Grupo: María Rodés
Sala: Jardín Botánico de Valencia

Desde hace unos años, la Universidad de Valencia viene preparando un programa cultural bastante contundente, que se desarrolla dentro de las primeras semanas del curso académico. Entre muchas actividades, una de las que se presenta más atractiva, es la de los conciertos. El Jardín Botánico, la Sala Noise y la Sala El Loco, serán los escenarios que alberguen las distintas actuaciones.

Para abrir boca, el pasado viernes 16 de octubre pudimos disfrutar de la suave voz de María Rodés, que nos meció mientras nos adentrábamos en un bosque de hadas, hasta quedar inmersos en un otoño, ya impuesto.

Tintes de inocencia en su tono, a la vez que descaro en las figuras vocales, hacen de su forma de cantar, algo original y único. No hay que esperar de María, grandes variaciones de tempo, más bien hay que saber disfrutar de las pausas y de su música tranquila. Cómo ella misma decía en el botánico, en sus conciertos, el público suele estar sentado, no como en esta ocasión.

Se trajo temas de sus primeros discos, de Convergència i Unió (disco realizado junto con Ramón Rodríguez y Martí Sales), y cómo todos los presentes esperábamos, interpretó varias de esas coplas que forman parte de su última aventura María canta copla (2014) y parte de nuestras vidas, porque hay que ver cómo se arrancó la gente con el “Pena, penita, pena”.

Primera vez que pisaba tierras valencianas, y primer concierto en un jardín botánico, pero seguramente no será la única de ambas. Nosotros nos quedamos con ganas de más, por eso, la Universidad (que es muy lista!), nos brinda el siguiente programa.

cartel

Crónica: Nura Dahoui.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.