Grupo: Delaporte
Sello: Mad Moon Music
Año: 2019

Hace muy poco tuvimos el placer de contar con la presencia de Sandra Delaporte y Sergio Salvi en nuestras Navidad Atómica, y como os adelantábamos en su momento, estrenarían su primer LP, “Como anoche” (Mad Moon Music, 2019), el 1 de febrero del presente año. Al fin ha llegado a nuestras manos y si bien tras escuchar sus primeros adelantos, “Azul Marino” y “Ni un beso”, ya habíamos podido intuir lo que el dúo italo-español nos tenía preparado, en este momento nuestra intuición a ser algo más que una corazonada.

Se trata de una confirmación por parte de los mismos artistas, una personalización de su sonido, ahora mucho más rápido, bailable, delimitando los géneros de los que beben, sin por ello dejar de mostrarse abiertamente eclécticos. El resultado ha sido un trabajo que se prevé de rápida aceptación, sin demasiadas ínfulas y fácilmente celebrado, tanto en el punto álgido de la noche en tu club habitual como en tus auriculares de camino a la rutina diaria.

 

En la primera reproducción las canciones se van deslizando una por una casi de manera mimética, el ritmo se mantiene incesantemente hasta que nos topamos de golpe con el final. Bien es cierto que tanto el house como el pop electrónico, dos de los principales géneros entre los que se mueve Delaporte, no incitan precisamente a la reflexión, pero resulta interesante la perspectiva que otorga una segunda escucha.

Delaporte nos propone sumergirnos y vivir en primera persona una historia de amor, un relato frenético, acorde al ritmo de los temas, donde la protagonista atraviesa las fases principales del idilio en tan sólo unas horas. La atracción inicial previa a “Vamos a la cama”, viene de la mano de “Vienes hacía mí”, pasando por la posterior confusión con “No sé qué pasó” hasta el clímax que se sucede en “Superman”. “Ni un beso” es la encargada de cerrar el disco, un corte, que sintetiza ruptura y superación en unos escasos minutos.

«‘Como anoche’ es un trabajo que se prevé de rápida aceptación, sin demasiadas ínfulas y fácilmente celebrado«

Porque esta es otra de las principales características de “Como anoche”, la síntesis, la aglomeración de un mare magnum de emociones en temas convenientemente breves (a excepción de “Superman”). No obstante, Delaporte sigue una estructura muy diferente en lo que a su carrera musical se refiere, no se conforman con el estallido de lo bailable, del éxito pasajero. La formación está entretejiendo poco a poco un trabajo cada vez más definido, más nítido, encaminándose a la consolidación de un sonido propio que, a su vez, no hará más que ampliar su radio de acción. Por ahora no nos queda más que recomendaros este soplo veraniego para atenuar lo que nos queda de la estación más glacial.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.