Entrevistamos a: Nueva Vulcano
Redactor: Quique Medina
Género: Rock/Indie
País: España

Nueva Vulcano (nos lo debían) vuelven en directo a Valencia con su último y brillante disco, Los peces de colores (Bcore, 2009).

Han pasado muchos meses desde el nacimiento del álbum pero éste, como los buenos alcoholes, ha madurado y ya es afirmable, sin duda, que nos encontramos ante uno de los mejores trabajos que ha parido el indie nacional en su historia.

Aprovechamos el paso de la banda por nuestras tierras (actuaban en el bautismo de esta web) para charlar con el siempre lúcido y genial Artur Estrada (voz y guitarra).

¿Qué tal el verano? Me consta (la culpa la tienen las redes sociales) que habéis estado por tierras gaditanas…
El verano nos gusta bastante más que cualquier otra estación. Es así.
De vivir en Estados Unidos seríamos mucho mejor grupo. Porque tocaríamos muchísimo más, haríamos giras largas de costa a costa tocando en bares flipantes. Siendo de Barcelona lo que sí podemos hacer es hacer una gira andaluza como la que hicimos en agosto, pasar unos días en Caños de Meca con nuestros amigos, comer ortiguillas, disfrutar de la diversidad de este sitio.
La cuestión es hacer cuanto está en tu mano.

¿Usáis mucho las redes sociales? ¿Creéis que son válidas para el arte?
Esto es como los grandes inventos que están destruyendo el planeta; no sé, la dinamita, el motor de combustión, la energía atómica, todo es hacer un buen uso. Yo no me sé desarrollar en esos campos, así que nada, Wences me consta que sí y Albert utiliza el Facebook para promocionar los eventos de La Castaña, su jugada.

Los peces de colores llega, como aquel que dice, a su segunda vuelta; después de rodarlo en directo y con la distancia que otorgan los meses pasados, ¿qué lugar crees que ocupa este álbum en la trayectoria de Nueva Vulcano?
Por un momento pensé que quizás este disco no saldría, quizá por eso le tengo un cariño especial.

Alguna vez has comentado que dudaste de la intención de vuestro productor, Santi García, de darle más protagonismo y volumen a tu voz en las canciones, ¿piensas ahora que fue un acierto?
Esto del volumen de la voz es una lucha antigua. Creo que Santi y yo en este sentido hemos ido de la mano: él poniendo la voz enfrente, yo abriendo la boca poco a poco a la hora de cantar.

Por cierto, una vuestras y reconocibles características es ese tamiz de suciedad que impregnan tanto tu voz como tu guitarra, ¿es sucio un adjetivo acertado para definir vuestro sonido, te agrada?
En casa soy muy ordenado, pero eso no quiere decir que sea limpio.
Respondiendo a tu pregunta, algún día me gustaría hacer un disco que se pudiera escuchar, algo agradable que puedas ponerte en casa para cenar con un ser querido y no esto que hacemos que parece hecho para “echar a las visitas” (se lo oí decir a Kiko Veneno sobre el disco de Veneno, me hizo gracia).

La potencia en el directo es una de las señas de identidad de Nueva Vulcano, ¿qué importancia le dais al volumen en vuestras actuaciones?
Ensayamos al mismo puto volumen que utilizamos en los conciertos. Nuestros amplificadores son grandes. Nuestro batería tiene unos brazos grandes. Eso crea el sonido y el sonido crea la canción muchas veces, ya que las canciones suelen surgir haciendo el cabra en el local.
El volumen es pues importantísimo, no es un capricho, no es una cosa que utilicemos para tocar los cojones, es nuestra manera de hacer y de comunicarnos.

De todos modos – o eso nos dijiste tú en una entrevista pasada- grupos de hardcore amigos vuestros os llaman los “pijocores”, ¿a qué crees que obedece este apelativo?
Quizás no me expliqué bien. No puedo atribuirme ese término. Esto se utilizó por primera vez cuando aparecieron los Corn Flakes. Ellos si que aparecieron en un contexto muy punkie haciendo música melódica, canciones pop al fin y al cabo, supongo. Cuando apareció Aina la cosa ya estaba más diversificada, la “escena” más abierta, por decirlo de alguna manera.
Pero sí, es verdad que nuestros grupos han sido demasiado punkies para los poperos y demasiado poperos para los punkies, muchas veces. Me acuerdo de esa versión de la Ramona nosequé que cantaba ese chaval, el cantante de Le Search, ¿cómo se llamaba? no me acuerdo; un chaval muy majo, decía así: “los Ramones son un grupo para punkies y poperooooooooos, Ramoneeeeeeees, os quierooooooooooooo”.

