¿Habrá que hacer las listas?”, me pregunta el compañero Andrés Verdeguer. “Pues sí”, le respondo. “Qué pereza”, remata Verdeguer.

Una temporada más, la gente de la Redacción Atómica nos juntamos para elaborar las listas de “Lo Mejor del año”. En este caso, el 2013. El que dice juntarse, dice comenzar una eterna cadena de mails. Y no es que no lo pasemos bien pergeñándolas, pero hay que reconocer que poner a todo el mundo de acuerdo y realizar el ejercicio mental de recopilar lo escuchado en los últimos 300 y pico días produce una abulia importante. Pero allá vamos.

Y la cosa se desarrolla, más o menos y a modo de resumen, de la siguiente manera:

[Enviado por Carlos]
Un poco prematuras, si he de ser del todo sincero, porque aún me gustaría meditarlas algo más. Pero ahí van.

[Enviado por Tomi]
¿De 10 o de cuántos?

[Enviado por Quique]
Lo que quieras. Después ya las juntaremos, las ordenaremos… y recortaremos si es menester.

[Enviado por Tomi]
Pero si se hace la lista entre 6 personas y todos los discos tienen el mismo valor, ¿dónde se pone el límite? ¿cuántos se eligen? ¿20? ¿50? ¿400? 100 discos de repaso del año musical me parece una barbaridad, como lista, como guía y como todo. Y además es imposible escuchar tanta música.

[Enviado por Nando]
Os envío, como cada año, mi lista. Sólo hay 5 nacionales y otros tantos internacionales.

[Enviado por Max]
Hombre Nando, ni tantos ni tan pocos.

[Enviado por Nando]
En mi opinión, se pueden oír 100 o 100.000 discos al año, pero escuchar (interiorizar) sólo se pueden, e incluso deben, pocos.

[Enviado por Echa]
Por escuchar puedes escuchar miles de discos en un año, pero eso es más “oír” que “escuchar”. Yo tengo música en el curro casi todo el tiempo pero por aislarme de las cotorras que tengo a mi alrededor. Cada vez tengo menos tiempo para escuchar música con calma como para valorar los discos.

[Enviado por Max]
Serán las ventajas, o desgracias, de ser soltero.

[Enviado por Quique]
Pues ahí van las mías. Luego siempre me arrepiento de los puestos o se me olvida alguno.

[Enviado por Carlos]
En la nacional he barrido bastante para casa, así que hay nombres que se repiten en ella y en la de C. Valenciana.

[Enviado por Max]
¿Puedo volver a enviar la mía? Es que se me habían pasado algunos fundamentales. Ah, y quitar a X, que me he arrepentido.

[Enviado por Quique]
Todavía estás a tiempo. Mañana ya no lo estarás. 😉

[Enviado por Max]
¿Y si no puntuamos? Podríamos ponerlo en orden alfabético. Yo valoro más la presentación. Cualquiera de estos discos puede picarte la curiosidad, o por su portada o por la mini reseña que le acompaña, o porque te suena el nombre del grupo. Yo no busco el disco del año, rebusco entre lo que hizo mi año musical, según mi criterio, pero prefiero sentenciar sino sugerir. Lo que hace la riqueza de la música es esta curiosidad que tenemos muchos de nosotros, paso de ranking, no los necesito para que me guíen.

[Enviado por Quique]
Porque en el fondo la gente quiere que nos mojemos. Y en realidad para eso estamos. Yo como lector sí valoro el esfuerzo de los prescriptores por poner un orden. Eso sí, yo soy el primero que sabe que muchas veces son complicados, subjetivos y esclavos del momento en que votas. Cambiaría mis listas cada día.

[Enviado por Andrés]
Lo ideal sería hacer una lista conjunta de mejores álbumes, la verdad. Lo nacional y lo internacional todo junto. Además, este año fastidia con El Mató a un Policía Motorizado y Calamaro, por ejemplo. Y no os dijo ya entre lo nacional y lo de Comunitat y no repetir.

[Enviado por Max]
¡Pero si no son españoles! ¡Es como si Vampire Weekend fuera el mejor disco UK!

[Enviado por Echa]
Pero el disco es de quien lo paga y, en España, lo ha pagado Limbo Starr. Es mi opinión.

[Enviado por Max]
Entonces saco a Daft Punk y a Phoenix de mi lista de los mejores discos franceses del año. Entiendo tu punto de vista Echa, pero no creo que la «nacionalidad» de un disco dependa del origen de su editorial o de quién lo promocione. Como Max quiero ser mejor disco internacional, porque por mucho que viva, y que este país me de comer, no dejo de ser francés, culturalmente hablando. Unos ingleses y americanos no tendrán del todo la misma visión de la música, creo yo. En fin, ahora que me lo pienso, prefiero ser el mejor guiri 2013.

Al final, y algunos mails después, pudimos completar y organizar, no sin polémicas, las dichosas listas de “Lo mejor de 2013”. El año que viene, no les quepa duda, las volveremos a elaborar.

* En este enlace puedes encontrar las listas «Lo Mejor de 2013» para la Redacción Atómica en los ámbitos Internacional, Nacional, Comunitat Valenciana y Emergentes: redaccionatomica.com/noticias/2850/lo-mejor-2013-los-120-mejores-discos-del-ano-segun-ra/.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.