Entrevistamos a: Toundra
Redactor: Quique Medina
Género: Rock Instrumental/Post-Rock
País: España

Desde que en 2008 viera la luz I, su primer larga duración, cada uno de los tres discos que ha ido regurgitando Toundra ha elevado la magnitud de una banda poderosa. Jedis absolutos del rock progresivo e instrumental en España, los madrileños han rebasado los límites asociados a formaciones de su estirpe, al menos en nuestro territorio.

Su carrera está recogida en una compacta trilogía que, como La Nada de 'La Historia Interminable', avanza sin dejar rastro a su paso. Un tsunami guitarrero que cuando se apacigua lo hace solo para coger fuerza y arrasar auditorios a base de hipnóticas olas de volumen.

Por el camino ha habido cambio de batería y, el verano pasado, sufrían la notable baja de su guitarrista, perfectamente suplida por un ilustre de la escena metalera de Madrid, Macón, guitarrista de Adrift y El Páramo.

Por ellos ya estarían encerrados componiendo lo próximo. Pero público y promotores han demandado una gira que dura ya año y medio; un viaje que tendrá su Ítaca el próximo 18 de octubre en el Deleste Festival.

Al habla Álex, batería de Toundra.

Me da la sensación de que vosotros mismos estáis flipando ante el crecimiento de público que habéis experimentado, gradualmente, en los dos últimos años…
La verdad es que sí, aunque te acostumbres un poco, no dejas de sorprenderte. Yo llevo ya un tiempo que tengo que sacar una foto desde el escenario al acabar el concierto. Mi madre me la pide después, ¿sabes?

No es habitual que un grupo de rock instrumental español (Los Coronas aparte) se cuele en tanto festival, como ha sido vuestro caso. ¿Cómo lo habéis pasado? ¿Buena experiencia la festivalera?
Hombre, ha habido de todo. En general todas nuestras experiencias tocando por ahí son buenas. Hay festivales en los que podríamos haber tenido un horario mejor, otros en los que podíamos haber sonado más compactos… pero en fin, en general las sensaciones son cojonudas.

¿Sois conscientes de estar abriendo estilos más cerrados y complejos como son el post-rock instrumental o el hardcore a un público hasta ahora virgen de ello?
En el caso del post-rock instrumental, supongo que sí. En el caso del hardcore no sabría qué decirte. En cualquier caso, que la gente se abra a más estilos gracias a tu música, ya es todo un logro.

Antes hablábamos de la aceptación del rock instrumental y progresivo por un público más amplio dentro de nuestras fronteras. ¿Creéis que sellos como Aloud tienen culpa de ello? (Nosotros sí)
Por supuesto. Aloud apuesta por el rock instrumental. Apuesta por aquello en lo que cree, en general, pero lo instrumental es algo que les tira mucho. Ahí tienes a Atleta; a The Joe K-Plan; el AMF Fest, en el que tocaron gran parte de bandas instrumentales.

¿Escucháis mucha música instrumental? ¿Cuáles son vuestros referentes?
En mi caso, podría decir El Páramo, Shels, The Mercury Program, algún disco de Mogwai… Pero si alguno es un referente claro a la hora de componer, es pura casualidad. Exceptuando El Páramo, no son nuestras mayores influencias.

El rock que practicáis tiene ramalazos muy metaleros. ¿Os reconocéis en este estilo?
No es que seamos muy metaleros, pero supongo que algo tiene, claro.

¿Qué importancia le dais al volumen en vuestras actuaciones?
Mucha. Y en los ensayos ni te cuento. A veces pienso que mi batería está rota porque no me oigo de lo alto que toca esta gente.

Os hemos visto en varios foros (grandes escenarios de macrofestivales, salas pequeñas…). En el Deleste tendréis la ocasión de actuar en un auditorio (cosa que también habéis probado en otras ciudades). ¿A qué se debe atener el incauto espectador?
*Apunte importante: El auditorio permite consumir bebida en su interior.
Incauto espectador, desde este espacio me dirijo a ti, con toda confianza, con todo el cariño, y te digo: lleva tapones para los oídos.
*Llévate la cartera también, que se puede consumir bebida en el auditorio.

Llegáis muy rodados a la cita valenciana. ¿Todavía queda en los directos espacio para la improvisación?
Nunca hemos sido muy de improvisar. Nos gusta “clavar” los directos. En mi caso, improviso a veces en temas antiguos, temas del primer disco, que no lo grabé yo, y cada vez toco de una manera ligeramente distinta. A veces se puede convertir en un problema. Pero por lo general va bien.

¿Después de Valencia qué?
Después de Valencia le quedan pocos coletazos a la gira. Me parece que tenemos el Mareira Fest en Galicia y un concierto en Barcelona, ambos en noviembre. Luego a encerrarnos en el local y a componer temas para el próximo disco.

Centrándonos en el último disco…

Brutal el comienzo del álbum con los seis minutos de tensión que propone “Ara Caeli”. ¿Declaración de intenciones para empezar?
No sé si se trata de una declaración de intenciones, pero nos gusta poner al principio ese tipo de temas que empiezan calmados, y van in crescendo hasta que estallan.

En “Requiem” se intercalan fases melódicas en las que entran sonidos casi acústicos y violines que aportan, de nuevo, un toque medieval y de leyenda al asunto. Es una canción novedosa en vuestro registro. ¿Qué pretende transmitir?
La pretensión de este tema, en principio, era la de darle aire al disco. Que el que lo estuviese escuchando en su casa tuviese un momento de pausa entre tanto guitarreo y tanto cambio de ritmo. Lo que transmita es más cosa del que lo escucha, ¿no?

Todo un “engaño”, porque “Marte” empieza a saco… ¿Hasta qué lugar nos quiere llegar “III”? ¿Qué narra?
Ahí está la gracia de no tener cantante. Narra lo que tú quieras que narre. Para nosotros Marte es el tema que le faltaba al disco para que fuese más redondo. Un tema rápido y directo. Sin medias tintas. Con sus partes intermedias, como todo lo que hacemos, pero yendo más al grano.

¿Con “III” se cierra algo o sigue la saga?
Se sigue y no sabemos si se cierra. No sabemos qué vendrá ahora, nadie lo tiene claro. Ha habido cambio de guitarra, no sabemos cuál será el sonido de lo nuevo con Macón a las 6 cuervas. Pero se irá viendo.
La coña que hago yo siempre es que tenemos que sacar “IV” y luego ya hacer lo que nos dé la gana, como Led Zeppelin cuando sacaron el ‘Houses of the Holy’.

¿Qué importancia tienen Santi y Víctor García (Estudios Ultramarinos Costa Brava) en el disco? ¿En el sonido y la trayectoria de Toundra?
Ellos empezaron a trabajar con nosotros a partir del segundo disco. Es importante tener trabajando contigo a gente a la que le ilusione lo que está haciendo. Y en este caso es así. Santi y Víctor han hecho un trabajo muy bueno mezclando y masterizando los dos últimos discos y seguirá siendo así con el próximo. Estamos muy contentos con ellos y queremos que sigan trabajando con nosotros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.