Lo cierto es que os han enmarcado en festivales de corte pop-indie o en otros más punkis, ¿Ves esto como una ventaja?
Sí, claro, a nosotros nos gusta tocar.

¿Qué te ha ofrecido (y sigue haciéndolo) Nueva Vulcano que no tuvieras en Aina?
¡Pues me gusta que me hagas esta pregunta! Con Aina no tuvimos nunca un técnico de sonido fijo y ahora tenemos a Sergio Picón y todo es más fácil y mejor.

En este último disco, como ya ocurriera en los anteriores, destaca tu contemporánea y directa poesía, ¿cuál es tu modus operandi a la hora de componer?
La música suele ser el motor que enciende la letra. La letra suele salir de alguna cosa que haya escrito anteriormente.
Se trata de enamorarse de la canción, tener la canción en la cabeza todo el rato, llevártela a casa, convivir con ella.
Es bonito cuando sale fácil. A veces no te deja dormir y es un rollo.

¿Existen ya canciones para un próximo trabajo?
Canciones, canciones no. Pero creo que sabemos lo que vamos a hacer y eso es importante. Y tenemos muchísimas ganas de hacerlo, tengo de ganas de ponerme la guitarra y de mirarle a Wences el careto.

¿Cómo se vive dentro del rock desde la treintena?
¡Buf! Es extraño. Yo siempre había sido el pequeño…

¿Qué lees, qué ves y qué escuchas últimamente?
Ayer escuché unas 37 veces “La Veleta” del último disco del último disco de Los Planetas. Acabo de volver de Menorca con mi chica. Cada mañana antes de desayunar íbamos a la rotonda aquella de Sant Lluís donde hay un pájaro que te indica de donde sopla el viento. Entonces sabes a que playa tienes que ir. Y nada, he vuelto y escuché esta canción y me emociona profundamente, de hecho, espera, voy a volverla a poner.
A veces pasan estas cosas, te enamoras de una canción y todo cambia y todo parece posible. Es el poder que tiene la música.
Este verano he escuchado mucho los discos en solitario de Stephen Malkmus, vibré repetidamente con “El Fantástico Mr Fox” de Wes Anderson (aunque lo mío son las series catalanas, ahora, La Riera).
Soy un lector pésimo, soy más feliz cuando leo, tengo que leer más, “Un Hombre Sin Patria” de Vonnegut se leyó sólo.

En vuestra ciudad, Barcelona, llevas parte de la programación de un lugar tan especial como el Heliogàbal, ¿cómo ves la salud de la música en directo en estos tiempos de noticias apocalípticas?
Muchos grupos pocos espacios. Mucho festival poco concierto.Y el público que cada vez sabe más de que va la historia.

Sois un grupo muy mimado en Barcelona, ¿encontráis el mismo cariño en el resto de España?
Encontramos tanto cariño en el resto de España, tanto, que no estoy seguro de si sabemos corresponderlo.

No tiene nada que ver pero por curiosidad, ¿qué opinas de la prohibición de las corridas de toros en vuestra ciudad?
Tiraré pelotas fuera, disculpa, no tengo ni puta idea de que va esto, nunca he estado en ninguna corrida aquí ni en ninguna parte. Se ve que en la Costa Brava esto era un clásico. No sé, me da la sensación que esto triunfaba más antes, me huele un poco a naftalina el tema. Francamente, tampoco conozco a nadie que le interese y desde luego mucha gente que está en contra, así que la prohibición tampoco me sorprende.
Una de las dos plazas así grandes, la de la Plaza España, la están convirtiendo en un centro comercial.

Y Valencia, ¿qué os sugiere nuestra ciudad?
El otro día cenando en Es Mercadal, oí que un valenciano comentaba que ahora estáis aprendiendo a convivir con los turistas. Buena suerte. Parece que ha colado toda la parafarnalia que os han construido últimamente.
También sé que se quieren cargar El Cabañal como tanta otra gente poderosa que destruye las cosas bonitas en todas las partes del mundo. Sé que allí estáis especialmente puteados con esto. No sé si podremos cambiar estas cosas, no sé si podremos tratar con estos hijos de puta, debe ser muy frustrante enfrentarse a ellos.
Tengo ganas de ir a La Resistencia a ver algún chou, Wences ha estado y dice que lo gozó.
También me gustaría nombrar a Betunizer, uno de los mejores grupos que he visto ultimamente. Ver a Marquitos tocar la batera con esta gente me hace feliz.

¿Qué tipo de actuación tenéis pensada para el 29 de octubre en El Loco? ¿Más centrada en Los peces de colores o un poco de todo?
Peces, amigos. Y lo que vosotros queráis, faltaría más.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.