Grupo: Varios artistas
Sala: Alameda de Hércules - Varios recintos (Sevilla)

Sevilla. Octubre del 2017. 35 grados hasta las diez y pico de la noche. Parece el inicio de una canción de los Mojinos Escocios pero es la dura realidad. Si por algo se recordará el Monkey Week 2017 en cuestiones extra-musicales será por el agobiante calor que se vivió en Sevilla del 12 al 15 de octubre. En mi caso el primer Monkey, como le llaman los nativos y los que ya son habituales en esta feria musical reconvertida en un inmenso festival con mucho del Primavera Sound. Pero vamos por partes:

La llegada, la cervesita y la Alameda: 

De Despeñaperros para abajo todo es Sevilla, o todo es España. El caso es que no recuerdo bien el dicho, pero me cuesta creer que a día de hoy ningún grupo indie haya usado el nombre del célebre parque natural para un disco o nuevo proyecto. La cuestión es que una vez pasado el desfiladero las ventanas del coche ardían. Es llegar a Sevilla y la brújula personal de la birra activarse como si de una alarma nuclear se tratara buscando un grifo de Cruzcampo. Y miren que somos más amigos de la cervezas con ‘cuerpo’, pero hay que adaptarse al entorno. Tras el enjuague bucal y la búsqueda del centro Santa Clara por fin podíamos decir que estábamos en el Monkey Week. Encima que nos reciba un concierto de Núria Graham era una pura delicia. Más adelante recuperaremos a la ausense, ya que sin duda es uno de los nombres propios de este Monkey.

Amistades y reencuentros en La Macarena: 

Si el Monkey Week tiene un verdadero valor añadido más allá de lo musical, de descubrir y confirmar ciertos fenómenos polifónicos, es la capacidad de conocer a aquellas personas con las que uno lleva semanas, meses o incluso años intercambiando correos. La Alameda de Hércules se transforma en una especia de LinkedIn a gran escala, para alguno también en un Badoo improvisado… o no tanto, pero eso ya es otra cuestión. Tal vez, y sólo tal vez si las largas noches a la sombra del pórtico de La Macarena lo permiten, este Monkey Week haya facilitado una serie de crossovers inauditos entre algún que otro referente del indie patrio.

Poderío se escribe en femenino: 

Y es que de la infinidad de grupos que pasaron por esta edición del Monkey Week es imposible no destacar a Núria Graham, Mueveloreina, Niña Coyote eta Chico Tornado, Princess Nokia, Iseo & Dodosound, Juno & Darrell, Rocío Márquez o La Plata, por poner sólo algunos ejemplos de grupos o solitas en los que la presencia femenina es vital. Se hace difícil, por no decir imposible, imaginar el futuro panorama festivalero sin muchos de estos nombres y, al fin y al cabo, de eso va el Monkey: descubre hoy a las bandas del mañana. 

La noche me confunde y la despedida: 

A parte del calor sofocante que parecía no cesar nunca (obviamente donde más se padecía era en el interior de algunas salas) el otro punto negativo, por llamarlo de alguna manera, era la distancia que había entre la Alameda de Hércules y las salas en las que pasadas la media noche se celebraban las fiestas de los sellos discográficos. Pero como manifestaba al comienzo de este artículo, esto no es una crónica, así que por encima de todo me quedo con el propio Monkey en sí, un proyecto que creció hasta tener que trasladarse de ciudad y al que uno debe ir (en la medida de lo posible) preparado para no perderse entre la inmensidad de su cartel y el arte andaluz.

Algunas fotos del Monkey Week 2017: 

Núria Graham: 

 
  

Princess Nokia: 

       

Quentin Gas y los Zingaros: 

  

The Agapornis: 

 

El Último Vecino: 

     

Todas las fotos realizadas por Sergio F. Fernández.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.