Grupo: B-Side Festival
Sala: Molina de Segura (Murcia)

La vida se compone de las decisiones que tomamos. De lo que dejamos atrás y de lo que hacemos nuestro. Unas veces aciertas, otras no.
Pero el elegir A o B forma parte del día a día. Y suponemos, o más bien intentamos adivinar, que el lema del B-Side festival: “la cara B del pop está aquí”va por esos derroteros.

Es decir, que la música pop tiene una cara A y una cara B, el termino es muy amplio. Dentro del pop puedes escoger entre escuchar aquello que la industria de la música lanza como superventas, que distrae, o fijarte en grupos que apuestan por algo más trabajado, más puro, sin importarles demasiado el Dinero que van a ganar.

Aunque no quiere decir que en ocasiones una cosa excluya a la otra irrefutablemente. Ni tampoco estamos sentenciando que una opción es mejor, cada cual a lo suyo…Ni que todo sea blanco o negro. Ni nada de nada. Para gustos colores…

De cualquier forma el B-Side tiene algo diferente al resto. Cada festival tiene algo distinto que lo hace único. Es bueno diferenciarse.

Llegamos el sábado al encantador pueblo de Molina del Segura, con una temperatura ideal para poder disfrutar del tándem festival-cerveza que tan bien funciona.
Montamos nuestras tiendas pues este año es el primero que organizaban zona de acampada. Para sorpresa nuestra y para reafirmar que algo diferente tiene el B-Side, fuimos recibidos por la Concejala de fiestas del pueblo que nos enseñó la zona de acampada.

Eso es lo que tiene el ser un festival más íntimo, y no tan multitudinario. Además de que se celebró en un estadio con césped y gradas, que es de agradecer cuando tus pies demandan un respiro.

A las 21:00 con impecable puntualidad Facto Delafé y las Flores Azules comenzaban su actuación. Qué decir de este trío, que no se haya dicho ya: son el grupo con más frescura de la escena nacional. Sus letras son directas, dulces, te atraviesan el corazón como flechas de luz.
Nos han conquistado porque todos las hemos vivido alguna vez, y es liberador poder cantar al unísono con tanta gente cosas que, a veces, en la intimidad, da reparo pronunciar. Pompas de jabón, transparentes como ellos, plumas para cantar y hacer el indio son los complementos para un directo con fuerza.

“Así da gusto hacer el indio”, pronunció Helena, y tiene razón, hacer el indio de vez en cuando, en buena compañía, es el antídoto contra la monotonía y la crudeza de la vida. “Sólo palabras”, “El indio”, “Gigantes”, son algunas de las canciones que por un momento hicimos nuestras.

Después de esta explosión de bienestar llegaban los granadinos Niños Mutantes. También están sonando mucho este verano y dando de qué hablar.

El compás del festival se mantuvo bajo el influjo de sus guitarras. Uno de los momentos más originales de la noche, fue el escuchar a tanta gente cantar su versión de “Como yo te amo”.

Ahora ya llegaba el momento de los internacionales. Y les tocó a los Charlatans, una formación con ya mucha historia, pero que no han tenido mucha suerte, y han quedado un poco olvidados dentro de la activa escena británica.

Lo cierto es que se esforzaron y le pusieron ganas, consiguiendo un buen directo aunque sin sobresaltos, la voz y actitud de su cantante lo mejor. Combinaron su último disco You cross my path junto con clásicos casi obligatorios.

The Happy Mondays conocidos como “Los locos de Manchester” presentaban su trabajo Uncle Dysfunktional.
Llevan dando guerra desde 1981, ¡casi nada!, pero con una energía que muchos jovencitos ya querrían para sí. Hicieron, sin duda, honor a su leyenda y a su calificativo.

Por el escenario Bez, el “percusionista” con unas maracas y con una sonrisa permanente (y un poco inquietante) animaba al público saludando y haciéndonos gestos para que el ánimo no decayera. Esta claro que con esa vitalidad que desprenden y contagian sus lunes ya pueden ser felices. Aunque también da pena, con lo que han sido, que casi todo el mundo se haya quedado en mente con el tipo loco de las maracas y no con ninguno de sus temas.

Por último, Nada Surf, un grupo del que nunca hemos escuchado una mala crítica. Y no vamos a ser los primeros, más que nada porque su directo fue excelente. De lo mejorcito de la noche. Presentaron su trabajo Lucky pero sin olvidar temas de su ya consolidada carrera discográfica.

Como apunte a mejorar es que faltan sitios de comida, y dj’s para después de los conciertos (sí los hubo en los cambios de grupo) que alarguen un poco la velada en el mismo recinto para no tener que desplazarse.

Pero aún así, a la pregunta: ¿repetirías el año que viene? Si nos dieran dos únicas posibilidades:
A: No
B, Sí

La balanza se inclina estrepitosamente a la B.

Y es que lo único, lo diferente es siempre un éxito, un triunfo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.