Manual de uso:

De nuevo, hago llamamiento a no posicionarse. El análisis del concepto “contradicción” es el núcleo de estos textos. Se presenta el blanco y el negro, pero hay toda una paleta de configuraciones posibles. Cada cuál configure la suya, aunque luego la deje marchar, pues de nuevo, no hay que posicionarse.

 

Individuo X – Joven con ideales inicia carrera política 

No puedo entender toda esta miseria política.

¿Tan difícil es mantener unos valores?

¿No ven que son los peores ladrones de la historia?

Lo peor, es que no sé ver si es arrogancia o estupidez,

ya que ni se molestan en borrar sus huellas.

¿No ven que se nota que pelean por puestos más que

por ciudadanos?

Sus sonrisas relucen por sus mentiras blancas.

No duelen al principio, pero hacen mella a la larga.

Nos engatusan con pequeños detalles novedosos, para que veamos espejismos de esperanza en medio del desierto.

Y sin quererlo, bebemos de la arena,

creyendo de nuevo haber encontrado un oasis.

Creo que voy a cambiarlo. He de cambiarlo.

No. No debe ser tan difícil ser transparente, hacer las cosas con

corazón.

¡Y que arcaico es todo lo que rodea la política!

Publicidad, campañas y discursos de manual anticuado.

Ni siquiera llegan a la altura de nuestros maestros clásicos.

Sí, aquellos que crearon la Polis hace muchos siglos.

Un paso de gigante. Hacia atrás.

Con lo fácil que es ser sencillo, y

poner al pueblo por delante.

Creo tener la fórmula. Lo peor, es que no es una fórmula difícil.

Ha estado ahí siempre, y nadie la ha puesto en práctica hasta ahora.

Vamos a ello.

 

Individuo X- Ya no tan joven, ha llegado a un alto cargo político

Apoyar a un pueblo que a la mínima te da la espalda.

Te trata como un famoso de la telebasura.

Te miran con admiración,

pero en el fondo esperan tu tropiezo.

Peleas por ellos, y te apalizan emocionalmente.

¿Para qué, los valores?

Llegados a este punto, ¿voy a seguir mirando por encima

todo el poder que tengo aquí, guardado en un cajón?

El pueblo es egoísta. Ahora lo veo.

Siempre lo será. Lo seremos.

Para qué luchar.

Lucharé por sobrevivir, como todos hacen.

La envidia, la frustración, el sadismo colectivo,

que se nutre de los males del resto no me deja cumplir.

Desgaste.

Me acuerdo de cuando luchaba por ser diferente.

Ahora tal vez entienda, que el sistema nunca dejó a nadie

ser lo que muchos quisimos ser.

Que le den.

Abriré un poquito mi cajón.

Mil insultos los traduciré en mil monedas.

Mil monedas que me tomo a conciencia por

Los mil esfuerzos que dediqué.

Qué imbécil fui.

Cuánto hay en este cajón,

y cuánto tiempo he tardado en abrirlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.