Entrevistamos a: Sean Baker
Redactor: César Preyra
Género: Cine independiente
País: Estados Unidos

Entusiasta y locuaz. Así se mostró Sean Baker en la conversación que tuvimos sobre “The Florida Project”, su última incursión en la dirección cinematográfica, donde conocemos a Moonee, una niña de 6 años que vive junto su madre en un hostal ubicado en los marginados alrededores de Disney World.

Estrenada en el último Festival de Cannes, donde acaparó la atención del público y la crítica especializada, estamos ante una película que reafirma el compromiso de Baker por historias que, según sus palabras, “exploran ese lado contemporáneo de los Estados Unidos que el cine y la televisión no suelen mostrar, ayudando así a reflexionar sobre la manera de evitar ciertos problemas sociales”.

Con diez títulos en su haber, Baker ha sabido moverse en un circuito independiente cuyos limitados recursos son compensados por la disponibilidad de una importante libertad creativa. Prueba de ello es la excelente recepción crítica de su anterior película, “Tangerine” (2015), estrenada en el Festival de Sundance del mismo año y realizada con tres teléfonos iPhones 5S, una aplicación de 15 euros llamada FilMic Pro y la participación de actores no profesionales, lo cual se tradujo en una historia repleta de naturalidad e incertidumbre.

Ante ello, era inevitable hablar sobre lo que significó para el autor de “Starlet” (2012) y “Take Out” (2004) la transición entre grabar con un dispositivo tan digital como el iPhone a hacerlo, para esta película, en 35mm y con un reparto integrado en su mayoría por intérpretes no profesionales. “[Los actores] eran primerizos, de modo que me aseguré de que entendieran todos lo que implica realizar una película”, dijo Baker. Sobre lo que significó dirigir a Brooklynn Prince (Moonee), Christopher Rivera (Scooty) y Valeria Cotto (Jancey), los niños que aligeran el dramático tono de la cinta, dijo que “el propio hecho de rodar en 35mm generaba en los miembros del equipo técnico una disciplina que luego yo podía transmitir a los niños, llegando incluso a representar una ayuda en su interpretación. Por ejemplo, cuando nos preparábamos para grabar y ellos perdían la concentración, me acercaba y les decía: `¿escuchan eso? Ese sonido es la película yendo a través de la ventanilla. Eso es dinero´, a lo que ellos respondían: `Ah, vale. ¡A por ello!´, y la siguiente toma era la buena”.

En ‘The Florida Project’ Sean Baker continúa explorando el lado contemporáneo de los Estados Unidos que el cine y la televisión no suelen mostrar

Premiada en decenas de festivales y presente en varias listas sobre las mejores películas del 2017, año de su estreno en Estados Unidos, “The Florida Project” marca la primera colaboración de Sean Baker con A24, la productora independiente del momento, vinculada a obras de tan sólida factura como “The Spectacular Now” (2013), “Room” (2015),  “American Honey” (2016) y la oscarizada “Moonlight” (2016).

Férreo defensor del método tradicional de distribución cinematográfica, esto es, las salas de cine, Baker lamentó el destino de aquellas películas que, luego de un exitoso paso por festivales, son “enterradas en Netflix”, tales como la dirigida por Angelina Jolie, “First They Killed My Father” (2017) o la ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance 2017, “I Don’t Feel at Home in This World Anymore” (2017). “Creo que la distribución en salas de cine eleva tu película a otra categoría. Por eso estoy contento de que mi última película se estrene en los cines de España”, finalizó.

Willem Dafoe está nominado al Oscar como mejor actor de reparto por su interpretación en «The Florida Project», que se estrena en las salas españolas el 9 de febrero.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.