Juguemos a imaginar, porque el verano es para jugar. Después de un día en la playa, todavía con salitre en el pelo y arena en los pies, la merienda de la infancia vuelve a cobrar sentido. Pues bien, el ejercicio de nostalgia ya no requiere salir de casa para visitar una heladería. Hace tiempo que el consumo de horchata se ha trasladado al hogar, sin necesidad de renunciar a la frescura ni al sabor, porque hay una fórmula que resiste al envasado y a la nevera. Las mejores características organolépticas se quedan en la botella, gracias a una empresa valenciana de larga trayectoria y receta ancestral. La madre de todas las horchatas es Xufatopía By Panach, que garantiza el sabor de toda la vida, pero una mayor practicidad en casa o donde quieras llevarla.


¿Sabes cuando llegas tarde a casa y tu madre te está esperando? O tal vez seas tú quien se queda despierta hasta que los más jóvenes entran por la puerta. Pues algo así pasa con Xufatopía By Panach, la marca responsable de que en el frigorífico de cualquier domicilio puedan encontrarse botellas de horchata con el mismo sabor que la original. Y también la responsable de que se pueda transportar fuera de casa, ya sea un pícnic en la playa o en un parque, o para una tarde de oficina entre quienes todavía trabajan, gracias a los envases fácilmente transportables. La inversión en innovación por parte de la empresa valenciana By Panach ha propiciado varias investigaciones, hasta dar con el método de envasado adecuado para que este producto ancestral no pierda propiedades.

En palabras del propio José Ramón Panach, segunda generación horchatera,”hemos cubierto un espacio que la gente estaba reclamando”, porque nada tiene que ver con otros intentos anteriores.“Ha habido un exceso de horchatas envasadas que, a los que reconocemos y apreciamos su sabor, no nos convencía”, admite Panach. Por eso, en su empresa se pusieron manos a la obra y descubrieron, I+D mediante, que envasar al vacío y sin oxígeno permitía ampliar la fecha de caducidad. “La horchata pasa de mantenerse cinco días a todo un mes, siempre y cuando no se rompa la cadena de frío”, explica. Lo dice alguien con un sentimiento de pertenencia brutal, criado dentro de una horchatería,  cuya obsesión ha sido que el sabor “sea el original”. Y parece que lo ha conseguido, porque Xufatopía by Panach prevé vender más de cuatro millones de botellas en 2023.

Un mundo de sabores

Hablamos de un producto con multitud de posibilidades, que tiene el valor añadido de ser una bebida sin gluten, sin lactosa y origen 100% vegetal, algo que el consumidor valora mucho en la actualidad. Sana, saludable y de proximidad, en el caso de todos los valencianos, pero no así en el del resto de España. Son muchos los visitantes que quedan prendados de esta receta autóctona y quieren rememorar en sus hogares, repartidos por toda la geografía española, el sabor que les conquistó y las tardes a la fresca. Xufatopía By Panach se lo quiere poner muy fácil a quienes meriendan en el barrio de Triana, Gràcia o Malasaña, “porque en Andalucía, Cataluña y Madrid tenemos mucho público. Y a ellos les ofrecemos un producto tradicional en sus mismos domicilios”, asegura Panach.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.