Son muchas las esquinas de las barras de ciertos garitos con gusto que, cada fin de semana, acogen intensos debates en torno a un tema que nos apasiona más todavía que el fútbol, los toros o la política: la música. Y no nos engañemos: el fútbol, los toros y la política también tienen mucho de música… y viceversa. Cabe todo en una barra… y de madrugada.

Con el sol como testigo, sin el calor correspondiente, pero sí con el vaso en las garras (ya que invito a tomar una cerveza o un güisqui mientras leen esto), nace esta nueva sección que tratará de acercar algunas de esas opiniones servidas a pie de bar a nuestro webzine.

En los tiempos que corren de monótona sobreinformación (nosotros mismos nos dejamos aborregar en ciertas ocasiones), es importante seguir apostando y creyendo en la opinión. Pensamientos y afirmaciones que necesitan columnas como esta con el mero objetivo de remover neuronas, extraer el pensamientos a la luz y debatir, siempre debatir.

Para ello invitaremos a voces autorizadas y con licencia para ello que ya irán conociendo de aquí en adelante. Y, por supuesto, la inexorable opinión del lector, al que invitamos desde ya a que se acerque a la barra.

Esperamos pues que en este rincón se encuentren como en esa transitada esquina de la barra de cualquier bar donde programen buena música. Pidan algo de beber. No se corten.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.