Entrevistamos a: Dardem
Redactor: Aixa Valiente
Género: Pop-rock
País:

El tercer álbum del grupo sevillano Dardem afincado en Madrid confirma su trayectoria ascendente como compositores y como músicos, afianzados en un estilo cada vez más propio y único, avanzando a paso firme y pausado, sin ansiedad, esperando su momento, el de sus canciones, el de una grabación concienzuda, elaborada, siguiendo el proceso necesario de creación y maduración. “La Brecha”, fiel a la línea lírica e imaginaria marcada en el anterior disco “Inerte”, nos sigue transportando “como el silencio de los sueños… a sensaciones inhabitadas, a un mundo intangible, invisible”, sí, pero que se presiente muy cercano y cotidiano al tocar nuestras emociones y agitar nuestras neuronas…

Hablamos con Pepe Rodríguez, cantante de Dardem, para conocer como ha sido el camino hasta “La Brecha” y todo lo que está por llegar.

¿Cómo nace Dardem?

Pepe Rodríguez: Fue allá por el verano del 2007 cuando nos decidimos a tomarnos  en serio eso de empezar a ser una banda.

Hasta entonces,  Raúl Pacheco (guitarrista) y yo, habíamos estado trabajando juntos desde los 14 años porque él y yo nos conocimos en el Instituto; de hecho fue Raúl el que empezó a formar una banda para hacer versiones de Beatles, Nirvana, etc, vamos lo típico… Mientras que Peter (batería) y Joe (bajista) estaban tocando en otras formaciones de funk  fusión, muy en la línea de Incubus, Red Hot Chilly Pepper….

Entonces empezamos a compartir local de ensayo y eso que propició que, de vez en cuando,  yo tocara con ellos (Dow) los teclados en algunos bolos… En alguna de las maquetas que Raúl y yo (Low) estábamos haciendo también entraban ellos a participar… y bueno,  se creó una muy buena relación entre las dos bandas y al final una cosa llevó a la otra y empezamos a quedar nosotros cuatro, que éramos los más inquietos y constantes, para empezar hacer música sin ninguna pretensión, sin ningún prejuicio, sólo por el gusto de ver que pasaría y por la afinidad personal que había.

¿A partir de que influencias musicales comenzáis a gestar vuestro sonido como banda?

Cuando nos pusimos  a trabajar nos dimos cuenta que éramos muy diferentes, cada uno de nosotros le gustaba un tipo de música, en mi caso la electrónica, caso de Raúl más la psicodelia, en el de Joe el funky y en el caso de Pedro también el funk aunque más tirando a la fusion.

Pero siempre encontramos un punto común en el que podíamos coexistir y, dimos con una manera de trabajar muy honesta, en mi opinión, que sigue siendo, hasta hoy una realidad, dentro de la banda.

Ese punto común está entre el rock y la electrónica.

¿Cuál es el proceso creativo que seguís a la hora de plantearos un nuevo trabajo? En materia de arreglos musicales, composición, identidad visual…

El proceso creativo de un disco es como una fotografía que pertenece a una época. La creación raramente es lineal y la chispa puede venir de cualquier cosa en cualquier momento.

Cuando intentas generar material coherente para hacer un trabajo que merezca la pena te tienes que vaciar para llenarte de lo que está sucediendo en el momento de la creación, es como cuando miras al frente y sin querer ver nada y la vista se dirige a ese lugar donde no esperabas que se centrara tu atención, es entonces cuando ves esa cosa que estaba justo delante, cerquísima, y que hasta que no dejaste de buscarla no apareció.

Poco a poco cuando llevas ya tiempo trabajando van surgiendo conceptos, van surgiendo patrones, sonidos, y de ahí todo lo demás.

No trabajamos con conceptos previos, ni arquetipos o modelos, creemos que es más honesto ser fiel a nosotros mismos, sea cual sea el resultado.

¿Qué evolución pensáis que habéis experimentado desde vuestro primer LP hasta “La brecha”, en lo musical  y personal?

Llevar ya casi 10 años haciendo música con las mismas personas es una suerte grandísima y claro, a través de ese tiempo, hemos podido cambiar y tener la oportunidad de cambiar juntos, eso nos ha aportado siempre.

