disco.

Paro en McEnroe. A priori, la isla más transitada. Veo mucho turista acérrimo. Y aquí, veo un nuevo cartel que anuncia “Quiero pensar que aún me queda tiempo”. Y sobre todo me choca leer  “Sometimes” y “She is”, dos nuevas playas apartadas de esta isla que todos conocemos. ¿De dónde se han rescatado?

Es un disco que recopila nuestras primeras canciones, una foto de los primeros años. Comenzamos haciendo canciones en inglés y de esa manera supimos que no queríamos seguir por ahí. Hay grabaciones caseras, canciones que se habían quedado por el camino pero que fueron muy importantes, y lo siguen siendo para nosotros. Fue como abrir un cajón de fotos antiguas e ir mirándolas con atención. Una de las claves de McEnroe fue que aprendimos a tocar haciendo canciones y eso nos hizo avanzar mucho, también la curiosidad y las ganas de hacer cosas que nos emocionaran de verdad. Se me hace raro escucharlas ahora porque me recuerdan muchas cosas que había medio olvidado y porque me cuesta recordar como era yo entonces.

Y por último, la isla más pequeña pero que concentra toda la flora y fauna disponible del archipiélago. “Extraña forma de vivir” y ese último “los minúsculos latidos”. Reconozco aún no haber podido echarles el guante, pero veo que tras esta nueva admisión, se ha creado una nueva entrada al terreno. Ya no todos entran por las Smith o Mcenroe. Incluso algunos se aventuran a empezar el viaje por aquí. ¿Nos aconsejas por dónde empezar y con que mapa deberíamos hacer esta ruta?

Siempre me ha gustado escribir. Antes de hacer canciones ya escribía poemas terribles. No me considero un escritor para nada pero gracias a la insistencia y apoyo de Estibaliz, mi gran amiga e ilustradora, me lance a hacer Extraña Forma de Vivir. Son poemas ilustrados que componen un libro muy especial. Lo auto-editamos nosotros y nos hizo mucha ilusión comprobar la respuesta de las personas que lo leían. A partir de ese libro llego el contacto con Bandaaparte Editores que me propusieron sacar otro. Los Minusculos Latidos es un libro de poemas y relatos que escribí durante el año pasado y que acaba de salir. Es el libro de un no escritor muy pegado a las canciones que escribo ya que, como te decía antes, me resulta imposible deshacerme de lo que soy. Hago lo que se, simplemente. Se puede entrar por cualquier puerta, no hay grandes diferencias entre las canciones y los poemas, líricamente hablando claro.

Oye, y cambiando aquí el discurso. Si tuvieras que hacer tú una pregunta a los turistas que te están leyendo, ¿cuál sería? ¿Alguna inquietud que quieras completar con nuestra opinión?

Me pesa mucho la carga esa de escuchar siempre el nombre de McEnroe asociado a tristeza. Me gusta escuchar a quienes se acercan a charlar después de los conciertos y comprobar que, al igual que nosotros al hacer las canciones, hay muchas personas que no solo no encuentran esa tristeza sino que ven mucha de la luz desde donde están escritas. Pero eso es para hablarlo con un gin tonic delante ¡jajajajaja!

Gracias por el viaje.

Viaje y respuestas: Ricardo Lezón

Preguntas: Joecar Hanna

palmera_smith_2017

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.