Entrevistamos a: Maronda
Redactor: Quique Medina
Género: Pop/Psicodelia/Rock
País: España

Llevo semanas escuchando El fin del mundo en mapas y todavía no he encontrado el rato para escribir las líneas que el disco merece. Pablo Maronda (no lo vamos a esconder a estas alturas) es amigo y colaborador de esta revista y, como la confianza da asco, todavía no he topado con el momento de llamarle para llevar a cabo una entrevista en condiciones.

El tiempo apremia y la sombra del álbum a cada escucha se ha hecho más alargada. Un Lp de catorce cortes sin desperdicio en el que Pablo y Mark Greenwood (La Habitación Roja) se han dado un homenaje sonoro a través del tiempo, echando mano de todo su «melomanismo» y frikismo. Como un hombre lobo de patillas prominentes al que le gusta comer de todo, Maronda ha firmado uno de los trabajos más jugosos y alevósicos de lo que llevamos de año.

La banda (en directo la completan Paco Beneyto de los Midnight Shots y Dani Cardona, de Una Sonrisa Terrible) estará presentando su disco debut en varias salas de la península… y yo sin hacer los deberes mientras intento concentrarme tirando de Spotify.

De repente me lo encuentro en el facebook y me dice que viene de fregar el pasillo, que va a pillar el ordenador con ganas… Decido aprovecharme de la situación…

Estoy escuchando tu disco en Spotify mientras hablo contigo por facebook… ¿Por qué me lo debería comprar? ¿Por qué hacer la entrevista por aquí si nos conocemos?
Porque es cojonudo. Porque somos un poco snobs.

Por cierto, se te ve bastante activo en las redes sociales… ¿crees que son un buen lugar de desahogo para un autor?
Creo que cualquier muro vale para una pintada.

Ahora parece que los «indignados» del 15-M se van de las plazas y seguirán el movimiento por estos cauces… ¿Qué opinas de la gente que ha acampado en las plazas?
Que la plaza como punto de intercambio de ideas ya existía en las polis griegas y en la España de sereno y alguacil. Me parece cojonudo. En la transición se hablaba de mantener vivos los barrios. La pérdida de consciencia social -y el sentido de pertenencia a clase obrera- se ha perdido. Los barrios se han difuminado como entidades con capacidad de autodecisión y gestión cultural y de recursos sociales. Volvamos al núcleo.

¿Aunque nos den palos?
Los palos hay que aguantarlos con estoicismo. En todas las facetas de la vida, lograr lo que uno se propone, no es fácil. Aquí no nos regalan nada. Y lo que es peor: cada vez hay menos margen para el individuo al margen de las corporaciones. Ya está bien. No perdamos el estado de bienestar que lograron nuestros abuelos y nuestros padres por culpa del mangoneo de las corporaciones.

¿Y en la música? ¿También nos están robando lo conseguido años atrás? (lo digo también porque tu disco es un homenaje a muchos sonidos posteriores)
El patrimonio cultural siempre está ahí afortunadamente (ya sólo falta que nos quiten lo bailao, como el pesimista del chiste aquel). Influencias hay de todas las épocas. El disco es una especie de mixtape de mogollón de cosas muy dispares. Si te refieres a que la radiofórmula da la espalda a la música que se sale de los parámetros del Nuevo Orden, siempre nos quedarán cauces al margen para difundir, compartir y conocer.

Por cierto que en la canción que cierra el álbum, “Buenaventura”, te metes en terreno político y hablas de Durruti (el primer anarquista español). ¿Crees que hay muchos “Durrutis” hoy en la Plaza del Ayuntamiento?
No creo. Si estuviera Durruti en el Ayuntamiento, éste llevaría ardiendo cuatro semanas. Durruti estaba a favor de la lucha armada obrera. No creo que se hubiese andado con hostias y malabares.

¿Qué te ha hecho desenterrar a este personaje de la Gerra Civil?
Me molaba el rollo de hablar de Durruti como un Lord Byron de acá, como un héroe romántico incluyendo descripciones del carácter y el entorno más que de la lucha política que eso quedará como telón de fondo. Que la canción se redujera a la parte idealista tratando de cuidar la rima y las palabras.

