Grupo: Black Islands
Sello: Mama Vynila Records
Año: 2018

El pasado 31 de enero acudimos a las oficinas de G-News con motivo de la presentación del nuevo disco de Black Islands, Disco Nuevo. Menudo juego de palabras.

Allí estaba esperándonos Manu Hego, guitarrista de la banda. Es un tío amable y sonriente, nos saluda a todos y nos invita a un picoteo que tienen allí preparado. Además, las chicas de G-News nos dan cerveza. No podía empezar mejor este encuentro.

Nos hacen entrega del disco en formato físico, y lo primero que pienso es que, de primeras, es un disco muy llamativo. La portada tiene un aire loco y potente a la vez que elegante. Nos comenta que el diseño del disco lo ha realizado Cristina Daura.

Comenzamos hablando sobre los cuatro años que han pasado desde el anterior disco de la banda y Manu nos comenta que fueron unos años difíciles en los cuales todos los integrantes del grupo pasaron por un mal momento pero que, de alguna manera, la composición y grabación de este disco había supuesto un punto de inflexión. Fue una terapia para ellos, se unieron muchísimo para evadirse de estos problemas.

Para la creación de Disco Nuevo, la banda se encerró en una casa de campo en los Pirineos, alejados de la ciudad, lugar en donde vive uno de los músicos. Allí compusieron y grabaron el disco, todos juntos como una gran familia, que ensaya, come, duerme y comparte su día a día en un lugar idílico. Por lo que nos cuenta, se trata de una especie de lugar sagrado para la banda, ya que el grupo ha nacido ahí y va a morir ahí.

Manu le da al play y comienzan a sonar algunas canciones del disco. Es aquí cuando me doy cuenta de que este disco tiene mucha, mucha potencia. Canciones cañeras, con letras claras y directas, y una voz un tanto peculiar que te guía por el buen camino de la escucha. El disco dura apenas 30 minutos, pero en cuanto acaba la última canción parece que acabes de llegar a la meta de una carrera de fondo. Lo has disfrutado, lo has sufrido, y estás satisfecho.

Hablamos de canciones como por ejemplo Montaña Mágica, la cual hace referencia a la montaña que ven desde la ventana del estudio de grabación de la casa de los Pirineos. Dice que es la canción más tranquila y popera del disco. Le recuerda a El Niño Gusano y eso le hace esbozar una sonrisa. También suena Reino Animal, y aquí surge la polémica. Dice que en varias entrevistas han tratado de llevar esta canción hacia el ámbito político, pero Manu dice que no tiene nada que ver con eso. Es una canción que va en contra del maltrato animal, ellos se consideran animalistas y defienden una sociedad sin maltrato animal.

Hablando de influencias, Manu nos cita a Los Planetas, Manta Ray, Lagartija Nick, el punk antiguo, el indie noventero… No hay una etiqueta clara, dice que son un poco muchas cosas. En función de quién lo escuche, éste sacará unas referencias musicales u otras.

Para acabar, nos recuerda las próximas fechas en donde podremos escucharlos en directo. Será el 3 de marzo en La Capsa de El Prat de Llobregat junto a Lagartija Nick, el 7 de marzo será la presentación oficial del disco en Madrid en la Sala Wurlitzer Ballroom, el 16 de marzo en la Meteoro de Barcelona y el 8 de abril en El Cinc de Santa Coloma de Gramenet.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.