Entrevistamos a: Maronda
Redactor: Mariano López Torregrosa
Género: Pop
País: España

Dos años después de El Fin del Mundo en Mapas, su triunfal debut, Pablo Maronda y Marc Greenwood regresan con La orfebrería Según los Místicos, trabajo que supone un paso adelante para consolidar su peculiar y atrayente propuesta.

Charlamos con Pablo Maronda para que nos desvele algunas de las claves, ahora que el álbum acaba de ver la luz (se puedes descargar de manera gratuita aquí) y ante el concierto presentación que darán en la sala Wah Wah el próximo 22 de febrero. Un bolo junto a El Hijo, y enmarcado dentro de las celebraciones del VII Aniversario Vinilo Valencia.

Pablo, el título hace referencia al oficio de hacer canciones de una forma tan artesanal como intangible. Casi podríamos decir que es una reivindicación de estos nuevos tiempos en que costosas y largas producciones en grandes estudios han quedado atrás, en una época en que la mayoría de los músicos se ven abocados a la autoedición…
Hacer canciones es un oficio artesano que no da lugar ni a muebles, ni a cuadros, o demás objetos que puedes tocar, y por ahí viene un poco el tema de la mística, consiste en la voluntad de complicar un poco una idea muy simple en el fondo, de poetizarla. Y luego el tema de grabar en casa la verdad es que sí que ha cambiado mucho a nivel de infraestructura, y puedes montarte tu estudio en una habitación en casa sin tener que ir a grabar a un estudio. Después, bien es verdad que hay que acudir a elementos externos como para masterizar, por ejemplo, aunque dentro de las limitaciones de espacio normales que puedas tener en tu propia casa, se puede grabar un buen disco.

La labor de creación de vuestro anterior álbum, El fin del mundo en mapas (Absolute Beginners, 2011), es algo que os tomasteis con mucha calma a lo largo del tiempo. Sin embargo, el proceso de este nuevo álbum ha sido considerablemente más rápido. ¿Qué factores se han dado para este cambio?
Tampoco te creas, porque el nuevo disco lo empezamos ya cuando estábamos grabando el otro, y nos ha llevado también un par de años hacerlo. Aquí incluso hemos espaciado un poco más las grabaciones, porque empezamos a grabar en 2010, antes de que Marc (Greenwood) se cambiase de casa, y estuvimos como dos años grabándolo. Hemos grabado en las mismas condiciones, aunque sí que ha habido algo de material nuevo a nivel de equipo, y luego hemos ido buscando descansos dentro del trabajo de Marc con La Habitación Roja y Sr. Chinarro para poder grabar. Aunque el esquema de trabajo ha sido el mismo, en cuanto teníamos tiempo los dos empezábamos a grabar tomas, las íbamos rehaciendo, añadiendo cosas, o dejándolas como estaban.

Una característica común en los dos álbumes es que constituyen un viaje por multitud de referencias dentro de la historia del pop, yendo esta vez desde Mamá a los Jesús and Mary Chain pasando por los Beach Boys. ¿Reunir todas estas influencias dentro de un estilo propio es uno de los mayores retos de Maronda, o por el contrario van surgiendo de forma natural?
Surgen de manera espontánea. Creo que cuando te pones a hacer canciones a veces encuentras referencias, por ejemplo la observación de Mamá me la dijo un amigo, yo no la había buscado, y tampoco creo que se pueda llegar a parecer. La idea es hacer canciones, y si has escuchado algunos discos, a veces para resolver problemas utilizas los mismos procedimientos que alguien ha usado ya para resolver ese mismo problema, para rellenar u hueco, o para darle determinada tensión a un momento. Al final vas creando un sistema de trabajo muy heterodoxo en función del bagaje que tienes detrás, de cosas que has ido oyendo o que has leído. Todo suma.

Si uno es el espejo de lo que escucha, da la sensación de que tu escuchas sobre todo clásicos. ¿Cuál es tu opinión acerca del panorama actual?
A mi me gusta lo que se hace ahora tanto como lo que se hacía antes, lo que pasa es que yo he escuchado mucho lo que se hacía antes, y para reconstruir parte de la historia de lo que se está haciendo ahora intento recurrir a las raíces de lo que se hacía en el pasado. Nadie se plantea llamar nostálgicos a Wilco porque recuperen cosas de lo que hacían los Flying Burrito Brothers, los Byrds, o grupos más antiguos a nivel folk. Aquí en cambio suena raro que te remontes a Los Brincos, porque vivimos en una cultura muy de lo inmediato, de lo último. A la gente le choca que escuches música de antes, cuando para mi es un todo. En literatura, nadie se plantea que se lean cosas de los siglos XII o XIII, pero como la cultura pop tiene un recorrido más breve, parece raro que te remontes a referentes de hace cuarenta, treinta, o incluso veinte años.

