Tras estampar su indeleble sello de marca: austeridad sonora y filosofía básica; inaugurar en España el neofolk acústico, la imagen barbuda y dar un revolcón al indie-rock patrio en su fulminante despegue (Grupo Revelación 2009-2010), Arizona Baby se salta ahora el guión previsto desmarcándose de sus coordenadas conocidas y dejándonos ahí, remirando su foto fija mientras ellos se descuelgan hacia el futuro con Secret Fires, auténtica obra maestra, cautivadora, diferente. En todo: inspiración, arreglos y canciones. Su Rubicón particular entre ayer y mañana. Pero sobre todo, un álbum inmenso, emocionalmente enorme, pasmoso. La campanada definitiva de una banda en estado de gracia.

Podremos disfrutar de su directo, en versión acústica, entre los magnolios del Jardí Botànic de la Universitat de València, abriendo el ciclo de conciertos de la 3ª edición de Sons al Botànic.

arizona botanic

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.