La 53 edición de los Grammy encumbró la propuesta country de Lady Antebellum que se llevó cinco premios. La sorpresa positiva de la velada fue el premio de Mejor Álbum del Año a los canadienses Arcade Fire.

Arcade Fire, que recibió el gran premio de manos de Barbra Streisand, subió al escenario para despedirse con una atronadora versión de «Ready to Start», uno de los temas más conocidos del disco The Suburbs, tras haber deleitado al público del Staples Center minutos antes con «Month of May».

En la parte no novedosa, Alejandro Sanz se hizo con el premio al Mejor Álbum de Pop Latino por su trabajo Paraíso Express.

Eminem se fue a la casa sólo con dos gramófonos, a pesar de estar nominado en diez categorías y, por su parte, Lady Gaga, se hizo con tres galardones, entre ellos el de Mejor Álbum de Pop.

La ganadora del premio a mejor artista revelación también fue una sorpresa, con la bajista estadounidense Esperanza Spalding imponiéndose sobre artistas como Justin Bieber y Drake, mientras que el rapero Jay-Z se llevó tres premios.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.