En este álbum cuentas con colaboraciones de gente como Jorge Pérez, de Tórtel, o Sandra Belda, de California Snow Story…
También está Alfonso Luna, de Tachenko, que vino a grabar las baterías con nosotros, Jordi Montero, que también estuvo tocando cuerdas, o Ernest Aparici, de Polonio, que tocó la trompeta en “Volverás”. La verdad es que hemos contado con un plantel bastante interesante. No les convencimos, que suena un poco a extorsión (risas), fue todo muy agradable, entre amigos. Contamos con gente que sabíamos que podía hacer algo que podía funcionar, y la respuesta ha sido bastante positiva en general.

En el videoclip del single “Volverás”, actúa también Paco Beneyto, de los Midnight Shots, en un video que podría ser definido sobre todo con la palabra “luminosidad”. Dado que el nuevo álbum resulta más luminoso en general que el anterior, podría decirse que el video es representativo no solo de la canción, sino de la totalidad del álbum…
Puede ser, aunque la verdad es que este disco me parece incluso un poco más oscuro que el anterior. Tiene elementos un poco más negativos, más acordes menores, no te sabría decir. De todos modos, “Volverás” sí es una canción bastante luminosa dentro del conjunto del disco, no sé si será representativa, pero desde luego es una de las que más nos gustan, una de las más directas, y por eso ha sido el primer single. Elegimos la que más rápido se quedaba en la cabeza, la más pegadiza, tal y como se suele hacer cuando se elige un single.

Tu mismo has dirigido este videoclip, ¿es la primera vez que te encargas de una labor así, o ya lo habíais hecho anteriormente?
Pues con Javi, mi cuñado, con el que tengo una especie de productora, “Je Suis La”, ya habíamos hecho vídeos para Señor Chinarro y La Habitación Roja, y para Maronda también. En esta ocasión sí que es verdad que me he metido yo solo a rodarlo, no he recurrido a Javi. En verano tenía mucho tiempo libre y decidí empezar a usar la cámara por mi cuentas. La verdad es que estoy bastante contento con el resultado.

Tus temas recurrentes siguen ahí, aunque se aprecia en este álbum una menor carga política que en el anterior que en el anterior, que contenía canciones como “Buenaventura”, por ejemplo. ¿Te sientes un poco saturado de esta actualidad tan negra como la que estamos viviendo?
No, de hecho mi intención era haber hecho un álbum más político, pero al final el conjunto de las canciones que nos gustaban desplazaron a aquellas con mayor contenido político. De hecho, una de las que se quedaron fuera está en el recopilatorio de Primavera Valenciana. No se nos ha pasado por la cabeza el dejar de recurrir al tema político, porque es un tema más, igual que cuando hablas de amor o de cualquier tipo de relación, como la amistad. Si que es verdad que en el disco está “Vivimos en democracia”, que tiene alguna referencia política, pero no hay una canción que tenga la misma intensidad como fue “Buenaventura” en el anterior.

Hablando de Primavera Valenciana, este próximo viernes actúas en el Palacio de Congresos junto a gente como Pau Alabajos, Senior o Galavera, a beneficio de los detenidos en de los disturbios del Luis Vives del año pasado. Concierto para el que ya están agotadas todas las entradas desde hace tiempo…
Sí, la verdad es que la gente se ha concienciado bastante. Valencia es una ciudad que necesita mucha respuesta a nivel ciudadano con respecto a la política que nos están aplicando desde arriba.

En directo habéis elegido contar con baterías programadas, ¿Miedo tal vez a vivir situaciones tipo Spinal Tap con un batería real?
No, no es miedo, más bien a tener que dejarnos una pasta en mover un batería de un lado a otro. Cuando toquemos en sitios más grandes y tengamos la posibilidad de recuperar el gasto tan grande que supone llevar una batería, nos lanzaremos a tocar con batería, aunque de momento la programación nos viene bastante bien. Nos permite subirnos a un coche Marc y yo e irnos a tocar por ahí. Paco Beneyto también nos acompañará al bajo en determinadas ocasiones como la del viernes que viene.

El álbum lo estrenáis en directo durante los fastos del VII aniversario de Vinilo Valencia, el día 22 de febrero en la sala Wah Wah de Valencia, compartiendo escenario con El Hijo. Más allá de esa fecha, ¿qué otras conciertos o proyectos aguardan a Maronda en el horizonte?
El 28 de febrero actuamos en Albacete, el 1 de Marzo en Castellón, y estamos cerrando Zaragoza, Lérida o Madrid.

* Las entradas del 22 de febrero en Valencia están a la venta por 10 € a través de este enlace de movingtickets.com.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.