La organización del FIB se plantea cancelar el festival que arranca en quince días. Así lo hemos leído en Valenciaplaza.com que, a su vez, remite al ABC digital de Castellón.

Al parecer, los ingresos recibidos hasta el momento por la venta de entradas no cubrirían los gastos de los cachés de los artistas que completan un cartel en el que destacan The Killers, Queens of the Stone Age, Primal Scream o Arctic Monkeys.

El primer susto ya vino cuando Maraworld, la empresa responsable, se acogió al concurso voluntario de acreedores y apostó por continuar con la edición del evento pese a la compleja situación financiera. Según informa Valencia Plaza, Maraworld ha reconocido retrasos en el montaje habitual de las instalaciones. De todos modos, ni desde la organización, ni desde los organismos públicos se confirma la supuesta cancelación. Las redes sociales, mientras, arden ávidas de información oficial.

Hace pocas semanas, Maraworld se encargó de garantizar la celebración del festival en 2013 con un plan de viabilidad, pero hasta el momento tan solo se han vendido, según Valencia Plaza, «20.000 entradas del mismo para un montante esperado de 30.000 asistentes por día«.

Según se afirma desde el medio valenciano, «la organización, no obstante, ya se ha hecho parte de buena parte de los cachés en concepto de advance; un adelanto que en este tipo de acontecimientos supone el 50% del coste total del artista para el festival«.

Una pena seguir asistiendo a la agonía de un evento valenciano que un día fue referente nacional y ejemplo en Europa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.