Entrevistamos a: Helena Goch
Redactor: Carmen Sánchez Adán
Género: Pop
País: España

El cambio del inglés al español, una nueva banda a sus espaldas y un estilo electrónico son las características principales que envuelven el nuevo disco de Helena Goch. Risueña y divertida, nos cuenta cómo está viviendo el lanzamiento de este disco.

Tu nuevo disco está lleno de novedades, cambias de idioma, tu estilo es más electrónico y ahora llevas a una banda contigo. ¿Qué es lo que te ha motivado a todos estos cambios?

El idioma, es una pregunta que desde que empecé a cantar en inglés siempre me ha rodeado, por qué en inglés y no en español. Empecé a cantar en inglés porque me salió natural, había trabajado en Nueva York, en Escocia, quiero decir que para mí no era un idioma extranjero y he escuchado muchísima música en inglés, empecé así, me gustaba lo que hacía entonces no me lo planteé. Es cierto que cuando giré con el primer disco sí que echaba de menos esta cosa que pasa con el público cuando te entienden desde el minuto cero. Eso lo echaba de menos y ahora estoy súper feliz de haber tomado la decisión porque me divierto un montón, además hago a la gente cantar en los conciertos que eso me emociona. A veces la gente es reacia al cantar pero luego me empeño tanto que lo consigo. Eso me divierte muchísimo. Luego también el español me está enseñando matices de mi voz que con el inglés no conocía, con el español me salen tonos más graves y me encanta que el propio idioma me enseñe cosas nuevas de mi voz.

El tema de la electrónica, también ha habido un cambio musical. Creo que para el primer disco me hice la pregunta de qué quiero cantar y respondí perfectamente, para el segundo me he hecho la pregunta de qué quiero escuchar, me gusta también haber cambiado de pregunta porque significa que ahí hay una evolución. Lo que yo quería escuchar era música bailable. Julio de la Rosa, el productor, me dijo, “Oye ¿Cómo ves este tema de la electrónica? Porque se pueden hacer ritmos muy chulos” y la verdad es que como no tengo prejuicios para nada en la música, que eso es algo que me gusta un montón, pues me lancé y estoy muy contenta porque de pronto somos tres en el grupo y podemos irnos las tres en un coche y me divierto muchísimo con las chicas Raquel y Sara, la verdad son un lujo.

¿Cómo ha reaccionado tú público a estos cambios? ¿Y en ti?

Pues mira el 90% le gusta más el español que el inglés, siempre hay alguna excepción pero el público ha reaccionado un montón y la verdad es que creo que he llegado a más gente con las canciones en español. Eso la verdad lo noto a todos los niveles en las redes, en los conciertos, noto que es una conexión más directa.

Al principio sentí que el cambio de idioma se me estaba imponiendo por la industria, por el público, era una cosa que sentí y eso tuve el primer momento de pataleta de, joder, es que yo quiero decidir y luego me di cuenta que era miedo básicamente a, de pronto, ponerme a hacer algo como cantar y componer en español y que no pudiera hacerlo o que luego son pajas mentales que te creas cuando tienes miedo a lo desconocido. Luego me di cuenta que menos mal que se me había estado sugiriendo lo del español y menos mal que yo hice caso y además lo decidí porque podía haberlo hecho desde el minuto cero, pero yo quería experimentar.

¿Hasta qué punto ha influenciado Julio de la Rosa en este nuevo disco?

En todo, él compone y canta en español, entonces él también me lo había sugerido y luego el tema de la electrónica fue totalmente idea suya, él tiene esta cosa de visionario que yo no tengo. Yo compongo la canción con la guitarra acústica, luego se la enseño y él está conmigo desde el primer momento, él escucha un montón de cosas y un montón de posibilidades que pueden llevar esa canción a un lugar que para mí, en ese momento, es inimaginable. Entonces me empieza a proponer cosas y ha influido muchísimo. Hay mucha escucha porque hay algo que me obsesiona que son las melodías de la canción de mi voz, como que eso me gusta ser yo la que decida cómo se cierra, porque tengo como esa estética particular para crear la melodía y como que me obsesiono, a él le gustan mucho mis melodías, nunca intenta cambiarlas, eso me gusta un montón y sobre todo no sólo no las intenta cambiar si no que las hace crecer un montón.

