Sin profundizar, pero divertido

La mayoría de bandas pasaron sin pena ni gloria dedicándose únicamente a repasar sus temas más conocidos