Entrevistamos a: Ricardo Lezón
Redactor: Carmen Sánchez Adán
Género: Pop
País: España

Tras Viento Smith, McEnroe y The New Raemon & McEnroe ahora aparece Esperanza, el primer disco en solitario de Ricardo Lezón. En él puede encontrarse luz, también caminos que llegan desde Noviales hasta Praga y la voz de la hija de Ricardo entonando alguna de las melodías que atesora. Después de darle varias vueltas a este nuevo trabajo, lleno de paisajes, hablamos con Ricardo para conocer más detalles sobre él.

Este disco ha sido una sorpresa. No sabíamos que paralelamente a New Raemon & McEnroe se estaba Gestando Esperanza.

Sí, esto parte del momento en que terminó la grabación y publicación de Rugen Las Flores con McEnroe. Todos coincidimos en que habíamos llegado a un punto en que sí nos sentíamos saciados, así que el siguiente paso había que pensarlo muy bien. Eso implicaba un parón, aparte que todo coincidió con otros temas personales, el bajista y el batería fueron padres a la vez, luego el bajista se ha ido a vivir a México porque le cambiaron el trabajo. Fue un momento para parar ,y ver qué pasa en el futuro. Coincidió con que yo quería hacer cosas, surgió lo de Ramón, hice lo de Ramón y aproveché para terminar el libro de poesía. Luego la idea del disco en solitario era algo que tenía muy claro desde hacía tiempo, no sabía cuándo iba a salir y bueno, vi el hueco ahí. Se juntó todo. La verdad es que igual hubiera sido mejor esperar un poco más de tiempo, pero estaba el disco terminado y bueno, ha salido ahora. También me ha podido mucho Subterfuge, era una idea que les hacía ilusión, estoy muy apoyado y nada, p’alante. Tampoco tiene mucho sentido estar midiendo los tiempos cuando hacemos este tipo de música. No es música comercial ni nada que vaya a influir ni que vaya a gustar a más o menos gente.

¿Qué tiene Ricardo Lezón en solitario que no tienen tus otros proyectos?

Bueno, es muy difícil alejarte de McEnroe cuando tú te dedicas a componer las canciones, las letras y pones la voz. Cuando me planteé este disco pensaba que también era un error intentar separarte de algo que no puedes. Lo que sí tenia claro es que sí que quería contar con Txomin Guzmán, que es quien me ha acompañado en todos estos proyectos y Edu, que es el batería de McEnroe, viene siempre conmigo a todos lados. Txomin Guzmán es un amigo mío, de toda la vida, está un poco fuera del circuito de música que hacemos nosotros y es un poco más clásico, más de los sesenta, es un músico impresionante. Me hacía ilusión y dio la coincidencia de que cuando estaba pensando en él, me llamó y me dijo que si podíamos hacer algo juntos y tal y bueno, me apetecía mucho poner las canciones en sus manos y ver que podía hacer. Luego, sobre todo no obsesionarme, porque hubo momentos en que sí estuve un poco agobiado con el hecho de que no quería que sonase a McEnroe, hasta que me di cuenta y dije, qué estupidez, sí suena a McEnroe, suena a McEnroe.

A veces te coges la obsesión esa y acabas haciendo una patraña, por intentar alejarme acabo dejando de ser yo, eso es peor que ser muy tú. Luego me he encontrado de todo en la gente. Unos me dicen que le recuerda mucho a McEnroe y mucha gente dice dice que no.

¿Qué te influyó a la hora de componer este disco?

Son épocas de la vida. La mayoría de las letras están escritas en Soria. Es una época muy buena para mí, yo creo que me influyó por el paisaje, por lo que estaba viviendo e incluso por la ilusión, yo no he perdido ni un gramo de ilusión en McEnroe pero, meterte en algo nuevo así, pues era un poco de miedo mezclado con ilusión. Creo que todo eso se saca en las canciones.

Ahora que nombras a Soria, hay una canción que se llama Noche en Noviales, otra se titula Primavera en Praga. ¿Por qué estos lugares?