Cuando uno echa la vista atrás y mira el Dardem del 2010 que fue cuando sacamos nuestro primer álbum “Nada”, uno se da cuenta que nuestro primer disco fue un disco de descarga, muy importante porque con él nos dimos a conocer en la escena madrileña y nos dimos cuenta que el indie, que estaba de moda, era una música con la que no teníamos nada que ver, que estábamos andando un camino propio, tal vez demasiado alejado de lo que se esperaba de 4 andaluces afincados en Madrid.

El hecho de estar en una ciudad en la que no te has criado te da una perspectiva de extranjero en tu propio país y hace que seas más consciente, lo ves todo como con cierta distancia.

Pudimos hacer gira nacional e internacional (Alemania y Suiza) con “Nada” y eso fue una experiencia reveladora, para comprobar de que nuestra música gustaba tanto dentro como fuera de nuestro país, aunque por aspectos que no nos hubiéramos imaginado  hasta entonces, en esa gira se sentaron las bases de lo que más tarde fue nuestro segundo disco “Inerte”.

Con “Inerte” tuvimos la oportunidad de trabajar por primera vez con Manuel Colmenero y Javier Carretero, nuestros actuales productores, y aprendimos mucho en el estudio con ellos, también nuestras letras y canciones se estaban volviendo más paisajisticas e introspectivas, y la música más experimental, más procesada. También en la gira de “Inerte” le terminamos de coger el punto al directo y eso marcó la diferencia con el público.

Y, actualmente con “La Brecha”, hemos madurado, hemos dado un paso hacia nuestra cuenta pendiente, acercar el disco al directo o el directo al disco: hemos madurado, se podría decir.

Para vosotros” La Brecha” ha supuesto una ruptura… ¿en qué aspectos?

Bueno, como decía: hemos madurado, algo… “La brecha” supone una ruptura porque desde el principio, y esto fue muy incentivado por nuestros productores, se tomaron decisiones que han cambiado lo que podía haber sido el tercer disco de Dardem.

Las maquetas de este disco han sido grabadas sólo a guitarra y voz, el proceso de composición duró casi tres años y la fase de arreglos duró un mes y medio, justo al revés que en los dos y discos anteriores.

El resultado son canciones mucho más nucleares con un mensaje más claro. En todos los aspectos hemos hecho un ejercicio de minimalismo y nos hemos encontrado con un Dardem más conmovedor, visceral y directo. Estamos muy contentos con el resultado.

Parte del público que os sigue, os ha conocido a través de internet… ¿Cómo valoráis las posibilidades que ofrece el  mundo digital a la música? Redes sociales, Spotify, Youtube…

Hasta ahora no había habido una cercanía y a la vez una lejanía tan grande entre público y el artista. Las redes sociales son un vehículo magnífico para darte cuenta, como artista, del calado de tu mensaje.

Es un verdadero privilegio que te pueda escribir alguien contándote cómo le gusta tal o cual canción, que empezó siendo una experiencia particular, privada, propia del compositor, y que al final, crece y se hace un mundo y forma parte de las vidas de un montón de personas que jamás creíste  conocer.

Aunque por otro lado, es ahora más que nunca capital que el público tenga un criterio, porque la información llega a raudales y lo más complicado de internet es y será separa el polvo de la paja.

¿Cómo son los directos de Dardem? ¿Qué podemos encontrar en ellos?

Hoy más que nunca el lugar natural del músico es el escenario. Siempre lo fue, pero hubo un tiempo en el que la industria estaba mucho más interesada en vender discos que en que los artistas fueran capaces de dar conciertos.

Nosotros nos consideramos “animales de directo”, nos sentimos  cómodos ahí arriba y disfrutamos muchísimo de compartir nuestra música con los demás.

Lo que se puede encontrar en un concierto de Dardem es una banda entregada, honesta, contundente y, de rock y, por supuesto, un público inquieto compuesto por personas que se curran su ocio y que son exigentes, algo que siempre es muy de agradecer.

Queremos que entréis en los oídos de mucha gente  así que… ¿Por qué deberían empezar a escucharos?

No diré “por qué” hay que escuchar a Dardem porque eso depende de cada cual, pero si puedo decir “cuando”: cuando todo te suene a la copia de la copia de la copia de algo que ya no recuerdas… Y también diré “cómo”: como la primera vez, sin pretensiones y con atención.

Próximos conciertos: 30 de Julio en el festival de música IslaGo, en Isla Cristina (Huelva).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.