Entrevistamos a: Vinodelfin
Redactor: Dédalus
Género: Pop/Indie
País: España

El quinteto de Barcelona, Vinodelfin, nos visita este fin de semana (sábado 25 en la Sala Matisse) para presentar su último álbum, Seres únicos y, aprovechando la oportunidad de charlar con la voz del grupo, Marcos, le planteamos una serie de dudas: la primera tan simple y estúpida como necesaria.

Sin embargo la conversación, que empieza queriendo ser una entrevista, se convierte poco a poco en un bonito alegato sobre las fuerzas positivas que mueven el mundo y el corazón de la gente que quiere cambiarlo a mejor, hilvanado todo por la destreza verbal de este músico libre de ataduras de espíritu.

Tenéis un nombre curioso y un tanto ambiguo, pues en realidad deja al lector sin saber realmente qué significa el nombre y cómo se acentúa (vinodelfin o bien vinodelfín)
Todo junto y así, sin acento. Nosotros queríamos que nuestro grupo tuviera el aliento de alguien que viene del fin, -vino del fin-. Como fin no lleva acento se lo quitamos. Nosotros quisimos llenar de ilusión este trabajo y trasmitir, a través del nombre, que el fin es una línea, imaginaria o no, que se puede traspasar. Es un mensaje de esperanza en abstracto. Pero también quisimos contagiar el nombre de ese espíritu libre que tiene la música, (en el sentido de que no marca de una forma racional lo que cada uno debe sentir o no, cada uno le pone su propia imaginación). Por eso juntamos las tres palabras, para que cada uno pudiera elegir entre varias interpretaciones. Hay quien ve un vino, de beber, y un delfín, o un delfín que vino; hay un par de interpretaciones más.

Este nombre ha dado mucho juego, no nos lo esperábamos, la verdad. Parece que la libertad de escoger provoca cierto desconcierto, y eso da qué pensar.

En vuestro haber se encuentran conciertos benéficos a favor de una u otra causa ¿cuál creéis que es el motivo que, a día de hoy, debería hacer levantar la voz a los artistas y por la que todavía no habéis participado?
No sé, hay muchas. Cuando uno ve el telediario le entran ganas de tirar la televisión por la ventana, pero el mundo bélico, injusto, hipócrita, populista y manipulador, no va a desaparecer porque no veas la tele, o porque la mires con distancia. Todo está ahí, cuando pones un pie en la calle, pertenecemos al mundo y nuestro paso por él, en una medida u otra, no es intrascendente. Si tu no dices nada otros hablaran por ti, y quizá tu silencio sea a la larga tu peor enemigo. En la calle no solo está la envidia, la sumisión, el silencio, el mirar para otro lado, también está la esperanza, la cooperación, la empatía y también el amor. Esas son las cosas que le dan sentido a la vida en nuestra opinión.

¿Qué deben hacer los “artistas” con respecto al mundo en el que viven?
Pues, como mínimo, poner de relieve las cosas y los valores que merecen vivirse. Tenemos un altavoz, tenemos la posibilidad de mostrar y darle voz a las diferentes sensibilidades humanas que no es poco.

¿Qué os gustaría hacer que no hayáis hecho como grupo?
Personalmente me motiva mucho el tema de la educación. Me parece terrible que el conocimiento, que es una herencia de la humanidad en su conjunto, no esté al alcance de todos. Todas las culturas, todas sin excepción, han intervenido en el desarrollo del conocimiento y todas merecen recibir sus frutos, no solo las potencias actuales. En fin, es bastante evidente que el sistema político mundial se sustenta gracias a la ignorancia. Una mente privada del conocimiento es una mente más manipulable.

