El covid-19 ha cambiado la historia de la música como lo hizo el grabador multi-pistas, el mp3 o YouTube. Los efectos de esta bomba atómica con forma de pandemia global perdurarán más años de los que podamos imaginar; más si nos referimos a la música en vivo. 

En cuanto a las consecuencias de esta crisis en el panorama peninsular se empieza a vislumbrar un cambio de paradigma, pese a que la ola del tsunami todavía no nos ha alcanzado por completo: los festivales de música dejan de estar en el centro de la diana y la música registrada junto a los nuevos formatos audiovisuales recuperan espacio y se abren paso, respectivamente. Vuelven a surgir decenas de preguntas que deben ser respondidas más pronto que tarde ¿Cómo sacar más partido económico a las escuchas en las diferentes plataformas musicales? ¿Quién suplirá el hueco de los mastodónticos festivales en lo que a oferta de ocio se refiere mientras la pandemia no remita? ¿Cómo serán las giras internacionales a partir de ahora? 

Mientras intentamos descubrir la respuesta del acertijo de este gran sinsentido debemos prestar atención a un año peculiar en los resultados discográficos: tres generaciones han confluido en doce meses históricos. la de aquellos que atesoran una década o más de experiencia y siguen ofreciendo algunos de sus mejores trabajos (Triángulo de Amor Bizarro, Sidonie, El Columpio Asesino, Jero Romero…) la de los artistas y músicos que empezaron a surgir hace casi un lustro y ahora se reafirman como pilares de la actual industria musical nacional (Belako, C. Tangana, Delaporte, Hinds, Alizzz, Chlöe’s Clue, Mourn…) y por último todos los que empezaron a mostrar la patita a finales del 2019 y han hecho suyos los primeros meses de esta tercera década del tercer milenio (dani, VVV, _juno…). 

Seguimos siendo afortunados de poder disfrutar de tanto talento y de contar con tantas generaciones de músicos capaces de reinventarse, pese a todas las circunstancias. En muchos casos nunca olvidaremos lo singular de haber pasado junto a ellos gran parte de nuestros respectivos confinamientos (musicalmente hablando). 

Hoy más que nunca, ¡salud y libertad creativa! 

por Sergio F. Fernández

MEJOR DISCO 2020: 

1.”TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO” – TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO 

En “Triángulo de Amor Bizarro”, nos sirven dos tazas de Mr. Hyde por cada taza de Doctor Jekyll. Es decir, por cada melodía angelical y popera de Isabel Cea, hay dos berridos irreverentes de Rodrigo Caamaño. Aun así, es quizá el trabajo con un componente más meloso de todos los manufacturados hasta la fecha por la banda de A Coruña. Tan poco acostumbrados están a esto que, casi a modo de broma, uno de esos temas ‘suaves’ del disco se titula “ASMR para ti”. No obstante, no conviene bromear con que los Triángulos se han vuelto blanditos, o aplastarán a sus detractores con todo el peso de sus seguidores.

por Carlos Ortigosa Arnau. 

2.”PLASTIC DRAMA” – BELAKO 

Hace apenas cuatro discos, Belako era esa banda que en los festivales congregaba a unos cuantos veinteañeros fieles en las primeras filas y atraía a los cuarentones asombrados de ver a los de Mungia meter ruido. Cuatro discos después, la esencia sigue siendo la misma pero la base de fieles ha crecido exponencialmente e incluso Belako ha derribado la frontera nacional. Si en “Render Me Numb, Trivial Violence” (2018) se sacaron el máster en reventar tímpanos, añadir capas y juguetear con sonidos, en “Plastic Drama” (2020) han escrito la tesis sobre cómo tocar la fibra de cada prototipo de oyente con múltiples influencias pero un sonido puramente belakero. El álbum suena como si cuatro chavales improvisaran melodías mientras van de excursión por los escenarios de la “Years and Years” de HBO.

por Carlos Ortigosa Arnau. 

3.”LAS MONTAÑAS” – DELAPORTE 

Delaporte construye “Las Montañas” como un viaje sensorial que pretende distinguirse en cuatro partes independientes con plenitud de significado. De este modo, hablamos de: «1) Bloquearse, no saber quién eres y dejar que otros decidan por ti; 2) tener conciencia de ello y comenzar a luchar; 3) aceptación de lo que eres para seguir subiendo la montaña, y 4) liberación o alcance del amor propio. 

por Sergio Calvo. 

4.”ATAQUE CELESTE” – EL COLUMPIO ASESINO 

Han pasado seis largos años desde que su último trabajo, que los llevara a todas las salas y festivales habidos y por haber, con su consiguiente desgaste. Seis años complicados para la banda, donde en algún momento han visto peligrar el proyecto que tanto les ilusionaba. Ataque Celeste (Oso Polita, 2020) es un canto a la vida y a todo lo que ésta encierra, es desgarrador y brutal, es expiatorio y ensordecedor. El Columpio Asesino ha superado el nihilismo propio de la juventud y se establecen como soberanos absolutos del vacío, que siendo la nada termina siéndolo todo.

por Cynthia Cruz. 

