Entrevistamos a: ELE
Redactor: Carmen Sánchez Adán
Género: Pop
País: España

Elena nos recibe con una sonrisa y la mantiene durante toda la entrevista. Cuando habla de su nuevo trabajo What Night Hides lo hace con ilusión y ganas. Dice que grabó el disco en los estudios Abbey Road y que cuando llegó allí no se lo creía, «fue como un sueño», confiesa. También comenta que está agradecida por toda la gente que se ha involucrado en su trabajo y que la respuesta del público es maravillosa.

El pasado 6 de abril fue cuando presentaste tu nuevo trabajo a los medios de comunicación, en el Teatro Nuevo Apolo, ¿Cómo viviste esta presentación?

Estaba nerviosa, sobre todo cuando vinisteis todos a hacer fotos, no soy muy de fotos (risas). Bueno, también ese momento de que te van a juzgar o van a opinar de lo que haces, hay un puntito curioso de inseguridad y nerviosismo, pero fuisteis muy amables y cariñosos, yo lo viví bonito.


Ese mismo 6 de abril lanzaste tu segundo trabajo What Night Hides , ¿Qué tal está siendo la respuesta del público?

Creo que muy positiva, también desde el 12 de abril, que fue la presentación al público en un concierto, la gente que nos ha hecho llegar el feedback ha sido muy bueno. Luego, desde el 6 de abril, que fue el lanzamiento, creo que a la gente le ha gustado, creo que ha visto esa evolución del anterior disco a éste, así yo lo noto y así lo hemos hecho patente esa evolución tanto Pablo Cebrián, que es el productor, como yo. Son temas más enérgicos, creo que hay un cambio, hay más madurez.

Summer Rain salió hace casi cuatro años, hemos tenido mas de 70 bolos que nos han hecho crecer en el escenario, a mí también, coger tablas, seguridad, más rodaje…Eso hace que las canciones se transformen. Empecé a componer ese disco de gira, veníamos como muy enérgicos de todos esos bolos, me vi con fuerzas porque estoy plasmando lo que llevamos al directo. A mí me parece evolución y madurez en las letras y componer, positivamente hablando, de escritura, de historias que cuentas, en éstas soy más de autocrítica, vuelvo a mezclar que si una nana, un poco de ópera, clásica, góspel, un poco de todo.

¿Te ha resultado fácil componer de gira?

Creo que ha sido más sencillo, soy un poco de dejar las cosas para el último momento, Pablo y yo nos vimos en Semana Santa, me decía que le tenía que enseñar algo y yo no tenía nada (risas). Tengo muchas ideas, las voy grabando, pero de ahí a que sean una canción para ponerla en el álbum…Eso es otra cosa, pero me ha ayudado mucho el ir con una fecha, y decir, “tengo un mes y tengo que parir un disco». Siempre he funcionado así, en el último momento. Bajo presión funciono mucho mejor, a veces es tanta que la ansiedad te puede…

A quien no lo haya podido escuchar, ¿Qué es lo que le dirías sobre este nuevo disco?

Le diría, “lo que vas a escuchar te puede gustar más o menos, ser tu estilo no, entender de lo que hablo o no saber inglés, ir más allá o no querer averiguarlo pero hay tanta gente que ha querido poner su cariño aquí, dedicarle horas y que ha querido que sobresaliese lo que hemos hecho, sólo al menos por eso, merece esa escucha”. Desde Pablo el productor, Iñaki, mucha gente. Nos íbamos a Abbey Road también, había un poco de presión añadida, había que hacer algo diferente, dar un paso más del otro álbum para aprovechar a dónde vamos, entonces había ese puntito de cariño, esfuerzo, trabajo, dedicación para que sea perfecto…Una escucha merece, es un disco que pasa por muchos estados de ánimo, cuenta muchas historias, para mí puedes escucharlo del tirón, hay una orquesta que te lleva hacia varios temas, queda muy presente en muchas canciones, creo que merece una escucha.