Hablando de Seres únicos, ¿cómo se consigue que una multinacional edite otro disco en estos tiempos?
Bueno, nosotros marchamos de Warner a la salida de este segundo disco, justo cuando estábamos a punto de sacarlo. Fue una decisión tomada con el corazón. No parecía que hubiera mucho entusiasmo por su parte, y no estábamos dispuestos a que se especulara con nuestro trabajo, le habíamos dedicado mucho cuidado. Nos hemos criado en la cultura de “hazte estrella del rock” y como todos también tuvimos la tentación de ser la princesa del cuento. Pero la gracia de este camino es que tú escribas tu propio cuento, aunque este no sea fácil. Hay un poema precioso de Kavafis que hacemos propio. Dice así: Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Decís caminar sobre una línea que corre entre el indie y el Mainstream. Con todo, esa senda por la que andáis tiene dos mundos diferentes, uno a cada lado, que observáis, en cierto modo, desde arriba. ¿qué es lo que veis?
La verdad es que nosotros nunca pretendimos estar en medio de nada, nuestra única búsqueda es la honestidad emocional, tratar de contar las cosas que nos pasan, sin poner demasiados prejuicios en nuestra mente. El ser humano, en general, es muy amigo de cercar y poner límites, a nosotros artísticamente esos límites nos parecen como hilos invisibles que te atan los tobillos. De repente no te puedes mover y no sabes por qué, cuidado con los límites y las etiquetas a la hora de crear, nosotros no los queremos en el local o en casa cuando componemos. Hace mucha gracia ver como algunos juzgan de original burdas imitaciones bien enmascaradas, por el mero hecho de que conservan cierta estética preestablecidas en alguno medios. En nuestra opinión el indie vino a salvarnos de la radio formula y se convirtió en otra tiranía comercial más. ¿Por qué? Sencillamente porque no lo orquestaron músicos, sino gente que gana Dinero con la música, simplemente por eso. La música sirve para expresar vivencias, es pura higiene personal, y hay quizá tantas expresiones como personas; la originalidad es la mezcla de influencias, más o menos afortunadas, más o menos pasadas por el filtro de tu propia personalidad. Nosotros simplemente hacemos música…la que expresa nuestra forma de sentir y de ver el mundo, habrá gente que sienta y experimente el mundo de otra manera. La variedad es una de las maravillas del mundo.

¿Qué pensáis de la atención del público español en directo? A veces, sinceramente, ¿no os da la sensación de que no os escuchan?
Hay una tendencia, en el público en general, a ir a los concierto como quien va a un bar a tomar algo con los amigos, especialmente cuando se trata de salas de conciertos. (No pasa tanto si pagas 60 euros por ver a U2 en el Camp Nou). Supongo que tiene que ver con este momento social en el que la sobredosis de información obtura la capacidad de escucha de la gente, no lo sé. La verdad es que se pierde un poco la magia de un espectáculo cuando la gente no va con la predisposición de verlo. La música en directo no deja de ser algo parecido a un acto teatral.

A lo mejor me equivoco, pero, pese a ser de Barcelona y vivir al Este de la Península, hay ecos de vuestra pronunciación y frases que nos llevan al otro lado del charco, concretamente a SodaStereo (mítica banda argentina).
La verdad es que nosotros no estamos influenciados por SodaStereo a nivel vocal (sí nuestro bajista Mati y Pablo, batería, que son argentinos, aunque ellos son más de un grupo de allí, Divididos, algo más rokero). Esos golpes vienen más del flamenco. Yo cantaba flamenco con mi abuelo hasta las tantas cuando era niño. Está El Último de la Fila de por medio, y mucho Miguel Rios, lo escuchaba mucho de adolescente.

Hay un Vinodelfin eléctrico y otro acústico: ¿qué veríamos en el segundo que no tenga el primero?
Bueno, supongo que se ven más las canciones. Nosotros somos un grupo que trata de desnudar todo tipo de emociones, cuando más “puros” o acústicos son los instrumentos que usas lo humano tiene más relieve. A nosotros de todas formas nos gusta mucho la energía que se puede mover en un buen eléctrico.
Y ¿qué escucharemos en Seres únicos que no escuchamos en Perfecto en la locura?
Algo más de elaboración en los sonidos, en la producción. Es lógicamente una evolución. En mi opinión Seres únicos tiene mejores canciones, y algo del latido del grupo en el local.

Nos consta que conocéis a un mítico personaje de la escena valenciana que tiene un programa en una radio anarquista y lleva sobre su nariz unas grandes gafas de pasta…
Sí claro. Javi Perez Montes, es un buen amigo. Lo conozco desde hace muchos años. Trabajamos juntos en Barcelona. Luego él volvió a Valencia y se reenganchó en Radio Klara, en la que había trabajado antes. El club de Amigos del Crimen es un programa de música hecho con mimo, con un cuidado muy especial por, lo que podríamos llamar, las bases de la música. Lo bueno de la música es que alimenta el espíritu y siempre aparece gente como Javi que se entrega en cuerpo y alma en apoyar lo que otros meten en un cajón. Qué sería de este mundo sin los Quijotes que tratan de ir contra corriente.

Definid con cinco ingredientes de ensalada la música de Vinodelfin
Hay mucho latido, armonías clásicas de fondo, y una interpretación venida esencialmente del flamenco. Eso es algo que no se ve tanto en nuestros discos como en nuestro directo. Quizá por eso hay que venir a vernos antes de juzgar el tipo de pop que hacemos. Las influencias son muchas como para comenzar a enumerarlas, y por otro lado, como ya mencioné arriba, no nos planteamos demasiado qué y como lo vamos a hacer, simplemente lo dejamos salir.



Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.