Grupo: Havalina + Miss Caffeina
Sala: El Loco

«Mi gato nunca ríe ni se lamenta. Cuando lo observo siempre está razonando«, Miguel de Unamuno.

Me hallaba sugestionada por la atracción confesable que siente Manu hacia los felinos, cuando me dediqué‚ anoche a observar detenidamente la fotografía de Nahím García, portada de Imperfección.

Es una imagen muy simbólica que me hizo relacionarla de inmediato con la popular cita del escritor vasco.


El contraste creado por las sombras como los claroscuros de la mente humana, la superposición de las mantas como las ideas y conjeturas que uno mismo se forma en la vida. Ambos gatos ajenos al bullicio de canciones que tras ellos se presenta, se recrean absortos en sus m s intrínsecos y mundanos pensamientos.

Siete vidas.

¿Qué haríais vosotros si tuvieseis siete? Pensadlo.
Siete primeros besos, siete canciones de vuestra vida, siete secretos inconfesables y siete finales.
A la séptima, ¿seguiríamos siendo tan imperfectos como en ésta que nos acontece?

Yo por si acaso, iré‚ en búsqueda de la felinidad…

Así que, ¡ve con cuidado chico! Puede que saltando saltando, aparezca cualquiera de estas noches por tu tejado…

Y comienzo así porque aunque tocasen los primeros, debido a una alternancia acordada entre ambas bandas, Havalina no tiene que telonear a nadie. Tienen nombre propio y se lo han ganado a base de esfuerzo y dedicación.
He de destacar la poca afluencia que tuvo en general el concierto, y mi asombro y decepción. Quiero pensar que se trató de una pseudo-conjura de los necios, que impidió asistir a todos esos viejos rockeros que no vi por allí, y que los chicos de Miss Caffeina mueven masas que el viernes hacían penitencia en las bibliotecas valencianas.

Haremos un breve repaso por la vida de sin duda una de las mejores bandas de rock español, Havalina.

Manu, junto al polifacético, pero siempre sobresaliente Charlie Bautista, comienza en 2001 un proyecto en común, con denominación de origen: ni más ni menos que Sugar Kane, y con quién posteriormente y de nuevo elogiando la novela de Orson Welles, esta vez junto a Sara Iglesias y Andrés Romero, forman Rosebud.
Tras esta primera andadura se funda Havalina Blu, incorporándose a la formación, los actuales componentes Ignacio Celma (bajo) y Javier Couceiro (batería), con quienes lanzan al mercado sus tres primeros trabajos en ingles, Uncoloured songs (2003), From bed to bed (2004) y A woman or two (2006).

La banda madrileña, con este su quinto álbum (Imperfección, 2009) y segundo completamente en español, después de su anterior, Junio (2007), con un sonido más oscuro, unas letras más desinhibidas y directas, nos deleitan como ellos mismos dicen, no con un disco complaciente, sino que busca emocionar. ¡Y vaya si lo consiguen!

Realizado con Origami Records, realmente es el proyecto que ellos habían ideado, y de igual modo lo han llevado a la práctica.

Como el propio Manu dice, en ‚ este último disco no buscaba hacer canciones redondas porque las esquinas son más atractivas. Quizá sea porque allí fácilmente se tejen pequeños secretos y conspiraciones que puedan pasar inadvertidos. Mientras que las canciones redondas, son automáticas, tienen un ciclo de vida, empiezan, continúan y mueren inevitablemente, periodos que llegan marcados por unos pasos a seguir y en los que no puedes alternar, y de manera ineludible abocadas a la exposición pública.

Como curiosidad, he de comentar que las voces, percusión y guitarras acústicas, han sido grabadas en el propio dormitorio de Manu, prueba de lo íntimo que ha sido y del autocontrol que ha llevado en el proceso de producción.

Aparte de este, su proyecto personal, destacar también los demás trabajos en los que está incurso, mostrando no sólo la faceta de músico acompañando a Lourdes en Russian Red y Bimba Bosé‚ (The Cabriolets) sino la de productor con Boat Beam.

Son las 22.35 de la noche del viernes 18, y da comienzo el concierto de Havalina en la Sala El Loco.

Pese a que el público es escaso y en un primer momento, se percibe un poco reticente, pues en general era bastante joven, en breve se contagia por las letras sensuales y por las distorsiones que alcanzan las guitarras en la sala. Ver a este grupo en directo no tiene precio.

Aunque me hubiese encantado que hubiesen tocado más canciones de su anterior disco como “Solo pienso en mi”, “Noches sin dormir”, o “Nadie como yo”, los chicos de Havalina llevaban bien programado lo que iban a tocar.
Diez temas que como me dijo Manu, eran exactamente los que les apetecía tocar.
Y así dieron un repaso a su último trabajo, solo intercambiando “Vida maquinal” de la que nos privaron, para rememorar “Junio”, canción que dio título al anterior disco. Comenzaron con “Sueños de esquimal”, “Agosto en Bogot” , “Imperfección”, “Miedo al agua”, “Junio” de su anterior disco, “Sórdido”, “6.00AM”, una de mis favoritas “Lejos de tu cama”, y llegó la hora de “Incursiones”, y puedo asegurar que caldearon el ambiente. Para terminar, “Desinspiración”, que no recuerdo si la alargaron a los 9 minutos convencionales de este tema pero, yo tenía tantas ganas de un directo suyo, que se me hizo corta.

Resumiendo, Havalina se metió en el bolsillo a un público en su mayoría, aparentemente distante a su estilo. ¡Enhorabuena!

MISS HISTERICA CON ENCANTO 2010
Y llega la hora de Miss Caffeina. He de reconocer que cuando hablé‚ con Sergio el día anterior, tan solo había escuchado un par de temas hace unos años como “Barco de papel”, “Desde dentro”.
Esa noche me puse a escuchar su último EP Magnética (2009) y me fui a dormir.

La noche del viernes realmente me sorprendieron en el directo.
Sobre todo por la voz de Alberto, es un estilo de m£sical algo distante a lo que yo suelo escuchar, y se aproxima más al pop que al rock, pero he de confesar que, cuando llegué‚ a casa, escuché‚ sus dos anteriores trabajos En Marte (febr.2008) y Carrusel (2008), canción con la que comenzaron el concierto.

Después «Tocar el suelo», «Nada parece suficiente» que me gustó bastante, y otros tantos temas como «Príncipes del Rock&Roll», «Píldoras», «3000», «La misión». Hasta que llegó «Mecánica espiral», creo que fue uno de las mejores canciones que tocaron.

Pues eso digo yo, que quizás has sido tú, quizás no hay nadie más, que pudiese hacernos bailar más a gusto.

Eché‚ de menos que cantase «Mi rutina preferida», que tras escucharla varias veces, es cada vez mejor.

Terminaron con «Ley de gravitación universal», con la que ya creo que me condecoraron como «Miss Hist»‚rica con encanto 2010.

Enchanté Señores!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.