En las canciones hay variedad de registros, muchos instrumentos y sonidos, ¿Es difícil llevar este disco al directo?

No sabíamos cómo iba a sonar y creo que nos fue bastante sencillo. Ellos trabajan muy bien, son gente muy profesional y creo que logramos hasta que suene mejor en directo y todo, ¿Sabes? Lo disfrutamos tanto que las canciones fluyen y estoy contenta por el resultado del directo del 12 de abril. Ahora vamos a empezar la gira y vamos a ver cómo van surgiendo, para nosotros suena muy bien, “suena de lujamen”, como decimos nosotros.

Veo que Pablo Cebrián es el productor, como también lo fue en tu anterior disco.

Pablo y yo formamos un equipo, cuando yo me metí en Arcadia, que es su sello, funcionó bien ese binomio, Pablo llevaba la música y un equipo de trabajo, los bolos, todo el plano administrativo, somos un equipo que engloba más que el hecho de hacer una canción, hay que sacarlo fuera, tocar, vender el disco. Hemos formado un equipo de trabajo que íbamos a repetir en este segundo disco. Por ejemplo, la idea de la portada es suya, está más involucrado en lo que es hacer una canción, está involucrado en todo.


El disco fue grabado en el mítico Estudio 2 de Abbey Road, imagino que tuvo que ser una experiencia única.

Creo que es un sueño, somos muy fans de los Beatles, es uno de los mejores estudios del mundo, llegas allí y no te lo crees, “este piano lo ha tocado McCartney”, hay mucho respeto de vivir las cosas que otros han vivido y que gracias a ellos nosotros conocemos. Ese estudio, esa magia, nos pareció increíble, la gente de allí nos trató con mucho cariño, escucharon el disco, nos hicieron entrevistas, nos dijeron que esto nos iba a “catapultar” como dicen ellos. Fueron muy agradables, muy cariñosos, dos semanas antes estuvieron Florence and the Machine, que graban bandas sonoras de millones de películas, ven a mucha gente pasar por allí y la historia que han vivido.

En comparación con España, ¿Es distinta la forma en que allí tratan la música?

A nivel de grabación no la veo tanta diferencia, depende también de quién te encuentres, yo tengo a Pablo que es muy perfeccionista, muy purista y exigente, para mí la exigencia de aquí es la misma que la que había allí. Luego, a nivel de cuerdas, la orquesta es verdad que ellos eran “british, british” en plan “Estas son vuestras horas, de aquí no nos podemos pasar”, pero era gente que se grabó siete temas en cuatro horas y sobraba tiempo, era gente increíble que sonaba increíble. Pablo allí estaba encantado, de hecho otras producciones que ha hecho se ha llevado allí las cuerdas, la gente era muy formal, con un talento increíble, hablamos de la orquesta de Abbey Road, que han grabado millones de películas como El señor de los Anillos, Misión Imposible… Creo que fueron muy cariñosos, también cantaron en el disco, todos quisieron cantar, gente muy cercana dentro de que han visto de todo y disfrutado de la gente que pasa por allí.

¿Qué tal se porta el público español con el inglés?

Pues sorprendentemente es maravilloso, me acuerdo que la gira casi la empezamos en el sur y nos siguen volviendo a llamar, el recibimiento ha sido tan increíble de todo el mundo…En los directos siempre canto una canción en castellano, desde hace ya como dos años y medio o tres y medio, y todo el mundo “bravo, bravo”, me dicen que cante más en español pero al resto les gusta. Tú piensa que hay gente que le gusta la ópera y que no sabe italiano ni alemán pero le encanta, le llega, ¿Entiendes? Si la música traspasa esa barrera no pasa nada. Tenemos esa limitación que absurdamente nos la ponemos, porque la música anglosajona nos rodea allá por donde vamos, llenan estadios U2, Bruce Springsteen, Bob Dylan, gente que canta en inglés, van a disfrutarlo porque la música traspasa eso. Si podemos hacer la misma gira que hemos conseguido con Summer Rain nos damos con un canto en los dientes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.