Grupo: Modelo de Respuesta Polar
Sala: Teatro Lara

Borja sólo ha cantado Siempre y ya está emocionado, intenta hablar a su público pero tiene la voz entrecortada. Me parece lo más normal. Hoy el teatro está prácticamente lleno, tiene que aturdir un poco ver desde ese escenario tantas butacas ocupadas esta noche.

Revivir es la siguiente que tocan y la sensibilidad que ponen en cada nota es increíblemente infecciosa. Mientras, su nuevo disco Más Movimientos reposa calmado en el Teatro Lara, es cuando me fijo en el silencio del público y me asombro por la buena educación que hay en este concierto. Eso se llama respeto, creo.

Al poco tocan Dos Amigos y de repente me transportan al 2016, el año de su lanzamiento. Ha pasado tiempo, quizá el suficiente para escucharlos en directo más maduros, más completos. Luego, para Déjalo Ir y Lo Divino, Martí Perarnau, productor del último disco de la banda junto a Ramiro Nieto, sale al escenario y toca como si estuviese habituado a ser alcalde en los conciertos porque cuando hace sonar su teclado parece que es la autoridad en este teatro, al menos por unos minutos.

Cómo Crees suena ahora y es en este punto del concierto cuando el sonido está completamente impregnado en el teatro. Suena limpio, las melodías se mezclan como si estuviesen sumergidas en la misma agua, suena correcto, las letras van directas al corazón y escuecen en su justa medida, en estrofas concretas.

Pero a pesar de toda esta pomposidad, es al tocar Miedo cuando la sala hace clic. Borja baja del escenario y grita que cantemos con él su letra y así lo hacemos. Me fijo en Borja y lo veo mirando al techo del teatro, repasando las caras del público y comprobando que todo lo que está pasando sigue allí con él.

Un par de canciones más y el directo termina. La banda desaparece del escenario y deja un hueco difícil de llenar. Todo ha sido redondo. De veras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.