Entrevistamos a: Joe Crepúsculo
Redactor: Dédalus
Género: Pop/Electro
País: España

Joe Crepúsculo es el alter ego de Jöel Iriarte, músico y agitador de conciencias tranquilas que, escudado en su búnker de buenas canciones, ha ido conquistando al público español desde que sacara Escuela de zebras (2008) y revolucionara el panorama musical con dos bombazos casi seguidos como Supercrepus (2009) y Chill Out (2010).

Su extravagante, propia, única y original manera de cantar unida al chorro de hits que emana de sus máquinas ha convertido a Joe en uno de los trovadores estrella del siglo XXI.

El pasado jueves 27 visitó Valencia con una tarta en la mano para celebrar el V Aniversario Vinilo Valencia en la Sala Wah Wah y presentar Nuevo Ritmo, su último trabajo.

¿Es Nuevo ritmo una declaración de intenciones? Lo decimos por la latinización
de su single y su mensaje, “desde Barcelona, para el mundo”, ayudado con ritmo regaeton…

Nos gustaba el título y poder presentar unas canciones que precisamente no eran nuevas con ese título, además de darles realmente un nuevo ritmo.

El disco es un recopilatorio con cuatro temas nuevos ¿las canciones que has elegido en el presente crees que no tuvieron la suficiente difusión en su día?
Claro que la tuvieron, pero nos apetecía poder reformarlos como hace Jonathan Richman, o los Television Personalities o John Carpenter. Creo que las cosas no están para que se queden eternamente igual, es divertido jugar con ellas reformarlas si eso apetece, a mí me apetecía y espero que os apetezca verlas así.

Eres uno de los autores más prolíficos de la escena española con cuatro referencias en menos de cinco años. Sin embargo, encontramos temas muy similares entre sí de un disco a otro: por ejemplo “una paloma atraviesa el fuego” nos recuerda mucho a “Camino de vida” y “Diririrí Dararará” a “Vente conmigo”; estas conexiones ¿son inconscientes o están buscadas por ti?
Cuando me gusta una melodía no reparo en que ya la haya hecho si no que la retomo. Espero no ser un pesado.

La producción de tu música es muy original, pero casi nos llama más la atención la filosofía subyacente en todas tus letras: la cotidianeidad, la felicidad personal… ¿qué mueve antes a Joe Crepúsculo: un ritmo o una idea?
Depende. Creo que soy más músico que poeta, pero muy exigente, a mi manera con las letras.

En poco tiempo has pasado a ser un hombre de gran éxito en tu trabajo y nos gustaría saber cómo se digiere eso o cómo lo ves tú por lo menos.
Con mucho entusiasmo pero a la vez mucha más responsabilidad en las cosas que salen a la luz, tal vez eso haga que pierda un poco de frescura inicial, pero intento buscarla por otros escondites.

Encontramos una similitud con parte de tu producción con grandes grupos de la época (los 80) como un Pingüino en mi Ascensor, lo que no sabemos es si nos estamos columpiando o existe una conexión realmente. ¿una parte de ti se quedó en aquella década?
No, para nada. Y no creo que tenga nada que ver, tan solo el uso de cajas de ritmo al principio y cantar en castellano pero eso no es suficiente.

Eres un cantante atípico en los tiempos que corren: hace unos años todos cantaban con la boca pequeña y en inglés (Planetas, Sexy Sadie, p. ej) y ahora se ven más vocalistas de prolongadas sílabas y apabullantes “vibratos” ( Vetusta Morla, Mañana, etc) … A razón de un punto por respuesta, diga tres cantantes atípicos que medran en la geografía española, y no vale decir Joe Crepúsculo, un, dos, tres, responda otra vez…
Vincent Leone de Tarántula, David de Beef y Álex de Diploide.

¿Qué proyectos desconocidos para el gran público cuentan con el beneplácito de Joe Crepúsculo?
Muchos que cada vez han ido pasando más del desconocimiento a la luz, creo que estamos en un buen momento en la música española y eso hay que aprovecharlo. Por decir y me dejo atrás muchos diré Espanto, Diploide o Internet2.

Y, por último, ¿qué esperas que pase en los conciertos de tu próxima gira?
Que nos lo pasemos todos muy bien, bailemos y cantemos las canciones. Tanto como ha ocurrido en Valencia y la Wah Wah, de mis sitios favoritos para tocar por la receceptividad de la gente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.