Pero en realidad parece que tu disco habla casi todo el tiempo de relaciones sentimentales… El otro día leí el libro de Nando Cruz de cómo se forjó el 2º Premio de Los Planetas y, de repente, me enteré que ellos J no hablaba de amor al componerlo sino de su relación con Florent y con la industria del disco… ¿No me pasará lo mismo con El fin del mundo en mapas, no?
Te equivocas: habla del desencanto en toda su amplitud emocional, existencial y política. “La campiña” relata el final de una comuna por culpa de los intereses individuales, y “Buenaventura”, como hemos dicho, esboza un retrato romántico del líder anarquista Durruti. Por contra “Diez Veranos” roza la sci-fi y cuenta la historia de una pareja atrapada en el limbo durante un verano que dura diez años… Como ves hay de todo.

Lo que es seguro que «Sin Ministerio» no habla de Rubalcaba… Por cierto, canción en la que mezclas rock, pop y un marcado sonido mejicano… ¿y eso?
Habla de la ciencia que no tiene Ministerio: el amor. Al final hicimos un guiño a Love y sacamos los mariachis del cajón psicodélico.

También lo han hecho Super Furry Animals o, claro, Calexico…
Y Rocío Durcal

Cierto…
Lo mexicano siempre ha estado presente en el pop español. Oye “Lo Mucho Que Te Quiero” de Los Ángeles o “Lola” de Los Brincos. O, volviendo a tus filias, la versión de “Segundo Premio” que se cascó Miqui Puig.

Al escuchar el disco se tiene esa sensación de que Mark y tú habéis estado rebuscando en cajones y baúles pasados hasta encontrar el instrumento que os convenciera; como cuando entras en el desván de los padres y te pones a revolver en sus cosas…
Hombre, hemos tenido mucho tiempo para grabar con detenimiento todo y nos mola darle vueltas a las cosas, así que no hemos escatimado ni un segundo de grabación. No va mucho con la idiosincrasia del músico quedarse en un rinconcito de pie sin tocar ni hacer nada.

Y hacer un disco con sonidos tan dispares y de tantos palos, ¿no te no te parece algo desconcertante?
No. Siempre he adorado discos muy «desconcertantes» como tú dices: White Album (Beatles), 69 Love Songs (Magnetic Fields), Fold Your Hands Child You Walk Like A Peasant (Belle And Sebastian), We´re Only In It For The Money (Frank Zappa), Arthur (The Kinks), … Me parece más jodido hacer lo que hacían Esplendor Geométrico en la época de Necrosis En La Polla

Luego en el escenario, sin embargo, eres un tímido… me han dicho (esto viene a colación de lo de estar paradito)
A ratos y a días…

En Valencia (en esta gira), ¿cómo serás?
En casa siempre da más corte tocar -hay más peña que conoces-, pero en fin… Intentaré estar sueltecito.

Mientras hablamos estoy escuchando «Hay algo eléctrico entre tú y yo» y vuelvo tu forma castiza y chulesca de cantar me recuerda a Loquillo (y ya lo había pensado en otras escuchas y en otros cortes)… De hecho pienso en una mezcla de Loquillo (chulería en la voz) y A.Luque (buenas letras e ironía)
Jaja, pues no sé. Que me gusta la combinación actitud castiza-intención anglosajona. Es la única manera de aportar algo a un discurso «importado»: dotarlo de identidad. Soy más fan de Luque que del Loco (de la época de Sabino me gustan un montón de canciones, aunque no sea fan). Por cierto, si no lo has leído te recomiendo Corre Rocker de S. Méndez, es acojonante.

Gracias por la recomendación…

Antonio Luque, por cierto, es otro tímido que se esconde tras los chistes agresivos
Lennon también lo era.
Es el dualismo sensibilidad-humor negro. Siempre ha estado presente. El lenguaje pop, rock, o como lo quieras llamar tiene un poso de agresividad y un poso de metafísica.