En el videoclip de “Ay Dulce Juana” aparece la actriz Patricia Vico, una suerte poder haber trabajado con ella.

Para mí fue un lujazo porque yo ya la conocía, nos hicimos bastante amigas cuando Julio de la Rosa estaba haciendo una banda sonora para una película de Daniel Calparsoro y conectamos muy bien y además le encantó mi primer disco, estaba emocionada. Siempre hemos estado en contacto y entonces a la hora de hacer el videoclip Patricia Vico, cuando la conoces en persona, es muy Dulce Juana, venía muchísimo a pelo, es una tia súper guay, súper alocada y súper especial y Dulce Juana era así, entonces yo la llamé y le dije oye mira, yo te voy a pasar esta canción, tú la escuchas si te apetece y le encantó la canción, le gustó mucho que hubiera pensado en ella y gracias a ella el videoclip ha tenido mucha mas repercusión porque Patricia Vico tiene miles y miles de fans tanto aquí como en Sudamérica, que eso me sorprendió muchísimo. Y es cierto que al final si cuentas con alguien como ella pues llegas a mucha mas gente y yo se lo he agradecido un montón.

En este disco hablas de miedos y fantasmas pero de otra manera. ¿Te refieres a que quizá ahora hay más luz?

Exacto, sí, yo creo que en la forma hay más luz, al final en el fondo me siguen preocupando las mismas cosas, me sigue obsesionando lo mismo, que siempre tengo los mismos miedos y creo que lo que ha evolucionado es la forma, la manera de contar estos miedos, con mucha más luz, al final, qué es la luz sin sombras y qué son las sombras sin luz. Pero en este disco ha ganado más la luz porque también al final soy una persona que se deja llevar mucho por sus miedos pero mi lucha es que no me ganen los miedos, que gane la luz siempre.

El disco se llama La Rama Dorada, se debe al estudio de James George Frazer, cuéntanos.

Es un libro impresionante. Esto pasó porque estaba leyendo este verano la autobiografía de Patti Smith y entonces ella habla de cuando tenía 25 años, estaba con varios colegas y cada uno se estaba leyendo el mismo libro y comparaban en plan, “Esta edición es mejor que la mía”, “No, la mía es mejor que la tuya” y yo pensé, toda esta gente tan interesante está leyéndose este libro, ¿Por qué?. Entonces me puse a buscar, me costó un montón encontrar el libro porque no es un libro que esté en cualquier sitio y me encantó la verdad, es un estudio antropológico, un señor que se fue hace dos siglos con su mujer por todo el mundo viajando a estudiar las costumbres mas antiguas de los pueblos más salvajes. Este libro me ha hecho sentirme muy acompañada, sentir que todos estamos aquí sin saber por qué y qué hacemos aquí.

¿Qué le ofreces al público en tus directos?

Pues mira el otro día me pasó una cosa que no me había pasado nunca, me reí tanto que tuve que parar de cantar de lo mucho que me estaba riendo con el público. Estábamos en una azotea en Madrid en un evento de moda, hacía muchísimo calor y de repente unas nubes, empezó a hacer un aire, se puso a llover, nosotras nos mirábamos como qué hacemos, el público decía seguir, seguir, la gente se movía como de un lado para otro, era como una película de Zoolander, era como que el fin del mundo te pille bailando, nosotras ahí tocando, todo el mundo cubriéndose con todo, acercándose como si no pasara nada y fue súper gracioso todo y al final me reí tanto, la gente que se iba a ir porque se estaban mojando se quedaron y dejó de llover. Entonces los directos son una fiesta porque a mi también con los nervios me sale mi monologuista, porque yo antes trabajaba como actriz entonces para superar esos nervios me pongo muy graciosa, me río yo misma de mis chistes sobre el escenario y es algo que la gente me dice mucho cuando termino el concierto y valoran mucho la naturalidad con la que lo afronto porque es como, bueno mira, me río un montón de mí misma sobre el escenario que eso es lo que más me gusta hacer en el mundo y es una fiesta entonces en el directo lo que hacemos es festejar, celebrar y el público creo que también acaba celebrando con nosotros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.