5.”CARMÍN Y RUBOR” – CHLÖE’S CLUE 

En una época dominada por el reggaetón, y en la que el pop prefabricado está a la orden del día, todavía existen valientes que deciden salirse del molde y apostar por otro tipo de música. No hace falta irse muy lejos para buscar a estos aventureros, en València tenemos a un referente que, tras habernos obsequiado con «Hidden Rhythms» (2014) y «Panorama» (2017), nos presenta Carmín y rubor. Raquel Adalid, mejor conocida por su alter ego Chlöe’s Clue, estrenó el 17 de julio su último álbum, un trabajo que, con sus propias palabras, se podría definir como “Una colección de canciones de historias, de cantos/llantos ligeros, aderezados con apasionados ritmos de baile y de belleza”. No podríamos estar más de acuerdo.

por Sergio Calvo. 

6.”THE PRETTIEST CURSE” – HINDS  

2020 se ha llevado muchas cosas. Entre ellas, el sonido lo-fi de las Hinds. Su tercer largo ya no pretende esconder una producción potente. Las canciones tienen una mayor contundencia, se sientan y se acurrucan en el reposabrazos del power pop. Los coros surferos pasan a sonar a coros de estadio, y las guitarras ya no buscan la melodía inocente, minimalista y efectiva, sino que levantan el puño y derrochan energía melódica. Incluso, las madrileñas se atreven con el Spanglish. Al final todos nos hacemos mayores.

por Carlos Ortigosa Arnau. 

7.”_BCN626”- _JUNO 

_juno son María Zahara Gordillo Campos y Martí Perarnau IV. _juno no son ni Zahara ni Mucho. Así nacía en julio de este incierto 2020 el grupo que no sabíamos que necesitábamos. Su disco debut “_BCN 626” es una simbiosis perfecta entre estos dos artistas que, pese a haber colaborado en diferentes facetas, han encontrado un rincón aún inhabitado en el que plantar las raíces de este nuevo proyecto. Plagado de referencias (desde Surfjan Stevens a Florence and the Machine), “_BCN626” nos transporta desde lo más íntimo a este nuevo universo del que esperamos desentrañar mucho más.

por Rocío Tuset. 

8.”EL REGRESO DE ABBA” – SIDONIE 

“El regreso de Abba” es un disco inspirado en la primera novela del cantante y frontman de Sidonie, Marc Ros, un álbum que complementa a la novela y viceversa. En él se entremezcla el sonido pop más nostálgico, el rock y las melodías psicodélicas para trasladar a todos los melómanos a un viaje lleno de pasión y letras desenfadadas.

por Sergio Calvo. 

9.”VEINTE” – DANI 

Estamos acostumbrados a ver supernovas que se consumen casi antes de haber comenzado su combustión por eso sorprende y llama la atención cuando llega un álbum de debut con un sonido tan propio; tan brillante. Dani conjuga ritmos, bailes, estética y atrevimiento, como pocas veces habíamos visto en los últimos años, en canciones como «Hoguera existencial», «Si te vas» o «Mira» en la que se intuye que estamos ante el inicio de una larguísima carrera musical.

por Sergio F. Fernández. 

10.”ESCAMA” – VVV [Trippin ‘you]

«Escama» se ha convertido en uno de los pocos refugios de este año. Una bañera rebonsante de baile y oscuridad en la que no dudarías en dejarte arrastrar a lo más profundo. Y también es el reflejo de luz de las improvisadas pistas de bailes en las que se han convertido nuestro salones (en usufructo). Un canto a la esencia que inunda las páginas de los últimos meses y, desde luego, la promesa de poder seguir disfrutando del dark wave.

por Cynthia Cruz. 

MEJOR CANCIÓN 2020: 

ARTISTA REVELACIÓN 2020: 

Las posibilidades de la electrónica aplicada a la música pop son el denominador común entre Rigoberta Bandini y dani, siendo cada una de ellas tremendamente diferente a la otra. En realidad es posible encontrar otra marca congénita similar: ambas demuestran en cada composición una gran cultura musical y ninguna reniega de ser hija de su época, al contrario, son firmes abanderadas de los valores feministas del siglo XXI. 

Rigoberta Bandini ha convulsionado la escena indie haciendo gala de un crisol de estilos y reverenciando a un titán (desde el propio nombre a la construcción de algunas de sus canciones) como Franco Battiato. 

dani hace gala de un estilo intransferible en “Veinte”, su primer trabajo, el cual derrocha color, influencias pasadas y presentes, junto a una presencia arrolladora que se alza en cada una de las ocho canciones del álbum. 

Imposible hacer el resumen de este 2020 sin detenernos en estas dos gratificantes sorpresas. 

por Sergio F. Fernández. 

MEJOR VIDEOCLIP 2020: 

Han participado en esta votación: Rocío Tuset, Laura Soriano, Carlos Ortigosa Arnau, Cynthia Cruz, Sergio Calvo, Raúl Hernández y Sergio F. Fernández.

Todos los diseños son obra de Alba García.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.