Entrevistamos a: Pleasant Dreams
Redactor: Mariano López Torregrosa
Género: Pop/Folk
País: España

Pleasant Dreams, la formación de folk-pop castellonense, debuta en el FIB. Los castellonenses, una de las revelaciones de los últimos años dentro del pop en castellano, ven así refrendada su elaborada trayectoria; una seria carrera musical que han decidido tomarse con sin prisa pero sin pausa.

Charlamos con Juanjo Clausell, el 50% de la banda que comparte junto con Pedro Mendo, a pocos días de subirse al escenario Trident Senses del Festival Internacional de Benicàssim.

Juanjo, en las últimas entregas discográficas de Pleasant Dreams, habéis contado con una gran variedad de colaboradores. ¿Cuál podría decirse que es a día de hoy el núcleo en la banda?
Desde el primer día de la andadura de Pleasant Dreams, Pedro y yo nos hemos involucrado al máximo en todas las tareas que implica tener un grupo de música y conseguir llegar lo más lejos posible. A lo largo de estos años, hemos contado con mucha gente, tanto miembros de pleno derecho como diferentes colaboraciones puntuales, a los que queremos agradecer su tiempo y esfuerzo y sin los que no hubiera sido posible conseguir todo esto. Pero desde hace un tiempo hasta aquí nos resulta más cómodo ser dos a la hora de tomar decisiones y coordinarnos, y contar con diferentes colaboraciones para grabar, tocar en directo u otros proyectos.

Pleasant Dreams tenéis una apretada agenda de conciertos durante este verano, justo en una época en que la música en directo está languideciendo por toda una serie de motivos. ¿Cómo veis el panorama a corto/medio plazo?
A corto plazo tenemos dos de los directos que esperamos con más ganas: el FIB y, a la semana siguiente, una colaboración con la Banda Municipal de Castellón para el ciclo A la Lluna d’Estiu. A medio plazo tenemos algunos festivales interesantes, como el Vallsonora, el Vértigo Estival o el South Pop Isla Cristina, y la idea es acabar con las presentaciones del disco a finales de año.

¿Para cuando podemos esperar un próximo lanzamiento? ¿Seguiréis colaborando para la ocasión con Adam Selzer, o preferís probar por otros derroteros esta vez?
La colaboración con Adam ha sido muy productiva y nos ha dado un salto de calidad importante, pero justo la versión acústica que comentas esta producida de otra manera, con amigos mucho más cercanos como Forn Estudi o DeMarjal Produccions, y podría ser que fuéramos por ahí en adelante porque estamos muy contentos con el resultado, aunque está todo en el aire. Después de noviembre nos pondremos a preparar cosas nuevas y decidiremos todo esto.

En 2011 editasteis el EP Tal vez mañana, en que otros artistas procedentes de espectros sonoros diferentes al vuestro realizaban remezclas de vuestras canciones. ¿Trabajos como estos os animan a recorrer otros caminos de exploración musical diferentes al vuestro?
Exactamente es así, tenemos una inquietud natural que nos lleva a lanzarnos a todos los proyectos por los que sentimos curiosidad. Los escarceos con la electrónica vinieron en un momento en que nos resultaba muy fácil coordinar los encargos de estas remezclas a gente muy cercana a nosotros, y al mismo tiempo aportar nuestro granito de arena para el reconocimiento de estos artistas. Mantenemos muy buenos contactos con todos ellos (y concretamente con Gahs, que es nuestro guitarrista de directo) y en ningún momento hemos descartado seguir haciendo cosas en esta línea. Cada uno de ellos consigue sonoridades muy interesantes que, nunca se sabe cuando, pueden servir de inspiración.

En canciones como “La Noche de San Juan” o en “La Panderola”, también parece que tratáis de explicitar vuestra esencia local o más bien mediterránea, ¿os habéis planteado rescatar y llevar a vuestro terreno más piezas del folclore popular, o esto se ha tratado más bien de momentos puntuales?
“La Panderola” fue un punto de inflexión tanto para la formación como para nuestro sonido, y estamos muy cómodos con esta esencia mediterránea de la que hablas. Nos resulta muy fácil contar con músicos de viento dado el gran número y protagonismo que tienen en las bandas municipales de nuestros pueblos. Dicho esto no nos cerramos la puerta a nada y no descartamos seguir explorando nuevas sonoridades.

El próximo 18 de julio actuáis en el FIB. ¿Es la primera vez que actuáis allí? Supongo que verse en uno de los festivales más importantes no solo de España, sino de toda Europa, con tan solo dos discos en el mercado, es un espaldarazo importante para una carrera…
Es la primera vez, claro, y hemos comprobado que la repercusión que tiene estar en el cartel es enorme y difícilmente comparable a cualquier otra. Poder tocar en el festival que has ido casi todos los años, donde hemos vivido grandes momentos, conocido gente, música, etc es muy especial. Es un premio y lo vamos a disfrutar como tal, sin presión y sin que tener que demostrar nada.

La edición de este año se ha visto rodeada de incertidumbre en fechas recientes, aunque parece que finalmente todo parece que va a llegar a buen puerto. ¿Cuesta mantenerse ajeno a toda la problemática, siendo una de las bandas en cartel? ¿cómo se ha vivido la polémica, estando involucrado desde dentro?
La verdad es que fue un único día el que saltaron las dudas y las redes sociales se incendiaron con ello. No nos dio tiempo a plantearnos nada. Si se llega a hacer más larga la incertidumbre, posiblemente nos hubiera afectado y nos hubiéramos preguntado porqué después de 18 años, justo el año que tenemos la oportunidad de estar en el otro lado, se acaba. Hubiera sido muy cruel.

El nombre de la banda coincide con el del sexto disco de los Ramones. ¿Pura casualidad o intención de jugar al despiste?
Es totalmente intencionado y sin ganas de despistar. Hoy en día puede resultar extraña esta asociación pero el proyecto tiene más de 12 años y en su momento vino de un sonido más cercano y sobre todo, un nombre con el que hacíamos referencia a una época de nuestras vidas muy intensa y donde descubrimos el amor a la música.

Siempre habéis declarado que esperáis que la vuestra sea una carrera larga. ¿En que punto se encuentra ahora esa carrera?
Que la música es una carrera de fondo es un hecho. Mucha gente muy buena se queda por el camino por diferentes motivos extramusicales, como el trabajo, la familia, la motivación… Nosotros tenemos la ilusión y las ganas del primer día, y estaremos dando guerra hasta que así sea.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.