Director: Martin McDonagh
Género: Drama

La Ámerica profunda es una gran desconocida, insólita, desconcertante y sobre todo paranormal. Y es en ese lugar que tantas veces hemos visto, donde nace la última obra de Martin McDonagh. Desde su inicio uno podría pensar que esta ante la proyección de la última película de los hermanos Coen, pero esa sensación se desvanece (aunque nunca se pierde) al encontrarnos con un retrato crudo donde prima el sarcasmo y nunca la fina ironía tan sutil propia de los hermanos. 

“Tres anuncios en las afueras” es sencillamente una historia de redención de nuestros actos y el reconocimiento de nuestras propias vergüenzas por el mero hecho de ser personas, todo ello en función de uno de los pocos valores que como dicen nunca se pierde: “la esperanza”. El ser humano es idiota por naturaleza y sólo se valoran sus virtudes y defectos, siendo estos últimos los que priman por encima de los otros, sin tener en cuenta que lo que verdaderamente nos define como individuos son las estructuras de nuestra sociedad que convierten nuestra idiotez en ignorancia, la cual nos lleva al odio y a la ira por la incapacidad de no saber sacar adelante nuestra estructura más primaria: «la familiar».

 

Pantallazos es la sección de críticas breves dentro del espacio de Cine & TV. Críticas de películas en menos de 200 palabras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.