En esa línea, además, eres un viñetista incontinente… ¿Es más fácil encerrar un mensaje en un dibujo o en una canción?
La mala leche, la ironía, el mensaje político, el mensaje de amor… Son cosas diferentes. Dibujos -al menos yo- salen como churros, y si la cagas en un chiste, no tienes que arrastrarlo en tu repertorio toda tu puta vida. Tiene menos consecuencias lo que dibujas que lo que cantas. Al menos en mi radio de acción jejej

Ahora escucho «Agujeros negros» y me entran ganas de recoger a mi novia para asistir a un viaje de fin de curso norteamericano
Pues es una canción que habla de la incomunicación, del rechazo sexual y el aislamiento. No es de viajes espaciales. Ellos van a ver estrellas al monte y ven agujeros negros: odio e introversión. El final es una ironía: el mundo es perfecto contigo…

Pues yo no veo odio, pero…
De hecho luego viene «La roma imperial». «Es un bosque a prueba de incendios» Es algo que no prende…

¿Entonces, a pesar de haber compuesto las canciones en un amplio espacio de tiempo, el orden está pensadísimo?
Claro, tío. El orden de un disco es como la puta tabla periódica… al menos para mi

Y para mí, lo que pasa es que como en estos tiempos de descargas y Spoti poco importa ello ahora
En cualquier caso funcionan independientemente muy bien. Puedes tomar los dos formatos: en el discurso del disco ocupan un orden y fuera funcionan solas

Por cierto que manera de modular la voz en “La Roma Imperial”… Te la juegas mucho y, además, es casi como el single…
Sí, me la juego pero mola. La inflexión es guay. Es un poco rollo primer Dylan que hacía desafines adrede. Ese rollo me va

Muy guay, pero hará que tengas que cuidarte en las giras
Cierto. De hecho ya no fumo nada desde hace un mes y con los cubatas me estoy cortando bastante. Sino me aparece una puta vibración entre la garganta y el esternón que no se me va en tres días.

Ahora llega “El nobel de la bondad” y reina un ambiente el noise, a lo Jesus and Mary Chain pero en suave… como querer hacer ruido siendo delicado…y, de repente, un solo country-rock…
Sí, totalmente. Quería un sonido April Skies. Eso es mérito de Mark. Le pedí un sonido muy concreto y un solo que fuese como los del Zuma de Neil Young y sacó las dos cosas alegremente

Dale la enhorabuena a Mark. ¿Es también Mark el amante de Johnny Marr? porque se habla mucho de brincos y yo veo a los Smiths varias veces…
Yo soy más fan de Morrisey que de Marr. Supongo que será Mark. Somos bastante frikis y nos mola mezclar. Creo que la culpa es de los dos

Pero eres carnívoro incluso vampírico por lo que veo en tus letras (a diferencia de Morrissey)
Creo que soy omnívoro y licántropo; el vampirismo me va más como víctima, ¡que me vampiricen todo lo que puedan y más!

Ahora canto a pleno pulmón, una de mis preferidas: «Ha salido el sol»…
Pues mira, hay un guiño que ni te crees a Lole y Manuel, en ese haikú que canta Lole
de «El sol ha vencido a la luna». Originariamente decía «ha vencido el sol» , pero luego lo cambié, me sonaba raro.

Lole y Manuel y un comienzo de sintetizadores Family total…
Los teclados son idénticos a lso que usa Joy Division en ” Love Will Tear Us Appart”. Los toco yo a dos dedos
Jeje… Sí que hay influencias de Family pero en cosas que no he grabad. Me pasa como con Vainica. Aunque reconozco que me encantan y son una referencia.

En «Diez Veranos» te has puesto super punki … Un rollo Velvet e incluso “ramoniana” con algo menos de velocidad
Esta sí es más Velvet. Intenté hacer un riff en la línea de “Queen Bitch” que a su vez es un homenaje a la Velvet

Joder, no me digas que en Buenaventura no se ve a Family y a Berlanga
Ahí si te digo que hay una intención muy Family en la letra. La música es de Mark. Tiene un rollo Radio Dept

A Mark le gusta Marr, te lo aseguro…
Marrrk Greenwood

Menudo entrevistón te has cascao…

… Algo sacaré

….Además me he portado y no he dicho animaladas

Intentaré que se parezca lo más que pueda a la conversa tal y como ha sido. Te has portada muy bieeeen

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.