Noviales tiene una influencia directa total porque es la aldea en la que estuve viviendo casi dos años y bueno, ya te digo, casi están escritas allí el 100% de las letras. En Praga no, yo no he estado nunca en Praga, me gustaría mucho ir pero no he ido y esa tiene más que ver con un escrito de Václav Havel,  que fue presidente de Checoslovaquia habla un poco de la revolución interior. Le puse el título un poco pensando en eso, pero bueno sí, Noviales está en todo el disco.

¿Este disco está pensado para seguir con esta carrera en solitario o seguirá habiendo proyectos simultáneos, como ha pasado ahora?

Pues mira, si en algo soy especialmente malo es en hacer planes. Ponerme ahora a pensar si iniciar una carrera, pues no tengo ni idea la verdad. Mientras me sigan haciendo ilusión las canciones y tocar, seguramente grabaré y mientras Subterfuge quiera sacar los discos pues los sacaré y no sé. Igual en un momento dado se acaba todo, no lo sé, no me gusta pensar en eso. Es igual que con lo del disco de Ramón, si me preguntas ahora, ¿Habrá otros? Ni idea. De repente igual sí, de repente igual no, pero no está concebido así. Si me preguntas pues yo creo que sí, pero además tengo ilusión, supongo que sí.

En el disco se escucha cantar a tu hija. La pregunta no va dirigida tanto como músico, si no más bien como padre, ¿Qué se siente en que haya podido participar en tu disco?

Pues la verdad que una ilusión impresionante. Ya habíamos grabado un single con McEnroe hace un año o así, grabamos Un Rayo de Luz, quiso cantar y ya me hizo mucha ilusión. Para este disco yo tenía muchas ganas pero bueno, ella es una niña de quince años, escucha otro tipo de música. Tampoco le he querido forzar para cantar ni nada, pero bueno, estando allí, en Soria y yo ensayando las canciones, le veía que las cantaba y tal y que le hacía ilusión, le pregunté y fue tan sencillo como eso. Sólo quería que cantara si le hacía ilusión y si le gustaba la canción. Pero bueno, que aparte de que sea mi hija, que es triple ilusión y de orgullo, es que a mí me gusta mucho como canta. Yo la escuchaba en el coche cantar en el asiento de atrás y decía ostras, yo no tengo mucho oído pero esta niña canta bien. Entonces no es una aparición gratuita, creo que suma y suma muchísimo. De hecho, ahora me he quedado con ganas de que haga más. Ahora he vuelto a revivir el disco, ahora lo escucho y pienso que podría haberlo hecho mucho mejor, podría haber metido muchas más cosas que las veo ahora. Eso es una cosa que pasa cuando vas haciendo discos pero se te va pasando.

¿Qué le dirías a la gente que no ha podido escuchar este disco sobre él?

Yo creo que es un disco que puedo decirte cómo lo escucho yo. Lo que pasa que lo digo como músico, que he estado tan metido en el disco, lo he oído tantas veces, de tantas maneras, sin mezclar, mezclado, con una mezcla diferente. A veces pierdes un poco la perspectiva, yo sé de dónde nació el disco, de dónde nacen las canciones. Este disco sale de una época de tranquilidad y de haberme encajado en un sitio y creo que habla de amor pero de una forma más calmada, pausada o más realista, menos ensoñadora, menos que con McEnroe, que es todo como muy dramático, triste, es como más ampuloso y más soñador y este disco es como más pausado, ¿No? Igual es que me estoy haciendo viejo jajaja.

Con lo que más contento me he quedado de este disco y que creo que va a ser así, es que es un disco de largo recorrido. No te entra a la primera, creo que no es un disco inmediato, es un disco que va poco a poco. Habrán personas que habrán escuchado McEnroe y que de primeras este disco no les entrará y tal pero yo creo que si le das un poco de vidilla es de los discos que duran tiempo.

¿Dónde podremos verte para escuchar estas canciones? 

Hay una pequeña gira ahora que hacemos a finales de noviembre, vamos a presentarlo en el teatro Lara en Madrid el día 30 dentro del ciclo SON Estrella Galicia. El día 1 estamos en Valencia y luego estamos en Barcelona el día 2 y en Bilbao el día 18 de enero. Esos conciertos que te he dicho los voy a hacer con banda, incluso en formato más reducido, ya iremos viendo un poco sobre la marcha.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.