Grupo: Leiva
Sala: Jardines del Real (Viveros)

Recuerdo cuando hace unos meses subía a Instagram una publicación con la que sonaba de fondo “No te preocupes por mí” a la que una amiga me respondía con “¿Vamos a ver a Leiva?”, seguidamente comprobábamos en la web de Concerts de Vivers que las entradas estaban agotadas. ¿Quién diría que poco después tendría la oportunidad de asistir con el equipo de Redacción Atómica?

Son las 21:00 del 12 de julio de 2019, hace una hora que se produjo la apertura de puertas del recinto y queda otra para el inicio del concierto, RA espera junto al resto de acreditados de prensa a la manager de Leiva. Nos conduce junto a la parte derecha del foso para darnos unas sencillas indicaciones sobre la posición desde la que deben tomarse las fotos, así como el tiempo del que disponemos para dispararlas. 

Comienza a caer la noche y con ella apreciamos la magia de la localización, en pleno centro de Valencia y rodeados de vegetación, se encienden las luces que decoran el recinto. Al fondo el escenario, a ambos lados, carpas para adquirir bebida y food trucks, la arena empieza a llenarse, las primeras filas llevan tiempo abarrotadas.

Son las 22:00 y el público aguarda impaciente el comienzo de la actuación. A las 22:10 se encienden los focos del escenario y sobre el fondo se proyectan unos visuales “brutales” como comenta Rocío Tuset de RA. El grupo pisa el escenario y el público grita eufórico. Abren el concierto con Expertos, al que siguen temas como La lluvia, Animales, Guerra Mundial o Lobos.  

Después de las 5 primeras canciones Leiva agradece al público el haberles escogido, mostrándose “super consciente” del esfuerzo que supone pagar una entrada.

Durante el tema Nuclear es inevitable fijar nuestra atención en la coreografía que ofrecen el trompetista y el saxofonista, así como unos visuales increíbles, que destacan también en Como si fueras a morir o No te preocupes por mi, canciones que resaltaron por ser de entre las más coreadas por el público.

Tras acabar esta canción, el cantante entregado pregunta por el estado de su público. Comenta que hay canciones de las que le cuesta desprenderse, ni aun intentándolo. Aquellas canciones que, a pesar de haber sacado nuevo disco deben aparecer en su repertorio, porque de alguna forma “le hace bien mandar a tomar por culo a alguien”. Con esta última frase el cantante ha desvelado el tema que viene a continuación para sus fans. Seguidamente se tocan los primeros acordes mientras el público corea “¿Quién va a salvarme a mi de mi cabeza…?” Creando una sensación de Electricidad en el ambiente. 

Le siguen temas como Terriblemente cruel, canción perteneciente a su segundo álbum tras separarse del grupo Pereza, que obtuvo un éxito tremendo con más de 20 millones de streamings; Como lo tienes tú, o Vis a Vis, canción para la que el cantante apeló a la libertad del público para solicitar algo de silencio. “El silencio también es música así que si colaboráis sería genial”. Sorprendentemente (para la época en que vivimos), gran parte del público guardó su teléfono móvil que le había acompañado durante toda la sesión y aguardó en silencio a que el cantante empezara.

Seguidamente comienza a sonar La llamada, ganadora de un Goya a la mejor canción, y que pone nombre también a la película dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrossi. 

El concierto está llegando a su fin, el grupo hace una pequeña pausa mientras introduce su próxima canción. Recuerda temas de cuando estaba con su anterior banda, Pereza. Leiva comenta que sólo tocan las cosas que les conmueven, “cuando dejan de hacerlo, fuera”. 

Detrás de nosotros, escuchamos las diferentes apuestas del público sobre el tema que van a tocar, las expectativas están en lo más alto, y no decepcionan cuando gana Estrella Polar

Tras este emocionante tema que el grupo regala a su público más fiel, aquel que le seguía desde su anterior banda, comienza a sonar Mirada Perdida, con una entrega del público que resulta ensordecedora. 

Al concluir, el cantante y su grupo hacen amago de salir del escenario, mientras los asistentes corean “Otra, otra”, y efectivamente no les decepcionan saltando desde el backstage para cerrar por todo lo alto con Lady Madrid.

Fotos: Eukene Albiñana 

Crónica: Paula Real 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.